¡Paren las máquinas, que se le ve el liguero!

Las tonterías de los americanos llegan a límites ridículos y sorprendentes. Resulta que para los yankees esa mujerzuela enseña demasiado para ser la portada de un videojuego, y menos mal que siendo el Dead or Alive se han cortado con poner un par de buenas razones por las que el juego gana en 3D en la portada. Se deben de pensar que los niños se imaginarán cosas sucias y malvadas con ese pedacito de carne aireada que tiene la moza del videojuego.

Este no es el único hecho “cómico” (por no llamarlo penoso…) sobre la censura absurda americana, y es que hoy mismo podíamos ver también como censuraban el logo del Dead Island cargándose la originalidad del diseño. Y dando más notoriedad al jueguecito, de rebote.

Me hace gracia que sean tan estrictos con este tipo de censura cuando tienen la violencia al orden del día y duermen con una pistola bajo la almohada. Me recuerda a la película de South Park. En fin, cada loco con su tema.

Deja un comentario