Crónica de la 13ª Muestra SyFy: cierre

Todo lo que empieza tiene un final y al igual que las colas esperando para entrar en el cine de la Prensa la Muestra SyFy tiene un fin. Se cierra uno de los fines de semana más intensos para el público cinéfago de Madrid. A pesar de que quedaba un intenso día por delante con cuatro películas a lo largo de la tarde solo pudimos acudir a dos de ellas.

Muestra SyFy

El primer trago de la tarde vino desde Israel de la mano de los PAZ Brothers y su Jeruzalem (2015). Hay que ser sincero y reconocer que la cinta parte con una muy buena premisa: el apocalipsis desde el punto de vista judío o el jewishcalipse como he decidido bautizarlo. Grabada a la manida manera del found footage con la característica de simular el uso de unas Smart Glasses nos muestra las vacaciones de dos judías americanas en Jerusalem. Como es habitual en todas estas películas contamos con una primera mitad que no es más que una postal turística del lugar en cuestión, la presentación de un par de personajes del sexo contrario con el que follar sin tapujos en las largas fiestas de la noche y, esto es lo importante (se supone), pequeñas pinceladas de lo que estará por venir. Durante la fiesta más santa y solemne de la religión judía, el Yom Kippur (el Día de la Expiación y el perdón), se abrirá una de las puertas al Infierno dejando salir a la versión judía del zombie. La ciudad se verá sitiada por estos muertos alados relacionados con la figura del Néfilim (aquellos que rechazaron a Dios) y nuestros protagonistas tendrán que huir por la ciudad mientras mueren uno a uno de manera dramática. Aunque la premisa básica es muy potente y original el resultado final deja mucho que desear. No es más que otra película más cortada con el mismo patrón. Nada más empezar la película podemos saber exactamente qué pasará con todos y cada uno de los personajes con los que se cruzan y es que los PAZ Brothers gastaron al parecer toda su originalidad en la premisa. La cinta se hace tediosa y el recurso de las Smart Glasses se agota rápidamente (casi más que le manido “no pares de grabar” de este tipo de películas). En fin… una buena idea desaprovechada.

La última película que pude ver dentro de la Muestra Syfy me sacó una gran sonrisa. Absolutamente todo (2015) está dirigida por Terry Jones quien fuera miembro de los Monty Python y realizador de películas como Los caballeros de la mesa cuadrada y sus locos seguidores (1975), La vida de Brian (1979) o su magnífica y poco conocida en nuestro país serie televisiva Monty Python’s Flying Circus (1969). Si a Jones le sumamos la participación de parte de los Python, Simon Pegg y una de las últimas actuaciones de Robin Williams tenemos un interesante cóctel. La película es un trasunto de Como Dios (2003) en la que Simon Pegg obtendrá la capacidad de llevar a cabo todos sus deseos como parte de una prueba intergaláctica. Un consejo de Seres Superiores (interpretados por los Python) otorga poderes a un miembro al azar de cada raza con la que se cruzan para comprobar si son dignas de entrar en su consejo. Sin embargo, tienen unos estándares de exigencias muy altos y de más de 4.000.000 de razas ninguna ha logrado nunca entrar en el consejo. La premisa no es más que una ligera excusa para retomar el fino humor de los Monty Python y arremeter contra aspectos de la cultura británica como sus medios de comunicación o reflexionar en clave de humor sobre el bien el mal. No es la comedia del año ni será recordada salvo por los más fanáticos del grupo (o los fans de Simon Pegg) pero Absolutamente todo funciona a la perfección como comedia y si entramos en su juego pasaremos un buen rato.

La muestra cerró con High RiseMuestra SyFy (2015). La cinta, dirigida por Ben Wheatley, es una de las películas que ha levantado más pasiones y odios durante el año 2015. Aunque no pudimos estar en el cierre nos hacemos eco de los gritos a favor y en contra de la película.

El año que viene habrá más cine, más colas y, con suerte, algún Huesito de los que arroja Leticia Dolera a su público. Hay que destacar la labor de Dolera como presentadora que sabe animar a la gente, responder a un público muy guasón e incluso dejar un hueco para tratar temas como la crisis de los refugiados (por mucho que al público más hardcore, siempre según ellos, les parezca absurdo). Tras diez años presentando la Muestra uno ya no puede imaginarse el evento de Syfy presentado por ninguna otra persona y, sinceramente, tampoco creo que ninguno queramos una Muestra sin ella.

  1. Tengo curiosidad por saber cuál es el rasero que siguen para meter películas en La Muestra, porque al parecer hay cada mierda que ojo ciudao :/

Deja un comentario