Gestión deportiva de nivel en Eastside Hockey Manager

Una de las ventajas que tiene el jugador de PC es la abrumadora variedad de universos en los que puede sumergirse, especialmente cuando se trata de simuladores. En cualquier vuelta por las Steam uno se ve tentado a gestionar compañías de trenes, complejos agrícolas… posibilidades infinitas que hacen cada día más inverosímil que alguien diga que no juega.

Eastside Hockey Manager

Poniendo el objetivo en los simuladores de gestión deportiva, se ha llegado a un momento de excelente salud del género, tanto a nivel de calidad de los títulos como de popularidad entre el público más general. Por supuesto, el liderazgo de Sports Interactive resulta difícilmente discutible, ya que su saga Football Manager no para de crecer y está más que asentada en los top de ventas. Gracias a ello el estudio británico cuenta con una sólida base que le permite traer de vuelta una saga que llevaba nueve años sin recibir un nuevo título: Eastside Hockey Manager.

En efecto, si eres un fan acérrimo del hockey y te gustan los juegos de gestión deportiva, este título como mínimo te sonará. En concreto, la última edición lanzada por SEGA (bajo el título de NHL Eastside Hockey Manager 2007) data de septiembre del 2006, y probablemente a raíz de su escaso éxito comercial se cortó indefinidamente el desarrollo de la saga. Sin embargo la gran capacidad de Sports Interactive y las facilidades que ofrece una plataforma como Steam a día de hoy para la distribución han posibilitado la vuelta de Eastside Hockey Manager.

La mecánica del juego es la que cabe esperar de cualquier simulador de gestión deportiva. Tras elegir la base de datos que se desea mover, pudiendo seleccionar ligas de más de diez países y nivel de detalle a nuestro gusto, a partir de ahí generamos un perfil de mánager a partir de opciones bastante sencillas. Llegamos como mánager general de un club de nuestra elección y disponemos de múltiples opciones para emprender el camino hacia el éxito, que principalmente pasará por el criterio a la hora de reforzar el equipo mediante traspasos y la dirección de este en los partidos.

Eastside Hockey Manager

En primer lugar, la pantalla de tácticas es bastante sencilla e intuitiva, pero a su vez permite fijar una gran variedad de opciones como el nivel de riesgo en los pases, la defensa en zona o al hombre y la distancia entre jugadores. Además, puede asignarse instrucciones aún más específicas a cada jugador individualmente, quedando por lo tanto un horizonte infinito de posibilidades a la hora de diseñar el plan de partido. Y a la hora de realizar traspasos de jugadores, el juego tiene un cómodo sistema por el cual puede irse evaluando la evolución del interés del otro equipo a medida que se van haciendo cambios en la oferta de traspaso.

Otro aspecto clave es el motor sobre el que se simulan los partidos. Por supuesto, este es de tipo 2D, ofreciendo una perspectiva cenital que a fin de cuentas es más que suficiente para no perder detalle del transcurso de los partidos. Además, es posible ajustar el nivel de detalle y la velocidad con la que se reproducen los encuentros, y tomar decisiones en directo.
La inmersión en estos juegos es esencial para que la experiencia resulte gratificante, y por supuesto Eastside Hockey Manager no es una excepción, lo cual tampoco resulta extraño conociendo a Sports Interactive. Por ejemplo, los aficionados del club reaccionan cuando creen que has hecho un traspaso absurdo o que el equipo está rindiendo a un nivel inferior a lo esperable. Además, existe un flujo constante de rumores de traspasos que permite estar al día de qué jugadores están en el punto de mira del resto de equipos.

Todo viene acompañado de multitud de pantallas de ayuda que hacen que la interfaz resulte aún más comprensible, además de que en muchas de las funciones tácticas y de gestión pueden delegarse en el personal del club, haciéndose así automáticas y permitiendo una experiencia de juego menos estresante.

Eastside Hockey Manager

En cuanto a la base de datos, viene sin licencias oficiales, por lo que los jugadores aparecen con nombres distintos a los reales y los equipos simplemente tienen el nombre de su ciudad y sus colores característicos. Esto se debe a que la saga se ha relanzado de forma experimental, aunque el creador del juego ya ha hablado de que podrían hacerse con ellas en el futuro si el juego tiene éxito. En cualquier caso, la comunidad ya se puso manos a la obra y actualmente existen parches que le dan mayor fidelidad al juego en Steam Workshop.

Lo que sí puede resultar una pega para algunos interesados es que Eastside Hockey Manager viene íntegramente en inglés, aunque en ningún caso se dan textos demasiado difíciles de comprender, por lo que a juicio del que escribe nadie debería desanimarse por la cuestión del idioma, especialmente si ya está familiarizado con la terminología del hockey.

En general, Eastside Hockey Manager es un buen juego de gestión deportiva, que ofrece una gran variedad de opciones y una interfaz cómoda para quien juega por primera vez, lo cual es el principal equilibrio que ha de buscar un juego de estas características. Sin embargo, no todo es perfecto, y la versión actual presenta algunos bugs de funcionamiento que hacen recomendable guardar con mucha frecuencia para evitar sustos en forma de crashes que nos lleven a forzar el cierre de la aplicación sin poder guardar. Algo que por otro lado es comprensible dado el carácter experimental del título, de cuya acogida va a depender la continuidad de la saga, además de que el trabajo de Sports Interactive solucionando este tipo de errores suele ser impecable a medio plazo. En cualquier caso, los aficionados al hockey están de enhorabuena, porque tras años de espera tienen por fin un título que les dará muchas horas de entretenimiento, y que puede suponer el renacer de una saga con gran potencial dado el estudio que la lleva a cabo. [75]

Deja un comentario