Análisis de la serie BIT.TRIP para Wii

No os preocupéis, la frase del banner puede adaptarse a vuestras necesidades: madres/padres, abuelas/abuelos, novias/novios, perros/gatos, o vosotros mismos si vivís solos. Pero sea como sea, seguro que con BIT.TRIP experimentareis esa sensación de adicción tan propia de los 8 y 16 bits.

BIT.TRIP es una serie de cuatro juegos (con el quinto recién anunciado) lanzados en el transcurso del ultimo año para WiiWare. Son obra de los geniales chicos de Gaijin Games, a cuyo “cabeza”, Alex Neuse, tuve el placer de conocer en el pasado iDEAME.

El denominador común de la colección es el ritmo, proponiéndonos diversas maneras de seguirlo; pero hay que aclarar que no son juegos musicales, sino que se sirven del compás de los temas de fondo y los FX para dirigir la acción en pantalla. Os los describo por separado:

– BIT.TRIP BEAT recuerda a un Arkanoid lateral en tanto que debemos usar una pala para bloquear los bloques que nos llegan ritmicamente desde el otro extremo de la pantalla. Mientras que estos vienen desde todas direcciones y usando todo tipo de trucos (aceleran, frenan, rotan, cambian de tamaño, rebotan, se unen, etc.), nosotros solo podemos movernos arriba y abajo. En algunos momentos podremos modificar nuestro “cuerpo”, alargándolo, duplicándolo, o encogiéndolo, entre otros, aunque no sé si se debe a un minijuego concreto que activamos, o podemos conseguir el poder siguiendo en la fase normal.

– BIT.TRIP CORE nos deja controlar únicamente la dirección de la cruceta en la que dispararemos nuestra “arma” (una cruz en el centro de la pantalla) para alcanzar los ritmos que se mueven libremente por la pantalla, siempre siguiendo unos patrones que se complican por momentos. También conseguimos algún poder, como disparar en los dos sentidos de uno de los ejes. Quiero destacar que es el único de los “raros” (los que no son plataformas y no sé cómo definir) que incluye un indicador del nivel en el que estamos. Yo no paso del tercero. De ocho.

– BIT.TRIP VOID es quizá el más simple de este estilo. Estamos representados por un grupo de grandes píxeles (que conforman ¿un agujero negro?), y tenemos que absorber todos los puntos del mismo color que veamos, mientras evitamos los grises, moviéndonos con el nunchuck. Según engullamos, nos iremos haciendo más grandes, lo que aporta ventajas e inconvenientes; en cualquier momento podemos “canjear” nuestras capturas por puntos, recuperando el tamaño inicial. De esta manera conseguiremos continuaciones (aunque son muy caras, lo que limita mucho su uso), siendo el único de los cuatro juegos que permite retomar el nivel desde un checkpoint.

– BIT.TRIP RUNNER es el más divertido y el que mejor simboliza esa adicción que caracteriza a la saga. Tomamos el papel de CommanderVideo, protagonista también del resto de entregas en mayor o menor medida, en un plataformas que empieza suave pero que rápidamente se vuelve frenético. El personaje corre automáticamente hacia adelante, y nosotros deberemos saltar, deslizarnos, dar patadas y utilizar trampolines para evitar que se choque con cualquiera de los psicodélicos elementos de los escenarios. Cuando esto ocurre, volvemos al comienzo del nivel, perdiendo los lingotes de oro y bloques para cambiar de modo conseguidos.

Es el único de los cuatro que permite elegir el nivel a jugar (una vez superado, claro), de entre los doce (el ultimo es un jefe) que contiene cada uno de los tres mundos.

Un elemento común a todos, pero tratado de manera distinta, es el cambio de modo. En los tres primeros se consigue al no fallar bloques para llenar la barra correspondiente, y en RUNNER al coger unos símbolos especiales distribuidos por el nivel. Cambiando de modo no aumenta la dificultad, sino el número de pistas que suenan y los efectos especiales que se muestran; lamentablemente, la pantalla puede llegar a ser indescifrable entre el fondo y bloques que debemos devolver en BEAT.

En los tres primeros oscilamos entre el nivel nulo? (previo al Game Over, y en el que la imagen pasa a blanco y negro), y varios como mega, hiper o súper. En RUNNER, conseguir todos los lingotes de oro y los bloques de modo en cada nivel nos recompensa con una fase extra (es decir, duplicamos el número de niveles), de aspecto totalmente 8 bits y dificultad endiablada. Todavía más, quiero decir.
Ah, importante: si podéis jugarlos en un monitor o televisor que dé 100 Hz o más, mucho mejor, dado que se trata de objetos pequeños moviéndose rápidamente (vamos, como la letra pequeña de los anuncios).

btb4

BIT.TRIP es un conjunto de experimentos interesantes, que se desmarcan completamente de la gran mayoría de los catálogos a los que estamos acostumbrados. Toda la serie juega con los colores, las formas, la velocidad, el tiempo, y la musica, para mantenernos enganchados incluso sin los argumentos de thriller de hoy en día (ninguno tiene nada más allá de unas frases iniciales en plan filosofía barata) ni los gráficos apabullantes de un triple AAA. Rematan la jugada con diversas posibilidades multijugador (BEAT y VOID hasta cuatro jugadores, CORE hasta dos) y tablas de clasificación, a cuyos primeros puestos es casi imposible aspirar.

Y son baratitos: seiscientos puntos los tres primeros, y ochocientos el ultimo.
Yo os aviso. Si os ponéis a jugar, que sea con tiempo, y sobre todo con autocontrol. Sino, podéis tiraros varias horas repitiendo aquello de: “venga, una más”.

PD: Bonus track, para que os sumerjáis todavía más en los juegos:

PD2: No quiero dejar de colgar esta foto (de este post), menudas pintas (XD):

Piezas

Deja un comentario