Análisis de Alien Breed 3: Descent para PS3




Tras largo tiempo sin saber nada de ellos, Team17 vuelve con Alien Breed 3: Descent, un nuevo capítulo de su saga de terror espacial en el que, a pesar de no ser un portento gráfico, demuestra precisión y lógicas en las cosas evidentes que todo juego debería tener.

Alien Breed 3 pone final – o no – a la saga espacial donde deberemos luchar por nuestra supervivencia frente a un horda de aliens, un ordenador desquiciado y una nave hecha trizas en este remake del juego original para PC.

En esta entrega nos pondremos de nuevo en la piel de Conrad, el jefe de ingeniería de la nave Leopold, que tras chocar con una nave gigante y aparentemente fantasma, intentará salvar la vida, ya que las 2 naves se dirigen sin control contra el planeta que tienen delante. En nuestra aventura por sobrevivir, contaremos con armas, créditos y munición esparcidas por cadáveres, que podremos registrar, o el suelo de la nave, además de unos terminales Intex donde podremos comprar munición o mejoras tanto en armas, como objetos o nuestro personaje.

El juego tiene una vista isométrica donde podremos girar la cámara en las 4 direcciones que queramos para poder tener visión de todos los huecos del mapeado. Los mapeados, llenos de detalles, nos pone realmente en una nave que se aguanta por los pelos: las explosiones son constantes, los derrumbes, caminos cortados y problemas eléctricos es lo mínimo que nos encontraremos por el camino. A todo esto, hay que sumarle una horda de aliens hambrientos, un ordenador con complejo psicópata y la falta de visión u orientación.

Jugablemente he encontrado a este Alien Breed 3: Descent muy bien, si bien los escenarios en que jugamos con la cámara más cercana y las animaciones se notan pobres en detalles y movimientos; en cuanto a los detalles de los decorados, la inteligencia de los desastres y los sonidos son realmente buenos.

La ambientación es angustiosa si jugamos a oscuras, ya que oír de fondo las alarmas de supervivencia distorsionadas por falta de energía es un detalle que, sinceramente, en pocos juegos se ve. La dificultad es media, en ciertas partes se complica pero no da muchos problemas, haciendo que pasarte los 5 capítulos del juego sepa a poco, tal vez un par de capítulos mas se hubieran agradecido.

Lo mejor, sin duda, los detalles sencillos e humildes que hacen que el juego tenga una ambientación vista en cualquier película de ciencia ficción, así como el regustillo de la película Alien que impregna todo el juego. Un punto negativo es la corta duración y gráficos mejorables.

En pocas líneas, Alien Breed 3: Descent esun juego sencillo y recomendablez que sirve, al menos para no saturarse con tanto triple A y para los amantes de las películas de ciencia ficción, donde verán reflejados más de una en su planteamiento. [8]

Deja un comentario