Análisis de BlazBlue: Continuum Shift (Xbox 360)

null

Cuando le escribí al artista de la casa un correo pidiéndole un gráfico para el presente análisis, su respuesta fue simple y concisa: “Al final vamos a tener que volver a los juegos 2d…snifff….”. Y no le falta razón. Una de las cosas que han quedado cristalinas esta generación es que hay algunos géneros que se mueven mejor en dos planos que en tres. Los grandes juegos de lucha de los últimos años y los que están por venir (¡qué rico el Marvel vs. Capcom 3!) muestran todo su potencial y atractivo en escenarios realizados con sprites.

Continuum Shift no es un título original, sino una especie de Super o EX de un título del pasado año apellidado Calamity Trigger. Nuevos personajes, modos de juego e historia para completar un juego de lucha no muy conocido pero con potencial más que suficiente para pelear con los grandes. El sistema que los creadores de los Guilty Gear han idea para el combate de los BlazBlue es bastante sencillo: cuatro botones para los golpes permiten realizar todas las técnicas. Además, para los novatos o los pequeños de la casa existe un modo llamado Principiante que nos permite saltarnos medios giros adelante y atrás y otras combinaciones complejas para realizar los combos, simplemente machacando sin tregua los botones.

Ahora bien, para los jarcores que se inician es obligatorio pasar por el entrenamiento, donde se aprenden desde las técnicas básicas hasta los movimientos especiales de cada personaje. Y aquí nos centramos en otro de los aspectos más agradables de Continuum Shift: cada personaje es un mundo. Es tal la variedad de técnicas de combate que será necesario dejarse los dedos para sacar el máximo potencial a cada luchador.

Pero BlazBlue no es sólo potencial, también belleza artística y fluidez en el control. El juego es tremendamente suave al tacto, con unos gráficos tremendamente detallados tanto en escenarios como en personajes. Animaciones, efectos y toda la parafernalia visual, con grandes toques de anime en las secuencias previas a cada combate, tienen un nivel sobresaliente. Y lo mismo podríamos decir del audio, con la posibilidad de escuchar las voces originales japonesas y leer los subtítulos en castellano.

Si a todo este paquete le añadimos un cholón de modos de juego (Arcade, Versus, Historia, Legión, Desafío normal y por puntos…) y que el componente multijugador funciona con robustez, permitiendo comparar puntuaciones o grabar combates para vergüenza ajena, tenemos un juego largo, completo, complejo y que, a pesar de ser una versión extendida de un juego que apenas tiene un año, tiene toda la presencia y toda la pinta de que va a ser uno de los referentes de los juegos de lucha en los próximos años.

  1. Joer… venía de la música del trailer de Crysis y casi me da un soponcio con la de este XDDDD… minuto 1:16 Bayonetta… minuto 1:25 … Candy Candy!!! … va, que me estoy flasheando!!!

    No en serio… está mejor que el Super Street Fighter IV esto?

  2. Aunque sean el mismo tipo de juego, creo que no son comparables. Ambos son el mayor exponente en sus categorias, … sfiv en la lucha 3d, y blazblue en la 2d.

    Si te gustan los juegos de lucha son un musthave. Luego ya entraran los gustos de cada uno en cuanto a modos de juego, personajes, etc… donde personalmente me quedo con SFIV.

Deja un comentario