Análisis de Blur para Xbox 360




Blur es de esos juegos tan directos que o te enganchas o lo acabas crucificando. Y no porque su jugabilidad o concepto sea demasiado extremista. Su apuesta es bien simple: Carreras con power ups. La misma fórmula vista en juegos como Mario Kart o WipeOut se combina aquí con coches contemporaneos (Corvette, Clio, Hummer…) en una mezcla que, aunque visualmente choca, a efecto jugable ofrece las mismas sensaciones que los mil y un juegos de Karts que se han visto tantas veces.

Así, el juego de Bizarre Creations no se hace antipático al mando, al contrario, no te costará nada asumir el control de los bólidos que Blur contiene. A nivel gráfico sí que habrá más choque – ¿Coches reales usando power ups? – pero no tardarás demasiado en asimilar la propuesta producida por Activision.

Tanto el modo historia repleto de pruebas – carreras, contrarelojes, enfrentamientos individuales… – como el modo multijugador que permite llegar y jugar en pocos segundos basan la progresión del jugador en el número de fans que se consiguen. Estos fans se pueden considerar como algo similara los Kudos que Bizarre había propuesto en Project Gotham Racing.

Gráficamente no está mal, destacando cosas como los efectos de luz o la sensación de velocidad, aunque no resulta espectacular. El juego cumple el trámite, está totalmente localizado al castellano y tiene detalles remarcables, como en el rapidísimo sistema de matching multijugador. Además, hay toques curiosos, como cuando regreses a Blur en tus enésimas partidas te encontrarás con una secuencia al estilo teleserie “Anteriormente en Blur” que te recordará tus últimos logros y modos de juego desbloqueados.

Por desgracia, Blur no acaba de levantar el vuelo y no consigue brillar. Es divertido, eso es incuestionable, y no te costará nada echarle muchas partidas para desbloquear logros y demás pero es que lo que se vende la fórmula como algo nuevo, mis dedos y mi cabeza de jugador lo recuerdan con demasiada familiaridad. Aunque previamente, en mi consola, fuera controlando a un mono, una tortuga o un fontanero

  1. Pues a mi me encanta, por fin un “Mario kart” en condiciones para xbox y no el pastelazo de sonic allstar racing, que te provocaba dolores de cabeza entre la musica machacona, los colorines y escenarios sobecargados..

  2. He tenido la suerte de que me tocara en un concurso, asi que en un par de dias podre dar mi opinion, pero el juego parece cuanto menos muy entretenido. Eso si, mejor cojerlo sin muchas más pretensiones que la de pasar un buen rato…

  3. La demo multiplayer era realmente buena, con una velocidad como dice Kristian rápida a la hora de encontrar partidas y sobre todo esos 20 contra 20 creo que eran que desde luego impresionaba.

  4. donde este mario kart….., lo demas es un intento de igualarlo, y lo del video me parece a mi que han metido la pata, por que sihay algo que ha mi me gusta es que unos muñecajos “infantiles” (como mucho los llaman) puedan ser tan cabro….., por que un juego que va de serio como es este y sea de carreras a lo gonzo, no me dica nada

    • pues para mi es un vicio de juego, es como un wipeout, pero con oches en vez de naves ( que a mi me molan mas las naves que conste), y pica bastante

  5. hmm. yo es q probe la demo y no me gsuto nada… lo mismito q split/second… caca.

    me quedon con mi repertorio actual del tipo de juego hasta nuevo intento: PS3 – wipeoutHD, 360 – Paradise, Wii – Mario Kart.

  6. Pingback: Akihabara Blues

Deja un comentario