Análisis de Bug Wings para iOS


Hay juegos de todo tipo en la cada día más extensa App Store. Lo último es este juego llamado Bug Wings, de DR Studios, en el que controlamos ni más ni menos que a una mariquita.

Resulta extraño controlar a este tipo de insectos en un videojuego, teniendo la opción de elegir entre cuatro personajes de diferentes colores, pero que no presentan ninguna diferencia a nivel jugable. El juego consiste en movernos por un entorno de nenúfares en una especie de lago, teniendo siempre la dificultad de caer al agua. Nuestro objetivo es conseguir polen en forma de objetos y estrellas de colores, y una vez logremos hacerlo tenemos que aterrizar con seguridad en uno de los nenúfares que podemos encontrar en el lago. El juego tiene gráficos en 3D de una calidad bastante buena, y podemos mover a la mariquita por el escenario de dos formas diferentes: o bien tocando la pantalla para darle la dirección, o de la forma más interesante, que es utilizando el acelerómetro.

Entrando a valorar Bug Wings, resulta bastante entretenido, que al fin y al cabo es lo que se busca en un juego para iPhone. Además del modo individual, que incluye 24 niveles divididos en 4 bloques, hay un modo multijugador del tipo pasar el teléfono o iPod entre hasta cuatro amigos. El juego es corto, ya que los niveles del modo individual se pueden finiquitar en poco más de una hora contando con que al principio nos cueste adaptarnos. Al principio frustra porque resulta complicado hacerse con el control de la mariquita y acabamos frecuentemente en el agua o pasándonos de largo de nuestros objetivos. Pero con un poco de tiempo la cosa empieza a marchar mejor y podemos centrarnos más en las dificultades que nos ponen los niveles en sí. Aún así, el control hace difícil mirar con buenos ojos el juego.

Mi impresión es que no merece la pena pagar 1.59€ por este juego, y más teniendo en cuenta lo que hay para iOS por un precio igual o menor. La razón es que Bug Wings es un juego corto, y aunque su mecánica es simple, el control hace que sea prácticamente imposible disfrutar de él con calma. Y es que en un juego para nuestro iPhone o iPod se suele buscar algo práctico, y Bug Wings resulta bastante frustrante debido a su control. Aún así, me parece justo valorar el buen diseño en 3D de los escenarios y la idea del juego, que podría dar mucho más de sí con un sistema de control mejorado.

Bug Wings, de DR Studios, viene en inglés y está disponible para iPhone 3GS o posterior, iPod de tercera y cuarta generación y los dos iPad. Su precio es de 1.59€.

Deja un comentario