Castlevania: LOS es un paso adelante para la saga

Supongo que los madrileños de MercurySteam sabían perfectamente en qué jaleo se metían cuando se pusieron a cargo del desarrollo de Castlevania: Lords of Shadow. Daba igual el resultado, que con el tiempo se ha revelado como notable. Las hostias les iban a caer igual: un Castlevania nunca podrá ser igual en tres que en dos dimensiones.

Y podríamos discutir ahora hasta qué punto Lords of Shadow es o no un Castlevania, pero omitiré mis argumentos para el final con el claro objetivo de que leáis el análisis antes de que los fanboys se acuerden de mi madre en los comentarios.

Castlevania: Los señores de la oscuridad, nos pone en el papel de Gabriel Belmont, un miembro de la hermandad de la luz, que debe vengarse de la muerte de su amada a mano de los Lords of Shadow. La historia goza de gran importancia en el desarrollo de la trama, a pesar de algunos fragmentos insustanciales durante el desarrollo del nudo argumental, lo que deriva en la ingente y masiva inclusión de secuencias de corte que pueblan el juego.

El desarrollo, aunque por los vídeos y lo que opina el pueblo llano, parece ser el de un hack’n slash contemporáneo y goza de puntos en común con God of War 3, va algo más allá del clásico machaca-enemigos. Si tuviera que definir Castlevania: Lords of Shadow lo haría como una mezcla de God of War con Prince of Persia, con cierta inspiración gráfica en Uncharted, que no olvida en ningún momento los gloriosos orígenes de la saga que le da nombre y todo ello aderazado con toques de Shadow of the Colossus y puzzles capcomnianos.

Castlevania Lord of Shadow

Sin embargo, y emulando a un Sancho Panza de barrio con los refranes, el que mucho abarca poco aprieta y en ello reside uno de los problemas que encontramos en el juego español. No consigue captar la profundidad máxima en ninguno de los aspectos y, aunque es cierto que no anda muy lejos en la parte del combate, hay algunos momentos en los que no se sabe muy bien si ha querido ser un plataformas con exploración y combate o un juego de lucha con puzles tirando a absurdos y aderezado con la mitología de la familia Belmont. Además, la ya mencionada abundancia de secuencias de corte juega en contra del ritmo del juego y en ocasiones le falta intensidad y tensión para convencernos de su potencial.

Hay, no obstante cosas que las hace muy bien. La evolución de Gabriel es prácticamente perfecta. De un atolondrado luchador que apenas sabe controlar la Cruz de Combate a un poderoso guerrero que dispone de un enorme número de combos, armas secundarias y poderes mágicos. La progresión a lo largo del juego es simple pero muy efectiva. Basta con avanzar y cambiar la experiencia, conseguida en base a los mandobles que demos y a los puzles que resolvamos, por nuevos movimientos o poderes en el menú principal.

Dicha progresión afecta no sólo a la lucha, sino a la estructura completa del juego. Los Castlevania han sido siempre juegos de exploración en los que encontramos una puerta que no podemos abrir y que tendremos que visitar de nuevo con los poderes mejorados. En esta ocasión, el desarrollo del juego está basado en episodios, cada uno de ellos dividido en varios capítulos de no muy larga duración. Al final de cada uno de ellos podemos observar las estadísticas y recopilar la información de los objetos que hayamos o no encontrado. Lords of Shadow te insta a rejugar los capítulos ya culminados para descubrir todos los secretos. En muchos puntos del mapeado veremos un objeto, una puerta o un abismo insalvable que podremos revisitar cuando Gabriel sea más poderoso. Y si le añadimos que al completar cada capítulo podemos intentar hacerlo de nuevo superando un determinado reto (acabar con equis enemigos, no utilizar las fuentes verdes, completarlo en cierto límite de tiempo…) Lords of Shadow se convierte en un título con mucho valor rejugable.

Castlevania Lord of Shadow

Analizando paso a paso las partes que lo componen podemos indicar que si los combates con los jefes finales son de sobresaliente (mención especial para los Titanes), los combates son de notable, las partes de lucha de bien y los puzzles de aprobado. Respecto al combate más genérico nos enfrentaremos con hordas de vampiros, licántropos, trolls, arañas gigantes y enemigos tan clásicos de Castlevania como los Golem o los Gremlin. Y aquí pondré el toque nostálgico indicando que casi se me cae una lágrima cuando vi a esos rechonchos querubines infernales lanzándome bolas de fuego. En un principio contamos únicamente con la Cruz de Combate para acabar con todos ellos, pero poco a poco iremos desbloqueando armas secundarias como las dagas arrojadizas o las hadas y, por supuesto, las magias de la luz y la oscuridad. Con la primera activada recuperamos energía repartiendo estopa a los rivales; con la segunda imprimimos mayor fuerza a nuestros golpes. Progresivamente e intercambiando puntos de experiencia conseguiremos desbloquear los combos más potentes que nos permitirán que nos pasemos por la piedra a todo bicho, viviente o no.

En cuanto a los fragmentos más de exploración y plataformeros, la inspiración en Uncharted y los Prince of Persia de PS2 parece evidente, pero Lords of Shadow palidece en la comparación. La fluidez de los saltos y la rigidez de la cámara, dos problemas técnicos, juegan en contra de un diseño de escenarios más que acertado. Existen además diversos problemas de percepción, tanto por el dramatismo que se ha intentado imprimir con algunos ángulos de cámara como por la abundancia de paredes invisibles en lugares que parece no haberlas. Otras decisiones, como el que descender hasta abajo con la Cruz termine siempre con el slow motion de nuestro cuerpo cayendo por un abismo resulta algo frustrante. Por último debemos señalar con el dedo índice los puzles que, si bien no son muchos, si son en su mayoría poco acertados y rozan el chiripismo en su consecución. Afortunadamente y, supongo que conscientes de su dificultad, nos han ofrecido la posibilidad de pasar de ellos a cambio de no obtener puntos de experiencia, lo que es una solución válida para todas las partes.

Castlevania Lord of Shadow

A nivel técnico podríamos decir muchas cosas, tanto buenas como malas. Basta con ver los vídeos y las imágenes que acompañan este análisis para darse cuenta de que Castlevania: Lords of Shadow es una obra punta de ingeniería. A nivel de texturas, iluminación, ambientación, diseño de escenarios y, para mi gusto lo mejor, diseño de enemigos, es uno de los títulos más poderosos del mercado. Sin embargo la cámara fija dista de ser perfecta, no por mantenerse en determinado ángulo para seguir la acción, sino por todo lo contrario, porque cuando se mueve lo hace a trompicones. Estamos acostumbrados a cámaras fijas en otros títulos y, sinceramente, es una solución preferible al “dinamismo” de los planos de los Ninja Gaiden, por poner uno de los peores ejemplos posibles.

Otro merecido aplauso va para la ambientación sonora, con un score sobresaliente y digno de una mega producción jolibudiense. En cuanto a las voces, se ha contado con la de tres grandes estrellas del mundo del cine: el escocés Robert Carlyle en el papel de Gabriel; el no menos mítico Sir Patrick Stewart que da voz al mentor de Gabriel, Zobek, y que además es el narrador del juego; y Natascha McElhone que da voz a Marie, la esposa de Gabriel. El juego, a pesar de estar desarrollado en estas tierras hispánicas, está traducido al castellano, pero no doblado, por lo que tendremos que conformarnos con las voces originales. Y ya que estamos, para la segunda parte y puesto que los amigos de MercurySteam puede que tengan los oídos más abiertos a las críticas que los estudios de Sony en Santa Monica, les diremos muy fuerte que digan NO al reverb en las voces de los personajes míticos. Basta con que el actor de doblaje tenga la voz grave, no hace falta que el sonido retumbe como si gritáramos eco, eco, eco.

Castlevania Lord of Shadow

Y como prometíamos al comienzo del análisis falta hablar sobre si Lords of Shadow es o no un Castlevania o si los fans de la saga se pueden sentir o no defraudados con él. Bajo mi punto de vista es un nuevo, y prometedor, comienzo para una saga que posiblemente derive en super producción tridimensional para consolas de televisor y en clásico bidimensional para máquinas portátiles, bazares y stores. Y si pensáis que no os he dado mi opinión, me voy a mojar hasta el cuello: para mi gusto tiene mucho de Lords of Shadow y bastante menos de Castlevania. El clásico de Konami es un juego en el que prácticamente toda la acción tiene lugar en un laberíntico castillo que debemos explorar decenas de veces para progresar, para sacarle todos sus secretos y que obliga incluso a que aparezca la diosa fortuna para conseguir las armas y equipamientos necesarios para sobrevivir. En Lords of Shadow el castillo es prácticamente un elemento secundario, el revisitar escenarios no es una necesidad sino una opción y la diosa fortuna tiene poco que ver con las armas y poderes que vamos logrando. Se inspira en el clásico, es obvio, y tiene muchos elementos tomados directamente de él: enemigos, armas, ideas. Pero si yo ahora mismo me pongo a dibujar el Guernika en el cuaderno que tengo delante nadie se atreverá a afirmar que es un Picasso. Se puede parecer más o menos (si conocéis mis dibujos diréis que mi estilo es más de Miró) pero nunca lo será.

Sinceramente toda la discusión da un poco igual: MercurySteam ha sido capaz de alcanzar uno de los logros más complejos que quedaban: hacer que la saga dé ese paso necesario que no había conseguido en anteriores incursiones en las 3D. Se abre así un futuro esperanzador tanto para ella, como para Konami y, por supuesto, para el estudio madrileño.

  1. Di que sí, antes muerta que… borrego! XDDD

    (Lo digo por lo de Kojima)

    Gran análisis.

    PD: Esta jodiéndome toda la mañana un “Data Base Error nosequé” para comentar en el blog (el foro no problem).

  2. muy buen analisis, esperemos que no lo dejen de lado este juego y metan DCL (almenos alguno gratis) con curiosidades tipicas de los castlevanias (que eso si que echo demenos en este, los secretos y curiosidades)
    eso si deverian de meterle un modo para escoger otro personaje en un modo contra enemogos(no se si me explico bien pero esque con el jaleo que tengo no pienso mu claro)
    por otro lado espero que cuando me haga el 110% salga algo aparte de un logro

  3. A mi el demo me dejo un poco frio pero me hare con Lord of Shadow antes o después, pues es obvio que tiene cosillas de gran titulo. Además, todo lo que sea homenaje a Shadow of the Colossus me gana…

    • Ese es el gran problema que arrastraria cualquier Castlevania en la actualidad. Pero yo creo que ha sido necesario para adaptarse a los tiempo que corren, porque yo no concebiria actualmente un Castlevania donde todo sean habitaciones y entornos cerrados.

  4. Pingback: Nintendo vuelve a tocar la Ocarina | Akihabara Blues

  5. Pingback: [Gamelab' 11] Resumen conferencias 3º dia

  6. Pingback: Crónica de las jornadas iDÉAME 2012

  7. Pingback: Diario de un blogger en el E3 2012: Día 2

  8. Pingback: Recorrido de la demo del E3 2012 de Castlevania Mirrors of Fate

Deja un comentario