Análisis de Create (Xbox 360)

null

En el mundo uno se encuentra con dos tipos de juegos de puzles. Los primeros exigen rapidez a la hora de pensar, los segundos obligan a exprimirse más la cabeza pero nos permiten un acercamiento a un ritmo menor. Create, lo penúltimo de EA, pertenece al segundo tipo de puzles, con clara inspiración en juegos como Crazy Machines y otros títulos de dispositivos portátiles (incluidos móviles Symbian) en los que usamos cacharrería para resolver problemas de lógica. Si a los puzles de objetos le sumamos algunas características de personalización a lo Little Big Planet, salvando la enorme distancia cualitativa, tenemos Create.

Create está dividido en varios mundos temáticos, un zoo, un parque de atracciones, el espacio, y en cada uno de ellos se nos proponen una serie de puzles, hasta sumar la nada despreciable cifra de 140 desafíos, aunque todos sabemos que cantidad y calidad son sinónimos casi exclusivamente en términos anatómico-sexuales. La mayor parte de los puzles implican mover un objeto de una parte a otra de la pantalla utilizando los objetos que nos den: rampas, vigas, globos, ventiladores, cohetes… En un principio las soluciones son muchas y obvias y según progresamos en el juego empiezan a ser pocas o únicas, pero también obvias. Es decir, que es sencillo hasta decir basta y tanto por su dificultad como por su acabado visual Create es un juego apropiado para los más pequeños de la casa, aunque lo políticamente correcto sería reseñar que se trata de un juego “para todos los públicos”.

En cuanto a la inspiración Little Big Planet aparece en la decoración de los niveles y los elementos para compartir con la comunidad. Cada nivel está vacío y podemos añadir colores, texturas, objetos, fondos, músicas. Según progresamos coleccionamos más posibilidades. Nuestras creaciones pueden ser subidas a los servidores de EA, así como podemos descargar las de otros jugones. Asimismo podemos crear retos, compartirlos con los demás, modificar creaciones de otros y otras posibilidades (nota: los usuarios del llamado Xbox Live Gratuito pueden hacerlo sin necesidad de cuenta gold). Obviamente, Create carece de las posibilidades de creación de la obra de Media Molecule y por establecer una metáfora, sería más bien como un cuaderno infantil en el que puedes colorear los dibujos.

Aparte de su sencillez podemos encontrar otros problemas que afectan a la mecánica del juego. En primer lugar la cámara, muy lejana, que impide observar correctamente la acción, muchas veces tapada también por los continuos menús. Otro problema radica en la precisión del control. Algo que en una pantalla táctil como la de la DS o iPad, o incluso con un ratón, habría sido sencillo de controlar, se convierte en algo cercano a una pesadilla con un pad de control: menús que desaparecen, objetos que quedan debajo de los menús, imprecisión a la hora de determinar las posiciones de los objetos cuando es necesaria cierta exactitud. En general, un interfaz poco intuitivo e inapropiado para el público al que está destinado.

No me cabe duda que Create hubiera funcionado mejor en un iPhone o una DS de lo que lo hace en una 360, donde se convierte en un juego totalmente simplón, poco intuitivo y en el que sus muchas limitaciones pesan más que algunos retos satisfactorios que puede presentar.

Deja un comentario