Con Fat Princess Adventures te quedarás con hambre

No creo que se contaran por cientos los jugadores que esperaban impacientes la última obra de Fun Bits Interactive (antiguos Titan Studios) pero Fat Princess Adventures terminó llegando en exclusiva para PS4 durante la última PlayStation Experience y el nombre de sus creadores no es lo único que ha cambiado en esta franquicia.

Fat Princess Adventures

Del multijugador competitivo de las primeras entregas para PS3 y PSP al multijugador puramente cooperativo para PS4. La nueva faceta cooperativa de la franquicia recuerda a los trabajos de Arrowhead en Magicka, Helldivers o Gauntlet, por desgracia los de Seattle no han conseguido el nivel de excelencia de otros compañeros de género.

El principal problema jugable en Fat Princess Adventures es la falta de profundidad en su jugabilidad, que se basa únicamente en aporrear cuadrado y triángulo para usar los dos tipos de ataques que pueden usar cada una de las 4 clases disponibles para superar una campaña con un diseño algo confuso en el que completar misiones secundarias poco inspiradas y bastante monótonas mientras rescatamos a las princesas de las manos de los goblins.

Conviene decir que en solitario este juego no podría ser menos recomendable, dura lo suficiente como para que se convierta en una tortura avanzar a lo largo de sus distintos niveles derrotando hordas de enemigos que reaparecen con prontitud. Para intentar otorgar cierta variedad al título se le han añadido algunos elementos RPG como la consecución de piezas de equipo y armas con habilidades distintas como prender fuego a los enemigos o envenenarlos, ciertamente este añadido salva un poco al juego si somos aficionados a acumular equipo cada vez mejor a lo Diablo.

Todos esos problemas de concepto que comento se solucionan con un recurso fácil, el juego cooperativo que todo lo arregla, además hay que agradecerle a la gente de Fun Bits Interactive el saber hacer en este apartado, ya que se puede jugar en local y en online con amigos y desconocidos mezclando ambas opciones en las partidas y por lo general funciona perfectamente el juego en cooperativo.

Fat Princess Adventures puede terminar siendo tan divertido como nosotros queramos y en función de los amigos que podamos reunir, lo cual dice mucho y poco bueno de este exclusivo de PS4. Si conseguís convencer a unos amigos para que se hagan con él al mismo tiempo que vosotros podréis sacarle unas cuantas horas de risas que vienen dadas por una campaña larga y el modo arena que se añadió mediante una actualización gratuita posterior al lanzamiento y en el que podemos combatir oleadas de enemigos sin parar obteniendo por le camino cada vez mejores objetos.

Destacable es también el humor que conserva de títulos anteriores y que potencia el interés de esta franquicia, además viene con un doblaje la mar de trabajado que nos ayudará a sobrellevar los momentos más monótonos, incluso cada tipo de enemigo tiene chistes únicos, no son la apoteosis pero hacen de Fat Princess Adventures un juego un poco más simpático y llevadero. [60]

Deja un comentario