Análisis de Final Fantasy: The 4 Heroes of Light para Nintendo DS/DSi




Square-Enix no quiere dejar las versiones de la saga Final Fantasy en manos de las grandes consolas y PCs, por ello, nos trae la última versión de la incombustible saga para Nintendo DS/DSi: Final Fantasy: The 4 Heroes of Light.

En el pequeño reino de Horne, Brandt, nuestro protagonista debe superar la prueba que lo reconoce como adulto de la mano de su Rey. Pero al llegar a la sala del trono, el monarca está preocupado por el rapto de una de sus princesas. Brandt aceptará el encargo de rescatarla. Durante la aventura se encontrará con 3 jóvenes más, que a pesar de no estar de acuerdo en todo, irán limando asperezas para acabar formando un equipo invencible.

Bajo una premisa clásica, nos encontramos un nuevo Final Fantasy de bajo nivel, que parece estar dirigido a las nuevas generaciones de jugadores. El aspecto general es muy cartoon que no deja entrever algo serio. Como siempre, podremos usar magias y ataques físicos, así como el uso y mejora de objetos,

Los sombreros que consigamos durante el juego, normalmente tras un combate o en un cofre, son los indicativos de la profesión de nuestros pj’s. Al ponernos el sombrero de White Mage, por ejemplo, nuestro personaje ya estará capacitado para usar magia blanca o magias curativas.

Los combates se basan en una rejilla de 6 huecos en los que deberemos asignar una acción o magia a cada hueco, durante los combates simplemente deberemos picar la opción que deseemos para que el personaje la ejecute. Tras cada combate los monstruos sueltan objetos y piedras preciosas de diferentes formas que se usan para mejorar tanto objetos como sombreros. Simplemente deberemos encajar la cantidad de piedras por ranuras, con la misma forma, que veamos en dicho objeto.

El tiempo que transcurre es importante, ya que durante el día aparecerán ciertos monstruos, localizaciones o personajes y durante la noche aparecerán otros. Esto afecta incluso en los pueblos, ya que la vida diurna es más activa que la nocturna. Como siempre, tendremos a nuestra disposición las posadas donde recuperar energía, almacenes donde guardar objetos debido a nuestro limitado inventario, talleres para mejorar objetos etc.

Tenemos la opción multi-jugador para poder jugar cooperativamente y poder ganar premios especiales que de otro modo no podrás obtener. Esta es una forma de poder acceder a zonas que de normal no podríamos y al mismo tiempo obtener jugosas recompensas.

Gráficamente Final Fantasy: The 4 Heroes of Light es muy infantil, deduzco que debido al público al cual va dirigido. Las músicas son correctas, sin grandes alardes y la jugabilidad me ha parecido liosa, así como el acceso a los menús o oopciones de estos, aunque esto último sea debido a mi falta de experiencia con la consola de Nintendo.

El punto negativo se lo lleva la traducción, está íntegramente en inglés en nivel medio-alto y estando dirigido a los más jóvenes encuentro que algunos diálogos son de demasiado nivel para estos. La dificultad es, en ocasiones, incompresiblemente alta, ya que encontrar la ruta que debes seguir para avanzar suele ser el principal problema. Las limitaciones en cuanto a opciones o los liosos menús llegan a estresar para simplemente poder pasar un objeto de un personaje a otro.

El punto curioso lo pone el inicio. Cuando tu equipo ya está formado, se divide en 2 para jugar en 2 localizaciones diferentes con mini-equipos de 2, hasta encontraros de nuevo, jugando en ambos lados.

Personalmente Final Fantasy: The 4 Heroes of Light me ha decepcionado, ya que esperaba algo más serio o épico. Si miramos que es para los más jóvenes o fanáticos de la saga, la cosa mejora sustancialmente, pero fallos en el nivel de inglés, dificultad o limitaciones hacen que la cosa no mejore mucho. [6]

Deja un comentario