Las Chicas Son Guerreras… Pero poco

Buenas de nuevo a todos, en esta ocasión me dispongo a analizar el juego de XBLA Girl Fight, procedente de la compañía Kung Fu Factory, los mismos del F2P Spartacus (interesante experimento con bastantes fallos técnicos). Comencemos por el principio, y el principio es quizás lo que más me gustó de todo el juego. Concretamente cuando aparece la palabra Microprose en el centro de la pantalla nada más empezar la carga.

Microprose, palabras mayores en la Industria del videojuego, patria chica de Sid Meier, ¿qué más se puede decir?, bueno sí, se puede decir que la aparición de ese nombre ahí me recuerda a la película de dudosa calidad que se promociona anunciándose como De los productores de tal… oDe la madre del cuñado del director de…. Supongo que dicho esto ya os habréis hecho una idea de mi impresión general sobre este juego.

Aunque no van a ser todo sentencias sin más, obviamente toda impresión debe ser acompañada por un desarrollo en la opinión: nos encontramos ante un juego de lucha 1vs1 al más puro estilo Tekken o Street Fighter. Un elenco de 8 luchadoras, con sus historias y sus estilos estereotípicos (la Ninja, la Luchadora de Lucha Libre, la soldado…) y mucho aburrimiento.

Tras una larga carga (tónica que se repetirá para cada combate) vemos, para empezar, los modos de juego. Tampoco es que me esperara un despliegue extraordinario en este sentido ya que recordemos es un juego de XBLA, pero los escasos Arcade, Versus, Entrenamiento y Xbox Live, tampoco son motivo para tirar cohetes. En el modo Arcade empezamos solo con la posibilidad de elegir una luchadora, pudiendo desbloquear las demás terminándonos sucesivas veces el juego. Existen tres niveles de dificultad pero solo el difícil nos presentará resistencia ya que en los otros dos la IA enemiga brilla por su ausencia y podremos encontrar rápidamente rutinas para vencer sin mucho esfuerzo a la mayoría de los enemigos.

Aprovecharé el comentario de este modo para referirme al gameplay en sí: los modelados de las luchadoras son correctos y nada más, una mezcla de algo de cell shading y un molde inspirado en títulos como Dead or Alive o Rumble Roses. Las animaciones fluídas pero sin grandes alardes. No es que los personajes tengan un gran catalogo de movimientos (más bien pocos), pero contribuyen a que las luchas sean bastante dinámicas aunque no es un juego en el que desees ver la repetición del KO final para ver de nuevo aquel fantástico golpe. Los escenarios muy sosos, sin alma, sin elementos interactivos, de relleno.

Girl Fight

¿Y el apartado sonoro? ¡Ay, esa música! Puede ser que sea solo en mi caso propio, pero esa selección de temas Tecno machacones todo el rato no son demasiado de mi agrado. En cuanto al resto de los SFX, el sonido de los golpes me recuerda a los de una película de Jackie Chan, pero de las de Hong Kong, para que me entendáis suena como si todo el rato se estuvieran golpeando dos tablas de madera. También existe una locutora femenina que va informando sobre las técnicas usadas en la pelea (combos con éxito, defensas, contraataques, etc.) La lástima es que pone poco interés en lo que dice, demasiado apático, o lo mismo esa fue la intención de los programadores cuando diseñaron esa parte del sonido, quién sabe.

Una vez diseccionado el gameplay, sigamos con los modos: tenemos también el modo Versus, el típico head to head contra otro humano o la CPU, ni más ni menos. El modo Entrenamiento para practicar nuestros combos y el modo Xbox Live donde podremos combatir en partidas igualadas o de jugador y que realmente no sé bien si va fluido o no, porque habiendo intentando encontrar alguna partida en varias ocasiones, no he tenido suerte.

¿Entonces no hay nada destacado en Girl Fight? Sí que lo hay, hay algunas ideas interesantes que si no son 100% originales, sí que le dan un toque diferenciador. La primera es la posibilidad, mediante el cumplimiento de una serie de desafíos dentro de los combates, (vencer de tal manera x combates, ejecutar tal movimiento x veces de tal manera…), de ganar una serie de créditos que luego podrás invertir en el modo fundación.

La segunda es este mismo modo Fundación, donde podremos cambiar nuestros créditos ganados cumpliendo desafíos en los combates por todo tipo de extras: artwork, nuevo vestuario para los personajes… Y la tercera es la aparición de los llamados Poderes PSI: podemos asignar en el LT y RT dos poderes extra que gastaremos y rellenaremos durante el combate y que comprenden desde absorción de daño hasta hacer más daño, absorber energía PSI, etc. Estos poderes extra añaden un poco de más complejidad a unos combates que son un simple ejercicio de cuatro botones, a saber: patada, puño, bloqueo y contraataque.

Claramente me esperaba más, no sé si por haber visto esa entrada con Microprose o por que las imágenes que había visto antes de probar el juego parecían prometedoras. El caso es que después de haber tenido a Girl Fight entre las manos, no creo que sea demasiado recordado entre los juegos de lucha. [60]

Deja un comentario