Análisis de Los Sims 3 ¡Vaya Fauna! para Xbox 360

Odio los Sims, dicho esto, os presento la última “novedad” en el juego de simulación de vidas más longevo que ha existido en el mundo de los videojuegos, con más de 13 expansiones a su espalda, llega la última novedad para consolas: Los Sims: ¡Vaya Fauna!

Si no conoceis el mundo de los Sims es que sois demasiado jóvenes, tenéis buen juicio o no habéis tenido novia. Los Sims se trata de un juego de simulación de vida social en los que podemos hacer un alter ego virtual con el que poder gastar su vida haciendo que trabaje, haga el gandul, conozca vecinos, entable relaciones, sea agradable, vamos, lo contrario de nuestra vida real. Esta idea tan simple ha llegado a tener record de ventas por encima de juegos como el legendario Myst.

En ¡Vaya fauna! la franquicia riza el rizo añadiendo mascotas como perros o gatos, esto no sería novedad en los Sims, anteriormente ya teníamos animales, sino fuera porque ahora podemos controlarlos y jugar su vida como si un segundo personaje se tratara. Esto aporta nuevas dificultades, puntos positivos y puntos negativos.

Cuando empecemos partida deberemos escoger el sexo de nuestro Sim, el juego leerá la localización de nuestro perfil y creará un Sim acorde a la nacionalidad que tengas. Tenemos diferentes modelos a escoger, así como la edad (desde bebe hasta abuelo), a partir de aquí podremos personalizarlo a nuestro gusto y manera para parecernos lo más fiel posible, si queremos. Lo mismo sucede con nuestro animal de compañía podremos escoger modelo, sexo y caracterizaciones o detalles variados.

Una vez tengamos el nombre de nuestros pjs, la ropa, y poca cosa más, deberemos escoger la casa donde van a pasar su “feliz” vida nuestra pareja de pjs. Al ser el inicio no podremos escoger mucho y tendremos entre 2 o 3 opciones máximo. Una vez escogida la casa, tendremos la opción de comprarla amueblada o amueblarla nosotros, esta última opción baja el precio de compra pero sale más cara al intentar amueblarla a nuestro gusto. A partir de aquí se abre un mundo de posibilidades en el que podremos ligar con vecinas, preparar la cena, ver la tele, jugar con nuestra mascota etc.

Como buen simulador de vida social, nuestro dinero irá decreciendo a ritmos acelerados, con lo que nuestro pj humano deberá buscar trabajo y subsistir a la vez que adiestramos a nuestra mascota. Cada pj tiene una lista de deseos que establecemos al principio del juego. Son una serie de objetivos a cumplir para que nuestro pj se sienta realizado al 100%. Tendremos una barra de Karma que según nuestras acciones aportarán retos o “poderes”. Si, poderes que nos faciliten o dificulten nuestra existencia. Estos poderes o habilidades permitirán cosas tan reales como gatos con telequinesia, perros cazafantasmas y demás ocurrencias que darán acceso a la opción aventurero, en la que deberemos resolver casos de fantasmas o apariciones nocturnas. Estos casos tratan de dar un poco mas de acción y movimiento tanto a las mascotas como a los Sims humanos, pero llega a cansar hacer casi siempre lo mismo.

Este nuevo título viene con opciones Kinect para reconocimiento de órdenes a través del aparato, pero la cantidad de ordenes antes de hacer cualquier tipo de acción dificultan y entorpecen más que jugar con mando, por lo que jugar con Kinect no es una opción muy válida.

Uno de los puntos negativos son que las acciones son lentas, tardan demasiado en realizarse y hace que se acumulen acciones durante demasiado tiempo. Seguimos con la censura de los pixeles cuando los Sims van al lavabo. No emociona demasiado y la incorporación del control de mascotas solo sirve cuando el Sim humano se va a trabajar y no aburrirte decorando la casa o avanzando el tiempo para seguir trasteando con el infeliz pj.
Podriamos tratarlo como 2 juegos en uno, pero que solo gustará a aquellos seguidores de la franquicia.

La verdad es que siempre he rehuido de la franquicia Simspor encontrarla una pérdida de tiempo inútil sin que aporte nada a mi ocio. Aún así la opción de Kinect sobra bastante, ya que a pesar que intenta facilitar un poco las ordenes, molesta más que ayuda. La verdad es que hay juegos mucho mejores para los pequeños de la casa con opciones kinect o simplemente de kinect. [6]

Deja un comentario