Análisis de Motorstorm RC para PS Vita y PS3

Hace unos cuantos años disfrutaba con mi hermano y un par de amigos de Super Skidmarks, un juego de Mega Drive en el que podían jugar hasta 4 personas a la vez. Se trataba de un juego de coches similar al Micromachines, pero con vista isométrica en el que podías manejar desde Minis a todo-terrenos, e incluso vacas con ruedas. Ha pasado mucho tiempo desde entonces y ahora Evolution Studios nos presenta Motorstorm RC, un juego muy parecido, en el que se manejan coches teledirigidos.

Cuando arranca el juego, en lugar de un menú de opciones, carga un parque de juegos, al principio sólo con un circuito y un foso como el que usan los patinadores y skaters para hacer piruetas. Ahí es donde tiene lugar el tutorial la primera vez que arrancamos el juego. A medida que se progresa en el mismo se desbloquean nuevas zonas para este parque. Se trata de una zona para pasar el rato y probar los distintos vehículos del juego, pero no tiene ningún componente de competición.

Motorstorm RC

Ese parque es un buen sitio para probar las cuatro cámaras diferentes que se pueden utilizar (con vista isométrica o cenital) y los dos tipos de control. Con el control normal se utiliza la izquierda y derecha del stick analógico izquierdo para girar el coche en esa dirección. En el control alternativo se usa ese mismo stick para girar el coche en función de la cámara. Por ejemplo, si el coche va de izquierda a derecha de la pantalla y pulsamos arriba, el coche girará a su izquierda (hacia la parte de arriba de la pantalla). A mi me gusta mucho más y me parece más intuitivo el control normal que el alternativo y prefiero la cámara más alejada, pero seguro que más de uno agradece la variedad de opciones.

Hay ocho categorías de coches, y en cada una, varios vehículos (cada uno, con cuatro diseños distintos y varios colores para cada una). Hay un menú para elegir el vehículo que queremos usar durante el juego para cada categoría, de modo que cuando se vaya a las carreras no sea necesario escoger el coche favorito cada vez (aunque se puede hacer si así lo se desea). La verdad es que a la hora de correr, no he notado grandes diferencias entre las distintas categorías. Unas son más rápidas, otras aceleran más deprisa, otras giran un poco mejor, pero no hay grandes cambios entre ellas, o al menos eso me ha parecido. En los juegos anteriores (muy diferentes a éste), se notaba mucho más la diferencia de unas categorías a otras.

Motorstorm RC Monument Valley

El modo Festival, la estrella del juego, está dividido es cuatro partes temáticas, cada una dedicada a cada uno de los títulos anteriores de la saga: Monument Valley, Pacific Rift, Artic Edge y Apocalypse. Todas ellas tiene cuatro circuitos distintos y la misma estructura, que no es más que una sucesión de pruebas de varios tipos en las que hay que conseguir medallas (desde una hasta un máximo de tres en cada prueba) para ir desbloqueando las siguientes.

Los distintos tipos de pruebas que hay son el clásico modo de carrera contra un máximo de siete oponente y un número de vueltas fijo, un modo en el que se sale el último y hay que adelantar a cierto número de vehículos (que puede variar de una prueba a otra) en un tiempo determinado, un modo contrarreloj con un tiempo a batir y un modo en el que se puntúa haciendo derrapes hasta alcanzar el objetivo fijado.

Motorstorm RC Pacific Rift

Los circuitos son cortos. Dependiendo del circuito, se puede dar una vuelta completa en un tiempo entre 15 segundos y poco más de medio minuto. Y aunque en cada una de las pruebas se define la categoría de vehículo que debemos usar, los rivales pueden ser de cualquier categoría.

A parte del Festival, se puede acceder a la Contrarreloj (con selector de circuito, para intentar escalar en los rankings) y a lo que han llamado Juego Libre, donde se puede elegir el tipo de juego (de entre los cuatro antes comentados), el circuito y el número de vueltas.

El juego está disponible tanto para PS Vita como para PS3 y comprando una de las dos versiones regalan la otra. Las dos versiones son prácticamente idénticas, las únicas diferencias se encuentran en los controles por defecto y en el modo de partida libre.

Motorstorm RC Artic Edge

En PS Vita se usa el control analógico derecho para controlar el acelerador y el freno, mientras que en PS3 se utilizan los botones R2 y L2. Siendo un juego en el que los protagonistas con coches teledirigidos, quizá el control de la portátil de Sony sea más apropiado, aunque el estándar en los juegos de coches sea el otro. De todas formas, los controles son configurables, así que si no nos gustan los que vienen, siempre se podemos cambiaros. En cuando al modo Partida Libre, la versión de PS Vita es para un único jugador, pero en PS3 pueden jugar hasta 4 personas al mismo tiempo a pantalla partida.

Al ser ambos juegos idénticos (salvo por esos pequeños detalles), los chicos de Evolution han añadido una característica muy importante: la partida guardada en la nube. De esta forma, si tras jugar en una de las consolas nos vamos a la otra, conservamos todos nuestros avances. Me he encontrado con algún problema con la sincronización de las partidas. Tras jugar en la PS Vita puse inmediatamente la versión de PS3 y los últimos avances no aparecían en la PS3. Sólo me ha ocurrido en una ocasión, tal vez porque cambié de un juego a otro demasiado deprisa, o porque los servidores pudieran estar caídos en ese momento. El caso es que no me ha vuelto a ocurrir después de aquella vez.

Gráficamente, sin ser un portento visual, cumple perfectamente para el tipo de juego que ofrece. En cuanto al apartado sonoro, es aceptable sin más. La música acompaña y probablemente más de uno va a cansarse del ruido de los coches teledirigidos. De todas formas, tampoco se necesita más.

Motorstorm RC Apocalypse

El control es bastante bueno. Yo no he tenido ningún problema para adaptarme a él, al menos no en PS Vita, donde más horas le he dedicado. La dificultad está bien ajustada ya que comienza siendo bastante sencillo y se va complicando poco a poco, teniendo que reintentar varias pruebas unas cuantas veces pero sin llegar a desesperar. Sólo he tenido dificultades para conseguir las tres medallas en la última prueba de derrapes de Pacific Rift y en algunas de las últimas pruebas de contrarreloj.

No existe multijugador online, ni en la versión de portátil, ni en la de la consola de sobremesa. Es una lástima, porque podría haber resultado muy divertido. En su lugar, durante el juego normal, se muestran unas flechas que muestran las trazadas del mejor tiempo de nuestros amigos y de los primeros puestos de los rankings online para esa prueba.

Hay DLCs para este juego. De momento, un montón de vehículos a precio bastante reducido y uno gratuito (un vehículo con forma de una porción de tarta… que no es tan interesante como las vacas con ruedas del Super Skidmarks, pero tampoco está nada mal). Está bien para el que quiera más variedad de vehículos, pero los considero totalmente prescindibles. Mirando la lista de trofeos del juego, parece que van a sacar también un par de DLCs con nuevos circuitos, pero no puedo asegurarlo. Esos DLCs sí puede ser interesantes, más que los coches, que sólo representan un cambio estético.

No es un juego excesivamente largo, se puede completar en muy pocas horas, pero teniendo en cuenta su bajo precio, no es un problema. Es en mi opinión, uno de los mejores (si no el mejor) juego descargable de entre todos los de lanzamiento de venta exclusiva por el Store de PS Vita. [80]

    • A mi me pasó lo mismo cuando lo probé en una PS Vita de exposición un mes antes de que saliera la consola y me dije que no pensaba comprar el juego.

      Pero al final lo compré, y aunque al principio se me hacía raro acelerar con el stick derecho, en 5 minutos ya estaba acostumbrado y después todo fue… ¡sobre ruedas! Juas Juas Juas, qué chiste más gracioso me ha salido XD

Deja un comentario