Saints Row se reinventa a sí misma

Para ser sinceros, cuando se anunció Saints Row IV, no tenía muchas esperanzas depositadas en él, había pasado muy poco tiempo desde la anterior entrega de la saga y eso sólo significaba un cosa: prisas. Podría ocurrir lo mismo que con el Dragon Age 2, generar desconfianza en los siguientes títulos basados en la IP, o peor aún, una catástrofe de proporciones bíblicas que desacreditara la franquicia para siempre.

Afortunadamente me equivoqué de pleno, Saints Row se había reinventado a sí misma de un modo que jamás nadie habría sospechado, ¿o nos habían dejado pistas de sus intenciones? Sigue leyendo para descubrirlo.

El Origen de Saints Row IV
Según Volition, el título comenzó a desarrollarse dos meses antes de concluir Saints Row: The Third a la par que otro equipo trabajaba en la expansión autojugable Enter the Dominatrix (la original, no el nuevo DLC). Pero poco después de la llegada de Jason Rubin como presidente de THQ, se decidió fusionar ambos proyectos en un mismo juego. La decisión a la larga parece acertada, no querían hacer un Saints Row 3.5 y a mi juicio creo que lo consiguieron. Y como ya sabéis Enter the Dominatrix acaba de estrenarse como primer DLC de Saints Row IV, supongo que para reciclar parte del trabajo hecho en su día.

De nuevo en Steelport, pero distinto
Si el comienzo de Saints Row: the Third dejó con la boca abierta a muchos jugadores, a mi parecer el arranque de la cuarta entrega lo supera con creces. Si no conocéis nada del argumento de Saints Row IV, mucho mejor, ya que durante la primera hora de juego se suceden una serie de delirantes incidentes que pondrán patas arriba el universo de Steelport. No quiero hacer ningún spoiler pero me imposible no mencionar que durante el juego el jugador conseguirá algunos superpoderes. Debo señalar que el tema de los superpoderes no es algo nuevo para los de Volition, en el último DLC de Saints Row: The Third, El Problema de los Clones, ya se trasteaba con la supervelocidad y una especie de bola de energía tipo Hadoken. Así que si esperas encontrar una cuarta parte continuista con la saga te vas a llevar una gran sorpresa. En realidad el juego se parece más a Crackdown o incluso a Spider-man que a un GTA. Este hecho hace que yo me plantee una cuestión, ¿no hubiera sido mejor hacer un Spin-off de la saga como han hecho otros juegos como Call of Duty? Es decir, mi apuesta es la siguiente, como esta entrega se distancia tanto de la jugabilidad original se podía haber creado otra rama de los Saints Row con Saints Row IV como primer título y mantener por otro lado intacta la esencia de las tres primeras entregas. Porque a mí me gustaría que los superpoderes hubieran llegado a la franquicia para quedarse para siempre. ¿Qué pasará con el hipotético Saints Row V? ¿Otra vez las aburridas misiones de reparto de drogas? ¿La mismas lentas persecuciones en coche? Cuando puedes volar (o casi) todo lo demás parece insulso de repente.

Haciendo de presidente en Saints Row IV

¡Morid malditos aliens!

Historia
Es conocido de sobra el humor negro del que hace gala el Saints Row no apto para todos los públicos, os recuerdo que el título tiene una calificación de PEGI para mayores de 18 años. Vibradores gigantes, sondas anales, correr desnudo por las calles como un auténtico striker. A muchos les perecerá de mal gusto, yo en cambio, comparto esas ganas de provocar continuamente.
La historia está llena de guiños, tantos, que han dado de sí para escribir un artículo aparte. No voy a hablar del argumento para no hacer spoliers, tan sólo quiero comentar un detalle que me ha parecido muy perjudicial para seguir la historia. Al contrario que en los sandbox GTA, Red Dead Redemption o L.A. Noire, en Saints Row IV, la mayoría de los diálogos tienen lugar durante las escenas de combate. Esta decisión supongo que surge de la idea de no parar nunca la acción, pero imposibilita leer los subtítulos en condiciones para aquellos que no dominen la lengua de Shakespeare. Imagina intentar entender qué dice tu compañero en medio de un tiroteo cuando habla en un idioma que no es el tuyo. Así que después de terminar el juego tengo la sensación de que me he perdido el 20% de los diálogos. Supongo que tampoco importa demasiado en un título como este, enfocado a la acción directa, pero me sabe mal haber dejado escapar algunos detalles. En el GTA V solventan este inconveniente incluyendo una sección en el menú donde puedes releer todas las conversaciones recientes para que no te pierdas ningún detalle. Todo un acierto por parte de Rockstar.

Usando los superpoderes en Saints Row IV

¡Jefe, no podemos con él!

Poderes
Vayamos con la novedad más importante del Saints Row IV, la inclusión de las súper habilidades que cambian el modo de jugar por completo. La elección de los distintos poderes que se ha hecho es magnífica. Por un lado tenemos unos que nos ayudaran a desplazarnos como el Supersalto o el Supersprint y luego están los que afectan al combate. No quiero desvelar cuáles son estos últimos porque merece la pena irlos descubriendo uno a uno. Recogiendo unos ítems diseminados por el mapa, al estilo Crackdown, podremos mejorar los superpoderes hasta el punto de convertirnos en una auténtica máquina de destrucción. Completando misiones secundarias obtendremos además variantes de los poderes, de modo que las diferentes posibilidades se multiplican por tres para cada habilidad de combate. Para cambiar entre los diferentes modos utilizaremos la cruceta digital (donde en el Saints Row III estaban las granadas y demás armas explosivas) de un modo más o menos fácil.

Jugabilidad más variada
Como es costumbre en la saga, hay infinidad de misiones secundarias y actividades por realizar y ahora con la inclusión de los superpoderes, más locas que nunca. Algunas han vuelto sin apenas modificaciones como Fraude, Caos, Batalla de Tanques o Robo de vehículos ahora llamado Recogida de Virus. Para mí la primera de todas ellas sobra por completo, ya que no aporta nada nuevo. Caos y sus variantes añaden pruebas en la que se utilizan los recién adquiridos superpoderes o un nuevo modelo de traje mecanizado. En la Batalla de Tanques utilizaremos un “tanque” algo más sofisticado y destructivo. Mientras que en Recogida de Virus se añade algo de novedad ya que alguno de los utilitarios que robaremos serán un tanto especiales.
Otras actividades han sufrido modificaciones mayores, como las del Profesor Genki o Rastro Llameante. Ahora el programa televisivo se llama Profesor Genki’s Mind Over Murder y consiste en una serie de pruebas en la que se utiliza la telequinesis para lograr “encestar” objetos o personas en los lugares indicados, bastantes divertido, la verdad. La actividad Rastro Llameante ahora no necesita vehículo sino que es el protagonista a toda velocidad el que debe ir pasando por los puntos de control, esta prueba recuerda mucho a las pruebas de carrera en el Crackdown.
De todas las nuevas actividades, me quedo con dos: Club de la Lucha y Torres Alienígenas. En la primera tendremos que derrotar a una serie de enemigos en varias rondas con la peculiaridad de que sólo será posible usar los superpoderes. La gracia del asunto está en que algunos de los enemigos tendrán también superpoderes y atraparlos no será tan fácil como pueda parecer al principio. He dejado la mejor a mi parecer para el final. Torres Alienígenas es una prueba totalmente plataformera. Aunque parezca increíble, Volition ha conseguido que su sandbox pueda parecer a veces un juego de plataformas al uso como por si fuera un Ratchet and Clank hormonado. En dicha prueba debemos subir a lo alto de una torre a veces saltando entre discos flotantes y otras veces corriendo por las paredes. Recuerda vagamente a las torres de radio del Far Cry 3 o a las atalayas de los Assassin’s Creed. Parece que subir alto gusta mucho, conmigo al menos han acertado.

Saints Row IV Hinchador

Creo que me duele la cabeza

Arsenal aún más loco
No podía hacer el análisis sin mencionar la inclusión de alguna de las armas más demenciales y divertidas de todos los tiempos. Voy a quedarme tres de ellas, que son las más originales, al menos desde mi punto de vista. La primera se llama Secuestramátic y es un arma que hace que una luz baje del cielo imitando el haz de un ovni para a continuación abducir todo aquello que se encuentren bajo el foco, sea enemigo o no. La segunda arma, aún más espectacular, se llama Cañón de Singularidad, se trata de un ingenio capaz de lanzar agujeros negros en miniatura. Es una gozada ver cómo los vehículos y los alienígenas son absorbidos sin que puedan hacer nada por evitarlo. Por último la más loca de todas ellas, el Hinchador, un artilugio que hace que crezca la cabeza de los enemigos hasta hacerla explotar.

Conclusiones
Si te gustó Crackdown, sin duda ninguna este es tu juego. Supera al primero en todo. Armas más locas y espectaculares, más variedad de poderes, actividades muy divertidas. Si estás esperando otro Saints Row como los anteriores en el que poder conducir por la calles de Steelport, quizá este título no sea de tu agrado. Aunque gráficamente sea idéntico a su predecesor, esta última entrega no tiene casi nada que ver con la anterior, la jugabilidad se ha mejorado y casi podría haber sido el inicio de una nueva franquicia. [75]

Fuente: Volition explains relationship between Saints Row 4 and Enter the Dominatrix

Puedes echar un ojo al análisis de Kristian.

Deja un comentario