Takedown: Red Sabre, un FPS táctico sin fuelle

5 partidas de 10 minutos cada una me han bastado para hacer este análisis. No, no soy una especie de Dios omnipotente ni un crítico que quiera impresionar a las masas con sus dotes de análisis, pero tras llevar una larga ristra de bajas en lo que se refiere a mis análisis, he de decir que he desarrollado un sistema cuasi-infalible para detectar un juego del que me desprendería sin remordimiento alguno.

La cosa consiste en si el juego es capaz de decirme lo que quiere hacer en las primeras horas tras su instalación y convencerme, entonces habré cumplido mi cometido y podré esculpir un análisis que haga justicia al título.

Lástima que el trabajo con Takedown: Red Sabre, auto-proclamado como lo que muchos jugadores estaban esperando con la vuelta de los shooters serios y al estilo SWAT y que, tras unas horas de juego, se ha quedado en un ¿Os acordáis como molaban los FPS´s lentos?. Empecemos a desmontar a Takedown: Red Sabre y veamos si podemos recuperar ese toque añejo de principios de milenio… o enterrarlo en el baúl de los recuerdos.

Takedown Red Sabre

Nada más encontrarnos Takedown: Red Sabre en la biblioteca de Steam, el fabuloso equipo de Serellan LLC nos muestra sus credenciales y nos dicen que, entre sus filas, cuentan con la leyenda viva en el mundo de los FPS, Christian Allen, así como de ser los primeros que vuelven a traer las tácticas y el cerebro a los shooters en primera persona, en un intento de llevarnos de vuelta a los tiempos en los que la cobertura, la munición y la regeneración de vida eran cosas jamás exploradas y en el que teníamos que pensar y trazar nuestros planes con escuadra y cartabón.

Takedown se acuerda de esos tiempos, apostando por un ritmo y un tempo despacios, casí metódicos y que nos invitan a actuar con la cabeza fria y el dedo por encima del gatillo en vez de liarnos a tiros nada más entrar una habitación. Sin un argumento dado de por sí pero con la premisa de estar al mando del escuadron Red Sabre, una escuadra táctica destinada a las operaciones especiales, tendremos que infiltrarnos en una serie de eventos en los que la vida de rehenes o la desactivación de bombas están a la orden del día y en el que tendremos que pensar rápidamente que hacer.

Podemos elegir 5 escenarios diferentes en los que actuar, pero que se quedan cortos, empequeñecen y se vuelven monotonos a la larga, a lo que tenemos que sumar una I.A que presenta síntomas graves de bipolarismo: habrá momentos en los que la I.A de los enemigos y de nuestra propia escuadra será sagaz y nos ofrecerá cierto desafío y otros en los que se quedarán muertos en mitad de un pasillo. Esperaros muchos rage-quits si vais a saco.

Takedown Red Sabre3

Los gráficos que nos encontramos en Takedown son acordes a lo que nos podemos esperar a día de hoy: no hace muchas filigranas, pero tampoco es un motor digno de Ride to Hell: gráficos que cumplen su cometido, entornos bastante decorados y con cierto detallismo y entornos que nos hacen sentir como si estuviéramos en un complejo de oficinas o un laboratorio. Los efectos visuales también están bien reflejados en el juego y algunos detalles, como los casquillos que expulsa nuestro arma, están bien admitidos en un juego en el que se ve que los desarrolladores de Serellan se han volcado con el poco presupuesto que tenían.

Los modelos están detallados, en el lado de los anti-terroristas claro: en el que podremos ir viendo los cambios que hagamos a la hora de equipar a nuestra escuadra con uno o con otro modelito. En el otro bando, en cambio, tenemos algunos modelos laxos en detalles, que utilizan modelos simples (camiseta+pantalones de camuflaje+pasamontañas/gafas de sol / traje con corbata + gafas de sol) y que hace pensar a un servidor que el tiempo se estaba acabando para sacar el juego en la fecha elegida. También tenemos un par de efectos climáticos, pero que apenas se aprecian, puesto que tendremos que poner cien ojos en lo que tendremos delante para evitarnos un Game Over.

Takedown Red Sabre2

En la parcela de sonido, tenemos ante nosotros un título que cumple con los minimos, como lo que nos encontramos la semana pasada en Ridge Racer: Driftopia: una banda sonora normalita, efectos sonoros que cumplen las expectativas y un doblaje al español que nos acompaña durante el briefing de nuestra misión lo que tenemos que hacer y también durante nuestras misiones, dándonos actualizaciones durante estas mismas, pero que no rompe la monotonía de ir escuchando disparos, así como un ¡Tenemos una baja! que oiremos tras caer ante los tiros enemigos y que podrá ser bastante ocasional si sois del genero “con el gatillo fácil”.

Los controles, al tratarse de un FPS táctico a la antigua usanza, tendremos a nuestros viejos amigos Inclinarse Izda/Dcha de vuelta en el teclado, lo que nos ahorrarán muchos balazos en la cabeza tras las esquinas. Aparte del reencuentro con la Q y la E, los controles no merecen tampoco una gran mención. Otro juego normal de WASD + ratón para disparar y otra gran mayoría de botones fijos en un FPS; sin mención aparte ni ningún antecedente bueno ni algo que nos llame demasiado la atención.

Takedown Red Sabre Intro

La verdad, hablando personalmente, esperaba mucho más de este “Takedown”. La premisa de volver a encontrarme, cara a cara, con un juego al viejo estilo SWAT hizo que me lanzara de cabeza contra un muro a 100 kilometros por hora. La ilusión se transformo en desastre y las ganas de desinstalarlo se hicieron patentes tras repetir la misma misión por 4ª vez, aún yendo a paso de tortuga y mirando por las esquinas. Si queréis un consejo, de jugón a otro, resucitad SWAT 4 o los más recientes Ghost Recon (Vegas 1 o 2, quizáss), uno de los pocos juegos FPS-tácticos que no han caído en los reboots o remakes para ganar fans y disfrutar de lo que debería ser un juego en el que el cerebro es más importante que una bala y no la pura suerte de encontrarte a una escuadra de terroristas mirando la pared. [60]

  1. Lo tengo porque me lo regalaron por mi cumpleaños. Fue instalarlo, jugar 10 minutos y desinstalarlo. En los foros de Steam hay abierta una recogida de firmas para que devuelvan el dinero. No digo más.

    Por cierto, el SWAT 4 dispone de cientos de mods que lo elevan a la cuasi-perfección, entre ellos recomiendo el 11-99 enhancement mod

    http://www.moddb.com/mods/11-99-enhancement-mod
    Añade mapas, armas, IA, dificultad, texturas, de todo. Y el SWAT sigue siendo tan divertido y absorbente como lo era cuando salió.

    • “Lo tengo porque me lo regalaron por mi cumpleaños. Fue instalarlo, jugar 10 minutos y desinstalarlo. En los foros de Steam hay abierta una recogida de firmas para que devuelvan el dinero. No digo más.”

      ZASCA

Deja un comentario