Vanquish te atrapa de principio a fin

Me encanta escribir un análisis con los títulos de crédito del juego en cuestión corriendo. Es como cuando te preparas un plato al horno y te lo comes calentito, recién hecho. Lo mismo. Si no tienes horno, como es mi caso, el ejemplo pueden ser palomitas de microondas. Que no estamos tan mal.

Lo primero que leí de Vanquish es que era una especie de Gears of War pero a toda pastilla. Que lo estaba desarrollando mis venerados Platinum Games, que no contaría con modo online y que sería el último juego de Mikami en el estudio y, por consiguiente, publicado por Sega. Ya sabéis, su nueva movida, Tango Gameworks, ha sido adquirida por Zenimax.

Después escuché algo de que el juego se había creado con la versión base en PS3. Supongo que sería solo un rumor, porque no me creo que, a estas alturas, un juego diseñado para la consola de Sony incluya una instalación de casi 900 megas, que es lo primero que pasará cuando introduzcas Vanquish en tu máquina. Lo siguiente, dependiendo del modelo de Play que tengas, será ir al navegador a borrar unos cuantos juegos para hacerle sitio. En fin, ya paro de quejarme.

Vanquish está totalmente en castellano, con un doblaje de una calidad aceptable. Sorprendentemente, se pueden cambiar las voces a un montón de idiomas: Japonés, Alemán, Francés,Inglés, Italiano y el propio Español. Yo me he colocado rápidamente las voces en nipón, para mi el doblaje de más calidad del título producido por Sega. En cualquier caso, el hecho de que haya disponibles tanto las localizaciones como el doblaje original es un lujazo que hay que remarcar.

El argumento-excusa del juego de Platinum plantea lo siguiente : un grupo terrorista ruso controla su paísy ahora amenaza a Estados Unidos con un arma espacial. Como miembro invitado a un comando especial del ejército estadounidense deberemos acabar con la amenaza haciendo uso de los poderes especiales que el exoesqueleto nos confiere: Hipervelocidad, superfuerza, blindaje, etc. La trama está repleta de giros, malentendidos, humor marca de la casa, mucha estética yankee-nipona noventera y más topicazos que en una tienda de recuerdos de las Ramblas.

A nivel jugable es, como parecía, un Gears of War pero con 3 litros de cafeína a cuestas. Eso sí, aquí no se puede jugar con el mismo tempo que un Gears, aquí la gracia es ir a saco, abusar del mejor tiempo bala desde los tiempos del primer Max Payne, rodear a los enemigos con nuestra super velocidad y gastar más munición que el ejército yankee destrozando Xboxs. Pero Vanquish no es solo una revisión del niño mimado de CliffyB; Conjuga también el ritmo y estrategias de los combates de Halo con un estilo narrativo y estructural que me ha recordado mucho al de Bayonetta. Para mi, y desde un punto de vista púramente arcade, supera a ambos, aunque es cierto que la IA de Halo no tiene comparación con la del juego de Platinum Games, que la duración es muy limitada y que a nivel artístico y de producción está uno – o dos – escalones por debajo. Pero en lo que respecta a las sensaciones del control, Vanquish es un constante orgasmo. Lástima que no haya más armas (aunque hay un DLC con 3 nuevas) o que no se pueda customizar al personaje recogiendo armaduras. Pero lo que hay ya es suficiente como para convertirlo en, según mi opinión, la mejor opción para pegar tiros en plan arcade que hay hoy en día. ¿CoD: Black Ops? ¿Medal of Honor? ¿Blood Stone? ¿GoldenEye? Lo siento, aún no los he probado, pero me extrañaría que ofrecieran unas mejores sensaciones en cuanto a control. Tan buenas son que hasta te olvidas que estás disparando todo el rato a los mismos enemigos y que los escenarios tienen menos variedad que una ensalada de lechuga.

Destacar que la duración del modo Historia es bastante menor que la media; El modo principal, jugado en modo normal, no debería durarte más de 7 horas. Luego, se desbloquearán estarán los “Desafíos”, que irán estando disponibles a medida que vayas superando los niveles, además de un nivel extra de dificultad que aparecerá una vez te pases la última fase. Recordar que Vanquish no tiene online.

Vanquish es un juego muy entretenido y adictivo que no intenta engañar a nadie: De lo que se trata es de pegar tiros y de ir tan rápido como puedas. Los que busquen trascendencia, una historia épica o una jugabilidad revolucionaria se sentirán decepcionados. Los que tan solo pretendan disfrutar de un shooter sin preocupaciones, estarán encantados. Shinji Mikami ha creado un arcade de disparos que te atrapa de principio a fin. Aunque entre ambos puntos no haya excesiva distancia.

  1. Es una pasada , las demos me encantaron … Cuando pase un tiempo creo que me are con el ya que creo que es un juego que merece la pena pasarse y disfrutarlo, pero me echa un poco atras que dure poco y al no tener online ni nada prefiero esperar y que me salga un poco mas barato… Gracias por el analisis 😉

  2. Es recomendable al 100% , aunque me gustaria insistir que en ocasiones me parece mas caotico de lo que mi cerebro es capaz de asimilar, …aunque sin llegar al demencialismo de Bayonetta.

    Y si, es un gears con redbull, aunque a nivel grafico el titulo de Epic es un referente y Vanquish no pasa de correcto.

    Por cierto Kristian, … aun a riesgo de recibir un linchamiento publico… que nadie se pierda la oportunidad de probar Blood Stone. Gran trabajo el que ha hecho Bizarre.

  3. Yo lo estoy disfrutando a ratos por falta de tiempo aunque casi tengo ganas de llegar al final para darle a los desafios y ver hasta donde puedo llegar con los tiempos. Lo mejor el control (¿y este tipo fue el que hizo el Resident Evil?) y que el ir a saco sea casi obligado. ¡Un juego donde la escopeta es mucho más poderosa que el lanzacohetes!.

  4. hmm, si no me convencieron ninguna de las dos demos creéis que el juego completo lo hará? Por un lado leo tantas criticas buenas….pero por otro jugué las demos y no me molaron :S

  5. Pingback: Akihabara Blues

Deja un comentario