Análisis de Yaiba: Ninja Gaiden Z para PlayStation 3

Lejos queda la época dorada de Tecmo y su primer Ninja Gaiden, uno de los nombres más relevantes de la industria que quedaría para siempre vinculado a la oferta de verdaderos retos para cualquiera que se atreviera a ponerse en la piel de Ryu Hayabusa.

Ahora parece estar más de moda el humor desenfadado, lo zombiesco y el cell shading; pues todo esto nos ofrece Yaiba: Ninja Gaiden Z de Team Ninja.

Yaiba Ninja Gaiden Z

En esta última aventura nuestro protagonista es Yaiba Kamikaze, un ninja asesinado a manos de Ryu Hayabusa que ha vuelto a la vida en forma de cyborg y busca la forma de vengarse de su archienemigo. Para conseguir el poder para derrotar al shinobi del Clan Hayabusa tendrá que derrotar a millares de zombis de todo tipo que aparecerán en camino. Sea como sea, la historia dejará de interesarte cuanto ensartes al quinto zombi con tu katana y puede que la quieras retomar en el enfrentamieto con Ryu, nada más.

Lo primero que deberíamos dejar claro es que con Yaiba: Ninja Gaiden Z nos hemos reído de lo lindo, si hay un aspecto cuidado por encima de todos los demás, es el humor con el que se ha aderezado la aventura; durante la primera hora. Pasados los primeros enfrentamientos el humor gráfico cofeccionado por los guionistas de Team Ninja no son suficientes para paliar ciertos problemas que nos hacen menos gracia.

En todo momento debe quedar claro que esto no es un Ninja Gaiden en absoluto, ni la dificultad, ni la necesidad de técnica medida al milímetro en el combate están presentes en Yaiba. Nos limitamos a aporrear botones sin preocuparnos en absoluto los movimientos de nuestros queridos come-cerebros ¿podemos medir cada combo en el combate e intentar conseguir la máxima puntuación en todos ellos? por supuesto, pero no es nada requerido por el propio diseño del juego, al final esta conducta acaba surgiendo por auto-imposición del jugador que quiere creer estar de vuelta a una experiencia Ninja Gaiden.

La dificultad se basa en la repetición de ciertos enemigos especiales que aparecen sin cesar en todos y cada uno de los capítulos, cada vez en mayor número para crear la falsa ilusión de tener un nuevo reto entre manos; creemos que este tipo de dificultad no es digna de un estudio como Team Ninja, copiar y pegar una y otra vez los mismos jefes finales multiplicando su número a lo largo de la aventura denota una clara falta de ideas y creatividad en el diseño de un juego que debería nutrirse de eso mismo.

Yaiba

A lo anterior deberíamos sumar un serio problema con la cámara fija que nos acompaña (o más bien nos abandona) durante toda la campaña. No tenemos ningún problema con el uso de una cámara fija que funciona muy bien en otros Hack n’ Slash como la saga God of War; el problema es que parece ser que en Team Ninja no terminan de cogerle el punto a este tipo de cámara, pues en la mayoría de combates nos quedaremos totalmente vendidos por la cantidad de enemigos que quedan fuera de cámara y cuyos ataques no conseguimos ver venir, también caeremos varias docenas de veces por intentar saltar hacía sitios que la cámara no está enfocando.

Pero no todo en Ninja Gaiden Z es un desastre, el control de Yaiba es una auténtica maravilla para el amante de lo arcade, puro frenesí zombicida gracias al uso de nuestra espada, un puño mecánico y el mangual, tres elementos repartidos en tres botones que dan lugar a más combos de los que podremos recordar, contraataques y ejecuciones múltiples. Al final por su condición de machacabotones acabaremos recurriendo a los mismos combos una y otra vez de forma mecánica salvo que nos mentalicemos en no hacerlo, cosa que recomiendo pues el elenco de combos es variado y muy divertido. Para defendernos contamos con tres armaduras elementales cuya resistencia deberemos vigilar para no intoxicarnos, quemarnos o sobrecargarnos.

Para añadir un poco de profundidad a la experiencia también contamos con un árbol de habilidades no demasiado extenso y bastante simplificado que acabaremos completando casi por completo a poco que dominemos las habilidades de Yaiba, para desbloquear nuevas habilidades bastará con combatir lo mejor que sepamos y así obtener suficientes puntos para subir de nivel.

Yaiba Ninja Gaiden Z

Si hay un estilo gráfico que acompaña al buen humor, ese es el Cell Shading. Es el uso de este motor gráfico que todo lo convierte en “dibujos animados” lo que ha terminado de desviar a Z de todo lo que un día fue Ninja Gaiden; pero ojito, está lejos de sentarle mal a una aventura que tanto necesita un toque animado y nos parece una de las decisiones más acertadas de cuantas ha tomado Team Ninja en este desarrollo.

Mentiría si dijera que la banda sonora compuesta por Grant Kirkhope (composito de la música de Kingdoms of Amalur Reckoning y Viva Piñata, entre otros) ha calado hondo en mi, pero si que os aseguro que es un acompañamiento más que digno para nuestras horas de destripamiento zombi y desmelene como ninja erótico-festivo. Las guitarras eléctricas no nos abandonaran en ningún momento, el problema es que la carnicería zombi suena mejor y más fuerte.

En resumen, Yaiba: Ninja Gaiden Z es un Hack n’ Slash muy divertido para todo aquel que busque pasar unas horas entretenidas sin necesidad de dominar complejos sistemas de combate, ni pasar largas jornadas de vicio peleando contra el mismo jefe final endiablado. Su humor omnipresente y su estética animada harán que quieras desconectar de todo y aporrear los botones de tu mando como si no existiera un mañana. Por otro lado, si buscas una experiencia Ninja Gaiden clásica, o simplemente un Hack n’ Slash por encima de la media, huye sin mirar atrás. [65]

  1. Este juego tiene el poder de la división de opiniones. En el apartado estético tiene el poder de atraer hasta límites insospechados, pero luego en lo jugable no termina de completar el buen hacer del resto.

    Una pena, iba a ser el juego que demostrase que Keiji Inafune podía con la alargada sombra de Itagaki.

  2. Le doy la razón al comentario anterior, estéticamente el juego es brutal, pero en jugabilidad…. de todas formas a un hack and slash no se le puede innovar mucho mas, en ninja gaiden 2 dijeron que un punto a mejorar era el traje de Ryu….es un ninja, tiene que ir de negro. Esto es como todo, si no te quieres rayar y dar espadazos gores sin ton ni son pues molara, como quieras algo mas profundo…estas jodio!!!

    http://www.juegoreviews.com/reviews/500879/yaiba-ninja-gaiden-z-analisis#PS3

Deja un comentario