Análisis del JCC de Pokémon, un viaje por el tiempo

Aaah, Pokémon, llevas entre nosotros desde el ya lejano y remoto 1995 y aún no has dejado de evolucionar… ¿cogéis la referencia…? ¿No? En fin, a lo que vamos.

Desde su nacimiento con las entregas de Rojo, Azul, Verde y poco más tarde Amarillo, Pokémon nos ha dado cientos de miles de horas de entretenimiento a todo tipo de jugadores a lo largo del mundo en estos casi 21 años de su salida, y esto solo con las entregas principales, si nos ponemos a contar spin-offs, merchandising, y en general cualquier cosa con relación a Pokémon tendríamos contenido del que hablar para años sin exagerar lo más mínimo. Desde las viejas Pokeballs que muchos hemos tenido de pequeño, figuras coleccionables… desde luego a Nintendo se le ha ocurrido de todo para que no nos aburramos ni un solo minuto.

Merchandising Pokémon

Merchandise de Pokémon en tienda japonesa

Pero hoy vamos a hablar de lo que es posible que para muchos haya significado una bonita parte de nuestra infancia, y que para otros… bueno, otros simplemente no sabíamos como jugar y acabábamos por invocar a Exodia con Metalgreymon en forma defensa sin haber robado con tres energías de tipo agua asignadas en un tapete de Duel Masters y todo esto con imitaciones en vez de cartas originales… Ah, infancia, qué precioso momento en nuestras vidas.

Sí, hoy toca hablar del TCG (Trading Card Game) o JCC (Juego de Cartas Coleccionable) de Pokémon, de como ha evolucionado en todos estos años, una vista atrás y de que es lo que nos depara con un pequeño toque de humor cortesía de la casa.

Muchos de nosotros, por no decir todos, hemos tenido estas cartas en algún momento de nuestras vidas, y dependiendo de la generación a la que pertenezcamos, nuestras primeras cartas se habrían visto de alguna de estas dos maneras:

Cartas

Y lo cierto es, que con el tiempo han ido cambiando progresivamente hasta ser lo que podemos apreciar a día de hoy, cartas EX, Break, Mega Evoluciones, Ayudantes, Items, Dados, Cartas “Flare”, Cartas de Estadio, Secretas, Holo, Rare, Full Art (FA), y muchas de estas se pueden combinar entre sí, así que vemos que algo sencillo sencillo realmente no es. ¿Pero era así antes?

Volvamos a los inicios, es 20 de octubre de 1996 y en Japón deciden sacar al mercado un juego de cartas con ilustraciones de Pokémon dado al reciente éxito que alcanzó la compañía nipona en muy poco tiempo. Este juego consistía en un set de 102 cartas, que se vendían o bien por medio de 4 mazos que incluían 60 de estas cartas junto con una moneda especial de Chansey para jugar, un libro de reglas y algunos contadores de daño o por paquetes de 11 cartas, que contenían 5 cartas comunes, 4 cartas poco comunes, una carta rara, y una carta que tenías asegurado que fuese holográfica, pero no su rareza.

Y bien, entonces, ¿cuáles eran las reglas de este juego?

Bastante sencillas, una vez ambos jugadores tienen su mazo de 60 cartas entre las que se reúnen Pokémon, cartas de Item y energías, un jugador tira una moneda para decidir quien va primero. Una vez decidido ambos roban 7 cartas y ponen las 6 siguientes en el tapete boca abajo, de manera que no se puedan ver. Esas cartas se llaman cartas de premio, y su manera de obtención es dejando a la carta del rival fuera de juego.
Las 3 formas de ganar son :
-Consiguiendo tus 6 cartas de premio.
-Dejando al rival sin Pokémon.
-Que tu rival se quede sin cartas que robar.

Entonces pones tus Pokémon en combate, les añades energías para que puedan atacar y empieza la batalla, ese rito ancestral en el que el perdedor se verá humillado al ver como tanto tiempo empleado en manejar una táctica con todo su esfuerzo ha fracasado ante la suerte que ha tenido tu rival porque ha sacado 3 caras seguidas… ¿o eso solo me pasa a mí? En fin…

Tapete pokémon

Tapete pokémon

No voy a entrar en como se juega más a fondo, pero para los que estén interesados dejo un enlace de la página oficial de Pokémon para aprender a jugar justo aquí.

Y desde ahí las reglas no han cambiado hasta este mismo punto. Ni un ápice, ni un solo punto o coma. Pero en cambio, digamos que su contenido ha… “variado”… vamos que si ha variado. Seguramente si ahora le digo a mi hermano que se crió con la primera generación de estas cartas que ahora es hasta común hacer un ataque de más de 200 puntos de vida a cualquier carta me miraría como si acabase de matar gatitos con mis propias manos, y seguidamente cogería un crucifijo con una lambda y un 3 pegados y me echaría de su habitación a grito de “VADE RETRO SATANÁS”. Pero es mi hermano y se le quiere.

Pues sí, esa es la verdad. Desde la primera generación de cartas de Pokémon hasta esta el primer cambio y el más notable en el que nos podemos fijar es que el daño que hacen estas cartas ha subido de manera exponencial, y con esto me refiero a que en la siguiente comparación a la izquierda se muestra la carta más “fuerte” del primer set de cartas (Base Set) y a la derecha se muestra una carta de la última expansión de estas (BREAKthrough).

Comparación cartas

*Inserte broma obligatoria sobre “Tenía que ser Charizard” y “Tenía que ser Mewtwo”.*

Para los que no entiendan esta comparación, (o no entiendan inglés, es igualmente válido) significa que por una parte Charizard, requeriría de 4 energías (4 turnos en ponerlas manualmente) explícitamente de tipo fuego para atacar y hacer 100 puntos de daño sobre el objetivo, y después de hacer el ataque se debería deshacer de 2 de estas energías.
Por otro lado, Mega Mewtwo EX (El cual tiene tanta vida por ser EX y Mega a la vez, no hay muchas cartas con esta cantidad de puntos de vida) con tan solo 3 energías, de las cuales 1 puede ser de cualquier tipo, haría 120 de daño a un objetivo, y si ese objetivo ya ha recibido daño antes (O sigue vivo…) El ataque realiza 50 de daño más.

Y bueno, ves esto y en 20 años tan solo ha subido 70 de daño y se le ha quitado algún handicap al juego, pero sigue sin ser tan “brutal” como lo acabo de pintar, pero lo cierto es que queda mucho más.

Bajo ambas cartas se pueden apreciar más símbolos, en los cuales pone “weakness” (debilidad) y “resistance” (resistencia) junto con otro que es el coste de retirada, que es la cantidad de energías que se tienen que quitar de la carta para cambiar tu Pokémon actual de batalla.

Weakness, Resistance, Retreat cost

Bien… Esos dos apartados han recibido un cambio bastante… por no decir demasiado grande en este tiempo. Siendo que si Charizard recibiese un ataque de tipo agua, este le haría 30 puntos de daño más. Pero si Mewtwo recibiese un ataque de tipo psíquico (para los que pregunten, los tipos van de manera distinta en el TCG), recibiría el DOBLE del daño que recibiría normalmente, lo cual puede ser sumado a algún objeto como “Cinta fuerte” se convierte en 40 de daño más, haciendo así que un simple ataque de 30 en un doloroso golpe de 100.

Carta Cinta Fuerte Pokémon

Este tipo de cambios ha llevado a variaciones notables sobre todo en la duración de las partidas, y en que realmente, una buena táctica llevada desde cualquier turno leyendo los movimientos de tu rival, puede llevarte a la victoria con cualquier mazo.

Y es que en este aspecto realmente destaca el TCG con respecto a la saga principal de juegos de Pokémon. Sí es verdad que en las finales de los torneos mundiales se suelen enfrentar mazos similares, que no idénticos, como llega a ocurrir en los videojuegos, pero hay una gran comunidad de gente creando mazos y tácticas para competir, divertirse… E incluso vamos a decirlo por qué no, hay algunos que llegan a desesperarte quitándote cartas y quitándote toda posibilidad de atacar.

Y es que realmente durante todos estos años hemos ido adoptando cientos de tipos de cartas a la colección, como las cartas estrella, EX, Mega, la última incorporación, las cartas BREAK… y la lista seguiría por páginas y páginas, pero la cosa no es dormiros, así que pongo las más “relevantes” y todos contentos.

Cada una de estas variaciones ha traído consigo cambios consigo en el meta y en la forma de jugar que como jugador realmente tienes que tener en cuenta, porque un cambio que en principio significa fortalecer tu Pokémon, puesto en un mal momento o de mala manera puede dejarte en una severa desventaja al no tener forma de continuarla, y es esta la razón por la que no solo se necesitan cartas fuertes, si no que se necesita una buena táctica detrás.

El TCG de Pokémon lleva dando guerra desde que empezó, y quien sabe cuanto le queda por enseñarnos, por ahora yo voy a quitarme a mi Dragón Blanco de Ojos Azules del mazo a ver si de esa manera gano alguna partida. Si queréis enteraros más sobre el TCG de Pokémon, podéis mirar información e incluso descargaros un juego online gratuito donde podéis empezar a jugar y competir desde la propia página oficial de Pokémon, y si os ha gustado y queréis echarle un vistazo, tenéis una version para iPad la cual tratamos anteriormente en Akihabara Blues cuyo enlace os dejo aquí tambien.

JCC de Pokémon para iPad por Sergio C. González.
Página oficial del JCC de Pokémon

¡Muchas gracias por leer!

Deja un comentario