Kirby Triple Deluxe: Análisis para 3DS

El mes de mayo siempre nos trae grandes lanzamientos y 3DS no podía quedarse atrás, añadiendo una nueva aventura protagonizada por la bola rosa de HAL Laboratory. Mucho color y golpes a diestro y siniestro nos esperan con su nueva obra. ¿Será Kirby: Triple Deluxe el mejor plataformas de la portátil de Nintendo? Vamos a verlo.

Kirby Triple Deluxe

Cuando hace un año nos enteramos de que Kirby volvería para la actual portátil de Nintendo nadie se lo tomó como una sorpresa, puesto que ya estábamos tardando en ver de nuevo a un personaje tan importante para la compañía y que nunca se pierde las grandes citas. Junto con Mario Golf: World Tour, se convierten en los dos lanzamientos más fuertes de los de Kyoto para su consola tridimensional, que con tres años en sus espaldas, suma ya más de 45 millones de consolas vendidas en todo el mundo. En Japón, Kirby: Triple Deluxe ha funcionado muy bien, de hecho suele ser lo común con el personaje creado por Masahiro Sakurai, director de Super Smash Bros.

El cambio gráfico que la saga sufrió en Wii hace ya tres años con Epic Yarn le sentó de maravilla. Una delicia visual. Sin embargo, por muchos cambios en el apartado artístico que se hayan sucedido a lo largo de más de 20 años de historia, sus mecánicas no se han visto cambiadas prácticamente nada. Como bien sabréis, esta vez estamos de nuevo ante una aventura de plataformas en dos dimensiones con un más que ligero toque de acción que le sienta genial. A su vez, aprovecha a la perfección las posibilidades técnicas de Nintendo 3DS haciendo uso del giroscopio, ofreciendo una gran cantidad de capas con algunas más profundas que otras y unas cuantas que literalmente se pegarán en la pantalla superior… La diversión está asegurada con su interesante apuesta jugable.

Kirby-Triple-Deluxe-9

Como siempre, un mal ha llegado y Kirby es el encargado de afrontar esta pericia en donde tendrá que hacer uso de sus habilidades para enfrentarse a la Planta de Ensueño que traerá consigo el peligro para Dream Land elevándolo a lo más alto del cielo, que podremos evidenciar gracias a unas escenas cinemáticas estupendas. El Rey Dedede ha sido secuestrado por Taraña, nuestro principal enemigo, por lo tanto ya sabéis lo que nos toca…

A pesar de que tiene un aspecto amigable, simpático y enternecedor, el pequeño rosa puede llegar a ser la peor de nuestras pesadillas, y es que con sus 26 transformaciones disponibles en esta entrega la variedad de golpes está servida. Vamos a ser claros: Kirby está muy overpowered. Nadie es rival para él, por eso tiene un importante estatus en la saga Super Smash Bros.

Kurby

Sin más, es la hora de salvar al Rey Dedede a través de siete interesantes mundos en los que tendremos que conseguir piezas Piedras Solares en cada fase para que cuando lleguemos al jefe final de cada uno de estos mundos, podamos desbloquear su pantalla. Cada uno está compuesto por unos seis niveles más el jefe final, y para enfrentarnos a él habrá que conseguir más o menos la mitad de soles de los niveles precedentes. El desarrollo de estos es bastante sencillo, basándose en el típico “busca la puerta para continuar” pero con muchas bifurcaciones y pasillos alternativos que no darán ningún tipo de indicio de cuál es el que lleva al final correcto. Por ejemplo, si escogemos el de arriba continuaremos por un camino que nos dará la opción de hacernos con un sol; si optamos por el de abajo no conseguiremos ese sol y podrá incluso hacernos repetir el nivel minutos después a causa de una falta de Piedras Solares necesarios. Este toque sorpresa le sienta genial e implica indirectamente a rejugar los niveles, explorar zonas ocultas o hacernos con los desbloqueables, ya que hay una gran cantidad de ellos. Especialmente curiosos son los 256 llaveros con un etilo pixel-art que gustará a muchos, que recordarán a los ítems de Kid Icarus Uprising tanto por cantidad como en estética, y es que la impronta de Sakurai siempre queda impregnada esté o no implicado en el desarrollo del título.

Por lo general los niveles durarán unos diez o incluso quince minutos si vamos rápido, por lo que podréis estar tranquilos, el cartucho se alargará a las siete u ocho horas solamente con la aventura principal. A ello habría que sumar todo el contenido adicional que trae Triple Deluxe y del que hablaremos más adelante.

Kirby Triple Deluxe

Como dijimos antes, habrá 26 habilidades disponibles que podremos adquirir absorbiendo a los enemigos circundantes o poniéndonos directamente los sombreros pertinentes distribuidos en distintas zonas de los escenarios. Todos ellos son diferentes y tienen usos que poco o nada tienen que ver entre ellos. Si eres arquero, olvídate del contacto físico; en caso de optar por ser un escarabajo, todo lo contrario. Podremos escupir fuego, llevar campanas en las manos, un paraguas, ser un puercoespín, un tornado de hojas, un ninja –este es especialmente genial- o convertirnos en estatuas robustas. Cabe destacar la posibilidad de hacer combos de forma tan sencilla, pues estos radican únicamente en una sucesión de pulsaciones del botón A acompañados de la dirección que deseemos. Imaginad que estáis portando el paraguas, entonces podréis coger estrellas y lanzarlas contra los enemigos. Brevemente, deciros que los controles se basan en la utilización de A y B para saltar, flotar en el aire o soltarlo, pegar y correr pulsando dos veces seguidas hacia la derecha o izquierda.

Hablando de estrellas, serán muy útiles y prácticamente única arma a nuestro favor cuando no tengamos ninguna habilidad sobre nosotros. Cada vez que absorbamos enemigos podremos escupirlos en forma de estrella o tragarlos y adquirir así su skill, si es que la tiene. El ritmo de las fases no será para nada repetitivo y hace algo muy bien, que otros tantos plataformas de la firma nipona podrían adoptar para futuros títulos de la compañía, sean de Kirby, de Yoshi o del fontanero. Nos referimos a los jefes intermediaros en los niveles, que aparecerán cuando menos nos lo esperen y que nos obligarán a derrotarles para conseguir pasar. En ocasiones se interpondrán en nuestro camino árboles gigantes, rocas-estatua o seres vivos bípedos con un martillo sobre los hombros. Cada cual tiene su patrón que deberemos identificar para lastimarlos, y lo cierto es que suelen ser fáciles, aunque de vez en cuando, si nos derrotan, nos dará que pensar si nos merece la pena usar esa u otra habilidad disponible y que les sea más efectiva, porque dad casi por sentado que para enfrentarnos a un boss habremos tenido la opción de adquirir un puñado de ellas.

Kirby-Triple-Deluxe-1

Todo esto da un toque de ritmo al juego, que si nos da síntomas de monotonía pueden verse solventados con una apuesta jugable tan brillante. Si a ello añadimos el excelente diseño de niveles -que de largo es de los mejores de la saga- o su colorido, luciendo perfectamente en los paneles de 3DS, conjugan un apartado artístico y jugable casi sobresaliente. Si tuviésemos que compararlo con otros títulos del género para la portátil de Nintendo, diría que está muy por encima de Yoshi’s New Island; mucho más variado y gráficamente superior que Super Mario Bros. 2. El único que puede mirarle de tú a tú es el remake de Donkey Kong Country Returns 3D. No obstante considero absurdo considerar a uno por encima del otro debido a sus diferencias, sobre todo la de la dificultad. Aprovecho para comentar este aspecto que falla en Kirby: Triple Deluxe: es muy fácil. Un paseo.

Hasta que no lleguemos al último mundo, será muy sencillo avanzar y ser dañados. Es una lástima que esto sea así porque el juego va a más a medida que vamos avanzando en las distintas fases de cada mundo. Cuando terminemos la historia principal tendremos un regusto estupendo pero nos dará la sensación de que la intensidad no ha sido tal durante todas las horas anteriores. ¿Lo positivo? Que esta obra puede ser disfrutada por absolutamente todo tipo de jugadores, hayan o no jugado a esta franquicia anteriormente y tengas la edad que tengas.

Kirby_Triple_Deluxe_screenshot_24

Es reseñable el jefe final del juego, largo e intenso, con cinemáticas y escenas que os gustarán mucho. Lo más interesante de Triple Deluxe es la habilidad de Hipernova, que pintará de múltiples colores el cuerpo de la bola rosa y ofrecerá el mayor boost posible a un más que competente de por sí protagonista. Kirby absorberá con todas sus fuerzas todo lo que se venga por delante, apartando del camino incluso paredes y otras partes del escenario. Si la mantenemos durante todo el nivel, no habrá quien nos pare. Al finalizar cada pantalla tendremos que parar una barra que se irá llenando una y otra vez a toda velocidad. Cuanto más completa esté cuando la paremos, más recompensa obtendremos con estrellas (cien estrellas equivalen a una vida), llaveros o regeneradores de vida, materializados en helados, chocolatinas, etc.

Decidí no probar el resto de modos de juego hasta no terminar el principal por lo que había leído acerca de ellos. Tendremos dos disponibles: Combate Kirby y Redoble Dedede. El segundo de ellos es un añadido insustancial, simple y repetitivo, basado en pulsar A cuando la música nos invite a ello; es un compendio de fases rítmicas pero que como digo deja mucho que desear. Por otro lado, está Combate Kirby, un absoluto vicio. No me puedo ni imaginar qué se está preparando con Super Smash Bros. para 3DS pero si esto de aquí es un preámbulo para que nos hagamos una idea, el que acabo de nombrar va a ser el GOTY de 2014.

Kirby-Fighters-Revealed-KTD

En Combate Kirby nos enfrentaremos en escenarios típicos del mencionado, con elementos dinámicos y objetos aleatorios que se irán apareciendo en según qué momentos. Podremos escoger una de todas las skills para que, acto seguido, se vayan sucediendo rivales a los que derrotar con una habilidad determinada. Al principio será uno, luego dos o incluso tres simultáneamente, para que al final nos enfrentemos a nuestro equivalente controlado por la CPU y mucho más poderoso. Si antes dijimos que la historia principal se alargaría hasta las siete horas, este modo puede multiplicar ese contenido por tres.

Antes de finalizar, comentar que el título se mueve a unos constantes 60 fps, esté o no el efecto 3D en marcha, el cual por cierto no es demasiado agresivo aunque sí profundo cuando lo necesita. En el apartado sonoro no os esperéis nada distinto a lo habitual en la saga, así que tomad unos buenos cascos porque os entretendréis mucho con sus simpáticas melodías, que conjuntan a la perfección con el nivel en que nos encontremos en ese momento. Si me tuviese que quedar con un tema, ese sería el de selección de fase, magnífico.

Kirby

En definitiva, se trata de un más que notable juego de plataformas que se une al extenso y glorioso catálogo de Nintendo 3DS. De los mejores de la saga, bonito, largo, colorido, variado… Le falla su dificultad y la falta de riesgo en sus novedades jugables. La Hipernova es un puntazo, pero algo más hubiese sido la guinda del pastel, aunque bueno, el modo de Combate Kirby es casi una maravilla. El casi lo borraría si pudiésemos jugar en línea, ya que solamente podremos hacerlo en modo local.

Diversión es lo que mejor define a Kirby: Triple Deluxe, que mantiene su esencia intacta pero mucho más madura en algunos aspectos y demasiado conservadora en otros en los que no le vendría nada mal un cambio. ¿Recomendable? Por supuesto. ¿Merece la pena pagar por él más de treinta euros? Depende, porque se acercan Tomodachi Life e Inzauma Eleven GO: Luz/Sombra –ojo a este último, que hace poco ruido y es una pedazo de saga- y si no está el horno para bollos lo mejor es pensarse las cosas un par de veces antes de actuar. Es sí, en caso de que te guste Kirby y seas un amante de las plataformas, no sé a qué estás esperando, porque lo vas a pasar en grande con una gran obra. La bola rosa joins the battle. [82]

  1. Gracias por tu análisis, Tenzin… Este es uno de los juegos que voy a tener que comprar porque es la saga favorita de mi hija.Leyendo tu análisis, al menos me quedo tranquilo en que voy a comprar un buen juego.

    Un saludo.

Deja un comentario