Análisis SSD Sandisk Extreme PRO 240 GB

En AKB hemos analizado un largo etcétera de periféricos y componentes, pero hasta ahora no habíamos tenido la ocasión de analizar un disco duro SSD, uno de los componentes que ha cobrado más importancia en los últimos años de cara a montar un buen PC, gaming o no. Hoy probaremos el SSD Sandisk Extreme PRO 240 GB. ¡Manos a la obra!

ssd sandisk extreme 1

Para los que estén menos puestos en componentes de PC y leer SSD les suene a chino mandarín, os explicaré que estas siglas significan Solid State Disk, o disco/unidad de estado sólido en castellano. A diferencia de los discos duros convencionales basados en platos giratorios, los SSD están basados en memoria no volátil, como las memorias flash de un pen, por lo que el acceso a los datos es mucho más rápido que en un disco duro estándar. En este análisis nos centraremos en eso mismo, la velocidad de acceso: copia y lectura de datos desde nuestro sistema operativo al SSD Sandisk Extreme PRO 240 GB.

Queremos dar las gracias a Sandisk por prestarnos esta unidad para su análisis. Todos los componentes analizados han sido devueltos a sus respectivos dueños.

Embalaje e instalación

Como siempre en nuestros análisis hardware en AKB vamos a revisar el embalaje del producto y como se realiza la instalación en nuestro PC. Lo primero que nos llama la atención del Sandisk Extreme PRO 240 GB es lo bien protegido que viene el producto dentro de una especie de blíster que no deja que el SSD se mueva en el interior de la pequeña caja. Siempre lo comentamos, es esencial en un periférico o componente que el empaquetado sea el correcto ya que la mayoría de las veces compraremos online y tendrán un viajecito en transportista hasta nuestra casa u oficina.

ssd sandisk 2

En el momento que abrimos la pequeña caja del SSD vemos el disco duro, como hemos comentado perfectamente anclado en un blíster de plástico envuelto en plástico junto al libro de instrucciones y un adaptador para instalaciones en portátil (que no hemos utilizado). Además junto al libro de instrucciones y la garantía del producto (10 años) tendremos disponible un enlace para descargar el software para monitorizar el SSD en nuestro sistema operativo.

La instalación del SSD no puede ser más sencilla: abrimos nuestra caja (recordar que hay que apagar el equipo y desenchufar nuestra fuente de la corriente eléctrica antes de instalar hardware), seleccionamos un cable SATA libre y un conector de energía de nuestra fuente libre, conectamos y, en este momento tenemos dos opciones: clonar nuestro HD primario o realizar de nuevo una instalación limpia de nuestro S.O. Os aconsejo hacer la segundo opción y dedicar el SSD solo al sistema operativo y a uno o dos juegos de los que más uséis ya que son perfectos para las operaciones de lectura, pero la escritura continua degrada y limita la vida de nuestro SSD, aunque las nuevas tecnologías están consiguiendo alargar mucho la vida de estos componentes.

ssd sandisk 3

Hemos probado el SSD en Windows 8.1, instalando el sistema operativo en él y, además, formateándolo e instalando en el SSD algún juego y los programas de monitoreo y benchmark que hemos utilizado en este análisis. Este ha sido el equipo de pruebas:

•Procesador: Intel i5 4670K
•Placa base: MSI Z97 Gaming 5
•Memoria RAM: 8 GB DDR3 1600 CL9 Kingston HyperX
•S.O.: Windows 8.1 64 bits

Datos técnicos

Estos son los datos técnicos del SSD Sandisk Extreme PRO 240 GB:

Capacidad: 240 GB
Velocidad de escritura: 520 MB/s
Velocidad de lectura: 550 MB/s
Dimensiones: 2,75 x 3,96 x 0,28 in. (69,85 mm x 100,5 mm x 7,0 mm)
Temperatura de funcionamiento: de 0 ºC a 70 ºC
Temperatura de almacenamiento: de -55 ºC a 85 ºC
Interfaz: SATA Revisión 3.0 (6 Gb/s)
Resistencia a impactos: Resiste hasta 1500 G a 0,5 m/s
Vibración (en funcionamiento/sin funcionamiento): 5 g RMS, 10-2000 Hz / 4,9 g RMS, 7-800 Hz
Consumo de energía (en activo): 0,13 W (240 GB)

Pruebas

Hemos realizado una serie de pruebas a este SSD Sandisk Extreme PRO 240 GB y lo hemos comparado con el Samsung EVO 840 120 GB, el SSD que utilizo en mi día a día. Los programas que hemos utilizado para esta comparativa son AS SSD Benchmark y CristalDiskInfo, el primero para comparar la velocidad de lectura y escritura, y el segundo para ver los datos técnicos, temperaturas y nivel de salud del equipo.

En el primer test, el AS SSD Benchmark el Sandisk Extreme PRO 240 GB destaca frente al SSD de Samsung. Hemos realizado la prueba de lectura y escritura de 1 GB, tamaño suficiente para ver la velocidad de ambos SSD frente a frente. El Sandisk Extreme PRO 240 GB se muestra muy superior en todos los campos de esta comparativa, dando una puntuación final de 1085 puntos frente a los 734 de mi SSD habitual (en esta prueba más puntos es mejor). Como vemos en todos los modos de escritura de este test se muestra muy estable frente a el gran bajón que sufre el SSD de Samsung en la escritura 4K-64Thrd. Frente a lo que se nos publicita está realmente cerca y, está claro, que los 550 MB/s de lectura son en un entorno controlado, pero se ha quedado a apenas 40 MB/s. La velocidad de escritura ha sufrido un bajón frente a lo prometido de 70 MB/s, frente a los 520 MB/s de la publicidad de Sandisk.

Sandisk 240GB crystaldiskinfo

El siguiente test se utiliza para comprobar los datos técnicos de nuestro SSD y comprobar que todo está correcto ejecutando algunas pruebas de lectura y escritura por sectores. Os aconsejo a todos que, de vez en cuando le paséis este programa a vuestro equipo para comprobar la salud de vuestros discos duros.

Cuando hemos probado el SSD como disco primario, instalando Windows 8.1 y un par de juegos, uno en Steam y otro en BattleNet: Heroes of the Storm y Civilization V, el sistema se movía con una soltura maravillosa. Iniciábamos el sistema en apenas un par de segundos y Heroes of the Storm y, sobre todo Civilization V, se ejecutaban mucho más rápido que desde el HD convencional en el que guardo mis juegos. Sin duda, los 240 GB nos van a dar para instalar más de un juego en nuestro SSD y poder sacarle todo el partido a las características de este componente. Como disco secundario no he notado tanta diferencia en el arranque de Heroes of the Storm o Civilization V por lo que aconsejo usarlo siempre como principal.

Conclusión

En conclusión, si estáis buscando un SSD de calidad, el Sandisk Extreme PRO 240 GB está en la gama más alta dentro de los discos duros de estado sólido. Si tenéis un equipo antiguo, la simple instalación de un SSD como este va a hacer que penséis que habéis comprado un equipo nuevo; y si estáis buscando un SSD para vuestro nuevo equipo o para ampliar un PC de gama media o alta, estamos hablando de uno de los mejores SSD que hay en el mercado. En tiendas como Amazon lo tenéis disponible en este momento por unos ajustados 129 euros, un precio inmejorable por un SSD de 240 GB, pero recordad que si no tenéis el soporte de SSD en vuestra caja tendréis que comprar un adaptador.

Por la calidad, la velocidad extrema de escritura y lectura, este Sandisk Extreme PRO 240 GB se gana con creces nuestro sello de producto recomendado por este redactor y se coloca como la referencia que usaremos en los siguientes análisis de SSD en AKB. Nota: 90

Sello de Calidad AKB

  1. Este tipo de memoria es una pasada. No entiendo de marcas (y es algo de lo que me gustaría enterarme), sólo sé que en el MAC del curro no lo noto mucho, pero donde es una auténtica gozada es en la Surface Pro 3. La rapidez con la que se enciende, se apaga, gestiona archivos, programas, es algo que nunca había visto.
    Lástima los precios pero bueno, ya han bajado mucho y a medida que se vayan incluyendo en equipos, sobretodo portátiles, más que bajarán.

    • Ya os digo que este está a un precio no competitivo, casi regalado para el aumento de rendimiento que vamos a conseguir en nuestro PC.

      Al final no lo puede probar en la Xbox One, pero el próximo que nos manden para analizar tendrá su correspondiente análisis como HD externo en consola.

      • En el MAC probablemente no lo noto por la costumbre ya y el paso del tiempo. Supongo que el SO es lo que está en el SSD (tenemos todo tan capado que no podemos ver casi nada e instalar nada) y cierto es que para todo lo que tiene que abrir, programas y archivos tal y como estaban desde el último apagado pues mucho no tarda en dejarlo todo ok. Ten en cuenta que trabajamos en red y ralentiza mucho algunas cosas, archivos que estan en distintos servidores no se abren hasta acceder a ellos por ejemplo.

        4 o 5 minutos es lo que tarda en tenerme todo listo. El problema también radica en que me he mal acostumbrado a los 6 o 7 segundos en que la Surface se enciende (sin tener que hacer todo lo comentado antes claro).

        Dirás, menuda gilipollez si una cosa y otra no son comparables, y es así, pero una vez que pruebas algo que te sorprende parece que lo reclamas en todo.

        • No, claro, te entiendo perfectamente. No serán comparables a nivel HW, tú hablas de experiencia de usuario. Yo lo que pasa es que el SSD lo comparo exactamente con lo mismo que tenía pero sin SSD, y de arrancar en muchos segundos a hacerlo como si estuviera en reposo va un mundo. Y los programas instalados en el SSD son casi instantáneos.

  2. Merece la pena montarse un RAID-0 por software, cosa que la mayoría de placas base permite de serie. Es bastante sencillo incluso para los no iniciados. Yo por ejemplo tengo dos SSD Samsung de 120 Gb y la velocidad casi se duplica, he medido algo más de 1 Gbps en el ATTO.

    Y el precio es el mismo o incluso inferior a un sólo disco de 240 Gb.

    Para superar eso sólo hay los SSD vía PCI-E que en esencia lo que hacen es jugar varios SSD en RAID en la propia placa y de manera transparente al usuario.

Deja un comentario