Análisis teclado gaming Razer BlackWidow T.E. Chroma

Empezamos la semana con un nuevo análisis de un periférico. Esta vez vamos a analizar el último teclado mecánico de Razer: el Razer BlackWidow T.E. Chroma. Las siglas T.E., Tournament Edition, sirven para explicar perfectamente el usuario objetivo de este teclado: jugadores que necesiten llevar su equipo o periféricos allá donde vayan.

razer-blackwidow-tournament-edition-chroma-gallery-04

Todo el material analizado ha sido devuelto a sus respectivos propietarios. AKB quiere agradecer a Razer España por suministrarnos este teclado para el análisis.

En AKB ya analizamos el teclado gaming mecánico Razer BlackWidow Chroma y, para los que no recuerden el texto, consiguió auparse al al anterior teclado que analizamos, el Razer BlackWidow, solo en el nuevo sistema de iluminación Chroma de la compañía, que aportaba un plus importante, pero significativo para llevarse el galardón.

Hoy os presentamos una variante de este último teclado mecánico, que difiere sobre todo de su predecesor en su tamaño “recortado”, ya que la compañía a prescindido del teclado numérico para hacer de este Razer BlackWidow T.E. Chroma un teclado perfecto para llevar con nosotros allá donde vayamos. Vamos a analizar la versión USA de este teclado mecánico, que es la que nos ha suministrado Razer.

La caja y los accesorios

Como siempre en nuestros análisis hardware empezamos por el primer elemento que siempre nos salta a la vista: el envoltorio o, en este caso, la caja. Razer sigue fiel al negro y verde de casi todas sus cajas para periféricos y usa un cartón bastante resistente, por lo que no vamos a tener que preocuparnos excesivamente si hacemos un pedido online de este teclado mecánico. Lo primero que nos ha llamado la atención con respecto a las anteriores versiones del teclado gaming Razer Blackwidow es la ausencia de la ventanita en la caja por la que podíamos sentir el tacto de las teclas del teclado sin abrirlo. ¿Por qué han quitado este elemento? Porque la sorpresa viene en el mismo momento en el que abrimos la caja. Una caja que es, comparada con las anteriores, como un 15 o 20 por ciento menor, ya que este teclado elimina, como veremos más adelante, el teclado numérico.

Una vez abrimos nos llevamos la primera sorpresa y es que Razer ha incluido en este Blackwidow T.E. Chroma un maletin rígido con cremallera para que nos llevemos el teclado allá donde nos toque jugar o competir. Este teclado gaming tiene un target muy específico, está enfocado a los jugadores que tengan que llevar su equipo de un lugar a otro, ya sea para competiciones o para ir a jugar con su equipo a casa de los amigos o compañeros de equipo. ¿Por qué tenemos, los que vamos con nuestro equipo a cuestas constantemente, que conformarnos con el teclado del portátil o con teclados pequeños de baja calidad? Razer sabe el problema y el Blackwidow T.E. Chroma es una posible solución.

Tras la sorpresa del maletín, nos toca descubrir que accesorios ha incluido Razer. Intuimos que pocos ya que el espacio que queda da para apenas el teclado y no estamos muy desencaminados: encontramos el teclado Razer Blackwidow T.E. Chroma, un pack con las instrucciones, pegatinas Razer y unas instrucciones para entrar en un sorteo y el cable de conexión USB con sus terminaciones chapadas en oro. Sin lugar a dudas, lo justo y necesario, ni más peso del necesario, ni más cosas que luego ni siquiera vayamos a mirar.

Para comprobar la portabilidad el teclado, hemos llevado con nosotros el maletín allá donde fuésemos con nuestro portátil y no hemos notado excesivamente el peso de más, aunque el porta teclado es unos centímetros más grande, como veremos en los detalles técnicos, y es posible que no entre en todas las mochilas de transporte. Personalmente uso una SwissGear para portátiles de 15 a 17 pulgadas y ha entrado justo en la misma zona donde van el portátil y los cables.

Detalles técnicos

Estos son los detalles técnicos del Razer Blackwidow T.E. Chroma:

  • Switches mecánicos Razer™ / Fuerza de pulsación de hasta 50g
  • Vida útil de 60 millones de pulsaciones
  • Sistema de iluminación Chroma con hasta 16.8 millones de colores independientes por tecla
  • Diseño compacto de teclado
  • Hasta 10 teclas simultáneas
  • Teclas completamente programables y grabación de macros al vuelo
  • Cable USB de fibra trenzado y chapados en oro
  • Funda de protección
  • 1000Hz Ultrapolling
  • Configurable con Razer Synapse 2.0
  • Medidas: 366mm (ancho) x 154mm (alto) x 30mm (grosor)
  • Peso aproximado: 950g
  • Pruebas y funcionamiento

    Como vemos en los detalles técnicos, Razer ha conseguido empaquetar un teclado mecánico gaming en unas medidas muy comedidas, casi teniendo el mismo ancho que un portátil de 15 pulgadas, como podéis ver en algunas fotos. El peso, aproximadamente 1 kilo, comparado con sus hermanos mayores que eran bastante más pesados es un alivio si vamos a transportarlo aunque cuando lo tengamos en las manos veremos que, aunque más liviano, es igual de compacto y resistente que el resto de la gama Blackwidow.

    Los switches Razer siguen funcionando a la perfección como en la versión completa de este teclado. Hemos probado en sesiones largas de juego a World of Tanks, Heroes of the Storm o CS:GO y a escribir algunos artículos con el y demuestra, día a día, el porqué los teclados mecánicos son tan superiores a los de membrana. Ganamos en tiempo de respuesta, gracias a la iluminación Chroma tecla a tecla, aun jugando a oscuras tenemos las teclas de cada juego perfectamente identificadas y, con las nuevas características que poco a poco se van añadiendo, en breve tendremos iluminación personalizada juego a juego. Un diez para Razer.

    Este teclado mecánico gaming se configura con el sistema Razer Synapse de la compañía, cuya única pega es el tener que registrarnos para poder usarlo. Han conseguido un sistema simple de configuración, tanto de los macros como del sistema Chroma, que podremos hacer en apenas unos segundos. ¿Jugando a un MOBA? Tan sencillo como entrar en el configurador e indicarle que, cada vez que iniciemos League of Legends, por poner un ejemplo, nos ilumine únicamente las teclas que se usan en ese juego. Poco a poco, gracias al Chroma SDK, tendremos más configuraciones para cada juego o programas que utilicemos.

    El teclado se ajusta a la perfección a nuestras muñecas, pero echamos de menos una versión del Razer Blackwidow con reposamuñecas incorporado. Tras largas horas de juego no sentimos molestias, pero creemos que puede ser un añadido importante, o que la compañía lo venda como periférico independiente. Comparándolo con el anterior modelo completo (con teclado numérico) no tenemos conexión USB lateral ni salidas de audio y micro.

    Conclusiones

    Estamos frente a un teclado que iguala la calidad del anterior Razer Blackwidow Chroma, usa los mismos componentes, tiene más o menos el mismo precio (169 euros) y simplemente se difiere del anterior en que no tiene teclado numérico e incorpora la funda rígida de transporte. Si tenemos que encontrar alguna pega, sería sin duda el material con el que está realizado el teclado que se ensucia demasiado rápido y, a las pocas horas, ya muestra huellas de uso. Además, todavía no tenemos posibilidad de comprarlo con la configuración española. Por lo demás, volvemos a quitarnos el sombrero ante la calidad de componentes y de uso que tiene este nuevo integrante de la gama Blackwidow de Razer, sin duda el mejor teclado mecánico gamer compacto que hemos probado en la redacción de AKB. Nota: 95

    Más información: http://www.razerzone.com/es-es/gaming-keyboards-keypads/razer-blackwidow-tournament-edition-chroma

    Sello de calidad AKB

    Deja un comentario