Asistimos a la presentación de Laser Ultra en Kinepolis Madrid

Llega el nuevo año 2015 y con él, los nuevos propósitos. Esos que nos dicen “voy a dejar de fumar”, “voy a empezar a hacer ejercicio” y “me voy a poner a dieta”. Aquellos que recaen en nuestra persona suelen acabar en desastre después de un par de semanas en las que nos convencemos a nosotros mismos que esto se mantendrá a lo largo del año.

Laser Ultra Kinepolis

Pero las empresas se toman estas misiones en serio. Tienen que innovar, reinventar y mejorar la experiencia que ofrecen a los clientes, es decir, nosotros. Kinepolis está en ese camino con su tecnología Laser Ultra. AKB no dudó en asistir para ver cuál es el futuro del cine según Kinepolis. ¡Y vaya futuro!

Estamos cansados de escuchar hablar sobre el 4K, esa resolución que doblará la capacidad de las actuales pantallas para que podamos ver hasta los pelos de la nariz del protagonista de la película. El HFR (High Frame Rate o 48-60fps) también ha hecho acto de aparición en los últimos años con las películas de la trilogía El Hobbit de Peter Jackson, dando la sensación de que nos encontramos en el propio rodaje del filme debido a la fluidez que posibilitan los 48fps. Por último, el 3D ya se ha establecido definitivamente en las salas de cine de todo el mundo, decidido a sacar un par de euros más a los incautos espectadores que esperan la nueva Avatar o Gravity para ver justificada la tridimensionalidad. ¿Qué me diríais si ponemos las tres tecnologías juntas? Que tenemos el sistema Laser Ultra que Kinepolis ha implementado en cuatro salas de Kinepolis Madrid. Ya era hora de verlo en acción más allá de los pantallones que se exponen en un Media Markt cualquiera con los que solo podemos soñar.

Para presentarnos la nueva tecnología, tuvimos como maestro de ceremonias a Bob Claeys, director de I+D de Kinepolis, que empezó la presentación con un repaso a la historia de la compañía, desde sus inicios en Bruselas con el objetivo de ofrecer la mejor experiencia cinematográfica, hasta las últimas tecnologías incorporadas en salas donde ya, pese lo que le pese a los románticos, los proyectores tradicionales fueron hace mucho tiempo desterrados. DTS, THX y el primigenio 3D de gafas de cartón rojas y azules que provocaban dolores de cabeza continuos se han dejado atrás, sustituidos por sistemas más refinados que han tardado en asentarse en las salas. Pero ahora Kinepolis quiere ir a la vanguardia con su sistema Laser Ultra. Pero ¿qué se esconde detrás de un nombre que suena a ciencia ficción?

Aparte de un armatoste considerable, está el nuevo proyector de la empresa tecnológica Barco, un monstruo que reproduce contenidos 4K en 3D a 60 fps. Bien. ¿Y para los que no queremos más resolución, qué hay de nuevo? Bob nos respondió a esa pregunta inmediatamente: con las gafas 3D que se utilizan en los cines, perdemos luminosidad. Es como ponernos unas gafas de sol cuando no las necesitamos, cargándonos parte de los colores que se reproducen en pantalla. La solución de Barco ofrece más luminosidad, igualando la que tenemos en películas en dos dimensiones. Aún así, todavía falta un elemento importante y ese es el sonido: Dolby Atmos con sus 64 canales de sonido se encarga de ofrecernos una experiencia donde el sonido nos envuelve en las salas de Kinepolis.

Laser Ultra Proyector

Después de estas palabras más propias de una nota de prensa que de una crónica, toca evaluar cómo se sienten todas estas características técnicas. Para ello, pudimos ver diferentes clips con la nueva tecnología, tanto a 24fps (el estándar en el cine) como a 48/60fps (el dichoso HFR). En el primer caso, con un spot publicitario en 2D el aumento de la definición se nota en planos cercanos donde se alcanza un detalle altísimo pero los 24fps a los que estaba difuminaban la imagen dándole ese aspecto tan “cinematográfico”. Los 60fps (HFR) en cambio, se notan artificiales. Con todo el respeto para el que disfrute de esta nueva tecnología, parece que estemos viendo la última telenovela de TVE en vez del blockbuster del año. Estás inmerso ahí dentro, como si lo vieras en la vida real, pero a la vez, eso mismo es lo que te arroja fuera de la ambientación. Para terminar de apreciar el nuevo Laser Ultra, nada como probarlo con el 3D activado y el trailer de la nueva entrega de la franquicia de dinosaurios de Spielberg, Jurassic World, y los primeros diez minutos de El Hobbit: La Batalla de los Cinco Ejércitos. Como se podía esperar después de la presentación de Bob Claeys, no se pierde luminosidad frente a las soluciones tradicionales, aunque tengamos esas gafas oscuras que eliminan cierta luz. Aún así, el HFR que Peter Jackson nos quiere meter a presión no le hace ningún favor a El Hobbit, dando lugar a la citada sensación de ver una serie cualquiera de televisión.

En definitiva, detrás de la demostración de músculo, también se ve que hay cabeza. Yo, como consumidor, nunca aceptaré esos 48/60fps en una sala de cine (tampoco le gustan al director de I+D como nos confesó) pero está claro que es una tecnología que despierta pasiones y odios. Los videojuegos han adoptado el estándar de 60fps como techo técnico rápidamente. Si ha ocurrido en esa industria, ¿por qué no se puede trasladar al cine? Con Laser Ultra, estamos hablando de que Kinepolis se posiciona como un early adopter en este mercado, jugándose el negocio a una carta a largo plazo. ¿Habrá suficiente oferta que aproveche realmente la nueva tecnología siendo la nueva Avatar de James Cameron una de las grandes esperanzas? Por ahora, las conclusiones que arroja es que para los amantes de la tecnología y la innovación, Laser Ultra ofrece lo último que se encuentra disponible en el mercado. Para los demás, se posiciona como un añadido que seguramente supondrá un coste extra en la entrada que no se está dispuesto a asumir. Pero como hay que ofrecer nuevas experiencias, Kinepolis quiere reinventar el cine. ¿Lo conseguirá? Eso está en vuestra mano, espectadores.

  1. Decir que el hobbit HFR se ve como una telenovela es como decir que Assasins Creed Unity se ve mas cinematográfico a 30fps y 900p, vamos con todos mis respetos una soplapollez, al principio a mucha gente le pasaba lo mismo con los televisores HD, y no creo que ninguno queramos volver al tubo, ¿o no? Es cuestión de acostumbrarse, a mi personalmente me encanta.

      • Yo, como el compañero Akatsuki alucino con la resistencia al cambio (a mejor) de la gente.

        Imagino que seréis de los que cuando llegó al cine el sonido, el color o el multicanal opinabais que se perdía esencia, ¿no?

        Respeto indudablemente todas las opiniones y actitudes. Pero no se engañen señores. El cine no se va a quedar en unos 24fps cuya única razon de existir es que era la mínima velocidad (y por lo tanto la que menos metros de negativo usaba) a la que la gente no se quejaba de que el movimiento iba a saltos en los inicios del cine…

        Demasiado han durado ya!!!

  2. No creo que sea el momento de poner estas tecnologias en el cine, cuando su talon de aquiles es el precio.

    Al usuario comun se la suda el atmos, las 3d, los 4k y los 60fps…. quiere ir al cine por un precio razonable, y no el robo que supone hoy en dia. Ellos mismos, pero el camino para reflotar el cine no es este.

    Buen articulo.

  3. Lo mismo me ocurrió a mi cuando me compre hace unos años mi primera television a 120 hz. Todas las peliculas parecían mucho más caseras y menos fantásticas, y eso que seguían siendo pelis a 24 fps interpoladas a 100hz.
    Pasado un par de meses te acostumbras y pasa a ser todo lo contrario.
    La unica gracia de ver a 24 fps es que tu cerebro se inventa todo lo que hay en medio, y si no esta rodada para este fin puede que haga mejor trabajo.
    Dejemos que los productores empleen efectos especiales y tomas utilizando esta nueva tecnología y después critiquemos.

Deja un comentario