Avance de Dark Souls III

Miyazaki, Miyazaki, Miyazaki. Mira que te gusta hacernos esperar. Tan solo quedan un par de meses para descubrir el resultado final del creador y presidente de From Software, compañía que se hizo y seguirá haciéndose famosa por desarrollar y distribuir la saga Dark Souls, Demon Souls y más recientemente, Bloodborne.

Dark Souls III

De esta nueva entrega solo sabemos lo que pudimos extraer de la beta que se lanzó a mitad del mes de octubre. Sin embargo, la curiosidad mató al hueco y es ahora cuando nos toca hablar de lo que nos deparará esta nueva entrega. En octubre se nos dejó escoger entre cuatro categorías de personajes: caballero, guerrero norteño, heraldo y asesino de la academia. Cada uno de ellos con diferentes armaduras y vestimentas. El caballero tendrá una armadura muy similar a la de caballero de élite propia del primer Dark Souls mientras que el asesino de la academia adoptará una estética más característica de Bloodborne.

A pesar de la gran influencia que esta tercera entrega tendrá de sus predecesoras, no podemos sino ver nuevos detalles que nos dejan con ganas de más. Desde esa catedral cuya pasarela de flores otoñales nos guían hacia el primer boss Dancer of the Frigid Valley, danzarín y siniestro, hasta esa paleta de colores que lejos de la calidez, se adentra en la palidez de rosas marchitas, símbolo de la batalla entre la vida y la muerte.

Si algo nos acerca a este universo propio del señor Miyazaki, son las dualidades. Dualidades entre Dioses y Hombres, entre Vida y Muerte, entre Luz y Oscuridad, entre Frío y Calor. Esta reciente entrega también tendrá en cuenta estas dualidades pero en un mundo más apocalíptico. “Solo quedan las ascuas” nos anuncian como lema el tráiler del juego. La Maldición seguirá arrasando los reinos con el paso de los ciclos, de la Luz y de la Oscuridad.

Otras incógnitas que se nos plantean tras ver el primer avance es: ¿Qué encierra la corona que se nos muestra? Es cierto que ya vimos las coronas de tres grandes reyes caídos en Dark Souls 2, a la que podríamos sumar la corona de Vendrick. Pero, ¿qué poder albergará esta corona, este reino? Y ¿quién se esconde tras aquellas manos de porcelana?

Tampoco sabemos si seremos descendientes de un señor de la Llama o de Manus, padre del Abismo, poseedor del Alma Oscura y de la Humanidad. Gran quid de la cuestión lo tiene la beta al no dejarnos “huecos” al morir, por lo que no somos portadores de la Maldición que asolaba anteriores partes. Eso no quiere decir que la Maldición no siga existiendo. Sin embargo, podemos consumir embers o llamas que nos rodearán pero no nos consumirán. El lema del tráiler tiene más sentido que nunca y nos da grandes pistas de lo que nos deparará en el juego.

Sabemos que la dirección artística ha tenido en cuenta el gran éxito de Bloodborne dado que hemos encontrado retazos de éste tanto en la estética del asesino de la academia como en el boss final, y en la jugabilidad que toma como base la velocidad del personaje propia de este juego. Se ha tenido en cuenta también que haya una mayor interrelación entre partes del mapa (algo que Dark Souls 2 perdió en favor de la variedad, y que parece ser que esta tercera entrega retoma en un acercamiento al diseño de niveles y de aquellos intrincados laberintos de Dark Souls y Bloodborne).

Dark Souls III

La tercera entrega combinará el mundo de la fantasía de sus predecesoras y los toques góticos del último título de From Software. La arquitectura nos habla de ello en la única ciudad conocida del juego, Lothric, una mezcla entre Lordran y Drangleic que contiene un ambiente mucho más pesimista y extraño propio de lo mejor de Bloodborne. El resultado será una gran y perfecta telaraña conectada entre sí y continuista con la historia y mecánicas del primer Dark Souls, aunque algunas de sus telas estarán cosidas por Bloodborne.

De la boca del propio creador conocemos algunos detalles. En la entrevista dada a la revista Edge hace unos meses, Miyazaki describió a este juego como “el final” pero no en la forma que todos pensamos: no como el desenlace de una saga, sino como el final de un mundo que está próximo a finalizar. Él resume el siguiente título en una frase: “Si Dark Souls trataba de matar a un Dios, Dark Souls III tratará de matar a un Lord”. Esto nos vuelve a dar pistas de nuestra propia procedencia en el juego, ya que, matamos a un rey Dios (Señor de Luz) en el primero, un rey humano (Señor Oscuro) en el segundo, tal como sucede con los ciclos naturales de la saga. ¿A quién derrotaremos en esta entrega? Todo apunta a que será un señor de la Llama, que mantiene la estética propia al Rey de los Gigantes, personaje propio de Dark Souls II y vengador caído de Vendrick. ¿Se situará la acción en la tierra de los Gigantes? Todo lo descubriremos una vez que nos pongamos a los mandos.

Por otra parte, los enemigos encontrados en el avance nos permiten descubrir que algunos están clasificados por rangos, es decir, a más brillo de sus ojos (si éstos están rojos), mayor será el nivel del mismo enemigo (como sucedía en Demons Souls). Otros cambios serán la HUD del juego aunque permanecerá la música de Yuka Kitamura que ya logró derretirnos con Dark Souls II y más recientemente, con Bloodborne.

Para amenizar la llegada, se publicarán una serie de cómics sobre el universo Dark Souls, tal como se confirmó recientemente. El primer tomo tendrá cinco portadas alternativas y se publicará en EEUU a partir del 6 de abril. La editora elegida ha sido Titan Comics y el guión está a cargo de George Mann con ilustraciones de Alan Quah.

Dark Souls III

La gran fecha será una semana después, el 12 de abril, cuando Dark Souls III saldrá para distintas plataformas (PC, Xbox One y PS4), en distintos formatos. En primer lugar, tenemos la edición Apocalypse que contendrá una caja especial, la copia del juego en sí y un CD con la banda sonora oficial. La edición Prestige (la más cara) viene con una figura de cuarenta centímetros más tres parches, la banda sonora, un mapa, y un libro de arte con tapa dura de tamaño A4. La versión intermedia, llamada la edición Coleccionista es igual que la Prestige, salvo que ésta contiene una figura de veinticinco centímetros de otro personaje a la edición más cara.

Todas las respuestas las obtendremos en menos de dos meses. Que las llamas no nos quemen y nos iluminen en la oscuridad. Praise the sun, amigos.

  1. Miedo me da la llegada de este juego.
    Acabo de cerrar Bloodborne con el DLC platino y todo el percal y pufff… me acojona pasarme otro añito obsesionado con un juego, robándome horas de sueño y vida social.

    Miyazaki, cabrón!

    Gran artículo, por cierto 😀

  2. Creo que en el fondo soy un hipster camuflado, por que debo admitir que desde que la saga Souls se masifico le perdi bastante aprecio y hasta respeto, no digo que sean malos juegos Dark Souls, pero sobretodo Demos Souls me parecen los mejores juegos de la pasada generación por encima de Gears of War, Uncharted o cualquier juego Ultramegamainstream, pero ahora que cualquier paisano opina y dice que es de lo mejor ya me da igual, y ver como se sistemáticamente el publico destroza sus partes y las reduce a un simple “Quiero llegar al Boss y fundirlo en un minuto y decir que soy el San Putas del juego” pues como que meh, siento que esto se volvio un Call of Duty, que lo jueguen los niños, pero como Demons/Dark asi como con COD4, no volvera a haber otro.

Deja un comentario