Biblioteca AKB. Ready Player One

Desde muy enana he sido una ávida lectora; los libros siempre han estado dentro de mis hobbies preferidos, y guardo muy buenos recuerdos de algunos. Lo mismo me pasa con los videojuegos. ¿Qué obtenemos entonces si mezclamos dos grandes aficiones? Pues una maravilla en forma de Novela llamada “Ready Player One“.

Cualquier tiempo pasado fue mejor
Estamos en el año 2044. Tras la crisis energética, el cambio climático y las guerras, el mundo está sumido en la más absoluta decadencia. Prácticamente todo el mundo acude a refugiarse en Oasis, un simulador virtual que permite llevar una vida a gusto del consumidor, mezcla de Second Life y MMO. Las tecnologías del momento permiten una inmersión total con sofisticados equipos de realidad virtual: gafas, guantes, trajes… Lo único que se necesita es una consola y el equipo, sin pagar cuotas de ningún tipo (ya nos gustaría, ¿eh?)

El mundo sigue cuesta abajo y Oasis sigue reuniendo cada vez más jugadores, entre ellos al protagonista de la novela, Wade Watts, pero algo rompe la rutina: el multimillonario creador del simulador, James Halliday, muere, y automáticamente se emite un comunicado a nivel mundial con su última voluntad: en Oasis se esconde un huevo de pascua. El afortunado jugador que se haga con él, pasará a ser el dueño de su fortuna. La premisa es sencilla: 3 llaves son necesarias para poder acceder al premio. Una tabla de puntuaciones en la hasta ahora inactiva web del creador, indica en todo momento cómo se está desarrollando el juego. La clave: la cultura de los 80. Música, videojuegos retro, ordenadores, recreativas, juegos de tablero, películas, seriesHalliday advierte que será necesario un amplio conocimiento de su década favorita para poder alzarse vencedor.

Los años van pasando y tras la euforia inicial, la gente comienza a dudar acerca de la existencia del huevo. Entonces, una noche, aparece el nombre de un jugador en la primera posición de la tabla… Wade ha encontrado la primera llave.

Retro Tape

Las cintas de casette, prácticamente extinguidas. Los próximos serán los manuales...

Fiebre retro
Como no podría ser de otra manera, nada más ver el vídeo de Halliday, Wade comienza a culturizarse con todo el material de los 80 que encuentra. Las referencias a series, música (¡grandes Duran Duran!) y videojuegos son constantes. Además, Oasis es un mundo que permite personalizar el entorno, por lo que en su vasta extensión han surgido miles de reproducciones (mazmorras de Dungeons&Dragons, bares de recreativas, museos retro…) En resumen, algo con lo que a muchos se les caería la baba: miles de videojuegos dentro de un videojuego.

Siendo un gamer y teniendo un mínimo de cariño por lo retro, es inevitable que nos pique el gusanillo según vayamos avanzando en la lectura y nos den ganas de jugar a todos los títulos que se describen (servidora anda liada con el Zork ahora mismo). Pero no nos confundamos: Ready Player One no es una Retropedia; Ernest Cline, autor del libro, ha hecho un magnífico trabajo y las apariciones de los juegos están perfectamente justificadas y adaptadas a la jugabilidad de Oasis. Los jugadores no se sientan frente a un ordenador a terminar un juego.. Se meten dentro y ellos son los protagonistas. Text
Adventures incluídas. Todo un lujo.

Space Invaders
El pixel como el oso: cuanto más grande, más hermoso

Una novela bien construída
Una de las cosas que más me ha gustado de Ready Player One es cómo se tratan los tópicos. Si hemos jugado a algún MMO o tenemos a algún amigo que tacha los videojuegos como un deporte de frikis, seguro que nos sentimos identificados ante numerosas situaciones que se plantean en el libro (un jugador que tras quedar en ridículo ataca alegando que el tiempo que los demás invierten en jugar él lo emplea en acostarse con mujeres, avatares femeninos esqueléticos o del tipo “actriz porno”, sin términos medios…) Los personajes son creíbles y en seguida se les coge cariño, y la historia sigue el esquema de una buena novela fantástica de aventuras sin dejar el humor de lado.

En resumen, nos encontramos ante una gran novela cuyo principal aliciente es el universo que envuelve a la trama: videojuegos y cultura de los 80, que sumado a una buena historia y a unos personajes muy carismáticos, dan como resultado un gran libro. Si no te gustan los videojuegos, supongo que se te hará entretenida sin más. Si te gustan los videojuegos, no sé a qué esperas para leerla, porque Ready Player One hará disfrutar a los afortunados nostálgicos que vivieron la década de los 80, y dará un nuevo punto de vista a todos aquellos que no pudimos vivir el retro en su momento. En cualquier caso, una obra imprescindible para cualquier amante del mundillo. No os defraudará.

Título: Ready Player One
Autor: Ernest Cline
464 páginas. Ediciones B.

    • Por supuesto que en parte es un homenaje, pero como menciono, el tío no se limita a enumerar juegos, series y canciones. Adapta muchas cosas para que sean jugables desde Oasis, y eso mola 😀

Deja un comentario