Bioshock Infinite es una inolvidable aventura y un FPS del montón

Bioshock Infinite es un juegazo. Quizá la mejor aventura que he jugado en esta generación. Recupera lo que hizo grande a Bioshock y lo potencia hasta un nivel que asusta por lo alto que es. En Infinite se deja atrás la ciudad de Rapture para embarcarnos en Columbia, lugar nuevo pero con mucho en común con el sueño de Andrew Ryan.

Un lugar idealizado pero podrido desde su misma concepción. La principal diferencia entre el planteamiento del escenario de Bioshock Infinite y Bioshock es que Columbia se encuentra en su máximo esplendor, mientras que la Rapture que recorrimos en Bioshock había prácticamente desaparecido.

Y esto es un sueño para todos los que anhelábamos una precuela del primer Bioshock en la que disfrutar de la visión de Ryan en su apogeo. Irrational Games lo ha hecho posible, aunque haya cambiado de escenario, de ciudad. Rapture y Columbia tienen mucho en común, partiendo de su personalidad utópica, su anhelo de diferenciarse de lo establecido en el mundo y por lo dictatorial de sus líderes. A pesar de todo el hype, Infinite ha conseguido el más difícil todavía: superar las altísimas expectativas que había creado y convertirse, posiblemente, en el mejor juego de la franquicia.

El arte de Bioshock Infinite es maravilloso

Arte de Bioshock Infinite

Como en los anteriores Bioshock, el principal aliciente para el jugador es el mundo que se presenta y el trabajo artístico con el que se ha llevado a la vida, y el vehículo escogido para la jugabilidad ha vuelto a ser el de shooter FPS. Esto permite darle protagonismo a elementos bélicos sacados de la personalidad del universo creado, como los potenciadores del personaje o la equipación que podremos recoger, pero también volver a optar por el camino fácil con una fórmula de FPS que resulta simplona, poco inspirada y que no aporta nada al género. Así, los tiroteos, que están presentes en gran parte del juego, hay que verlos como el mal necesario para recrear un argumento en el que la violencia y el conflicto van de la mano de la historia. ¿Sería mejor juego Bioshock Infinite si fuera mejor FPS? Lo dudo mucho. Sus virtudes son otras. Salvando las distancias, Bioshock Infinite es como el emotivo To The Moon, dos grandísimas experiencias cuyo principal lastre es el género al que pertenecen.

Gráficamente PS3 no consigue esconder algunos problemas de tearing (aunque para nada comparables al despropósito de Far Cry 3), de resolución de texturas o, simplemente, de músculo. Eso sí, a nivel artístico Irrational Games vuelve a demostrar que son unos auténticos gigantes a la hora de crear mundos con una personalidad única. Puesto a quejarme de algo, comentar que las escenas de carga al entrar en una zona nueva cortan el ritmo de juego. Sí, soy consciente que a nivel técnico es complicado hacer desaparecer estas cargas intermedias, pero tengo que resaltar que la interrupción de la acción tiene consecuencias con respecto a la inmersión del jugador.

Si se habla de Bioshock Infinite es obligatorio hacerlo de Elizabeth, un personaje que Irrational siempre ha identificado como clave en su juego, aunque su importancia sea más por su papel en la historia que por su implicación en el gameplay. Irrational ha optado por la via Salomónica, siendo Elizabeth inmune a los ataques de los enemigos, que no le prestarán atención. Su papel en la acción será acompañar al protagonista intentando no molestar más de lo necesario – aunque alguna vez se nos colocará en medio del camino -, pasarnos monedas e items que se encuentre por el escenario, darnos el palique necesario como para avanzar en la historia y hacer uso de sus habilidades especiales para facilitarnos las cosas. Pero su auténtico rol es el de protagonista no jugable, pues será a través de ella como la aventura avanzará realmente.

El apartado sonoro no anda muy lejos de la ambientación visual. En él encontramos desde fragmentos del Requiem de Mozart a Nocturnos de Chopin, y lo mejor de todo es que su presencia queda de cine. Además, las canciones emitidas por las radios te transportarán a otra época, consiguiendo un efecto de ambientación propio de una superproducción. Un apunte: fíjate en las diferentes versiones de la canción “Girls just wanna have fun”. El doblaje, pese a mis dudas iniciales, me ha convencido, aunque hay que destacar que se puede disfrutar de la pista de audio original si se elige en el menú de la consola – que no del juego – el inglés como idioma.

Permíteme acabar con un comentario sobre el final, sin spoilers. Sin entrar en detalles, tengo que decir que, a mi entender, da un giro innecesario que complica una trama cuyo papel debería limitarse a no estropear lo mucho que aporta el concepto de civilización rebelde que es Columbia. Kevin Levine decide dar un doble salto mortal sin red y a mi personalmente me parece algo pretencioso que sobra. Y es que la historia que presenta el juego, sin aderezos finales, ya es suficiente como para conseguir mantener al jugador enganchado y motivarle para investigar fuera del camino preestablecido, en búsqueda de grabaciones o informaciones que le aporten una información extra sobre la carismática ciudad de Columbia, un lugar que poco o nada tiene que envidiar a Rapture en cuanto a personalidad y atractivo. Pocas pegas más le puedo poner a un juego que me ha encantado como experiencia, siendo una aventura de esas que se quedan grabadas en la memoria y a las que das infinidad de vueltas una vez finalizas. [94]

PD: si ya te has pasado Bioshock Infinite y no acabas de entender el final, quizá quieras comentarlo en el hilo del foro de AKB, en el que he dejado la que parece ser la explicación oficial.

  1. Juegazo increíble. Sublime.
    Aunque me ha sorprendido que en final no te termine de gustar, puesto que para mi es lo que hace grande al juego.

    Columbia no es ni la mitad de profunda que Rapture, en mi opinión, tanto en ambientación como en filosofía e historia. Pero es que el juego no se centra en la cuidad, solo es un telón de fondo para contar la historia que se nos aclara en el final. Un argumento sobre física cuántica que es imposible que no parezca pretencioso, porque realmente es MUY grande. Cada mínimo detalle de todo el juego, desde el principio, gira en torno a esa idea, y me sorprende que te sobre.

    Pero por lo demás muy de acuerdo contigo, sobre todo en lo de el componente shooter, que en mi opinión no está a la altura de el aspecto narrativo y de ambientación. Al final termina siendo un juego de tiros común, mientras que en todo lo demás es INCREÍBLE.

    Pero sin duda, ya tenemos GOTY. A no ser que un tal The Last Of Us diga lo contrario… ;P

    • Gracias x pasarte por aquí, crack!

      El final es que es darle un giro que – para mi – no es necesario, el resto ya es lo suficientemente bueno como para no necesitarlo.

      Son opiniones, claro, pero para mi Columbia es mucho más rica en cuanto a imaginario que Rapture. El número de referencias a la cultura americana, alteradas por el Profeta para tener al rebaño controlado, es muy grande. En cuanto a arte quizá van más parejos, pero en Rapture lo que predominaba eran carteles publicitarios, y en Columbia son de propaganda ideológica, lo que da más juego, además de mojarse.

      Pero vamos, que creo que en lo principal estamos de acuerdo: juegazo.

  2. Me alegro por fin que haya alguien que comparta mi opinión al respecto, como shooter es bastante flojito, su dificultad tampoco es de locura y eso que la IA es aceptablemente buena y los tónicos no aportan nada, te puedes pasar el juego con electrocutar y poco mas.

    Eso si, a nivel artístico es una pasada, de lo mejor que he visto en años y la inmersión es total. Y la jugabilidad que aporta Elisabeth es genial, no había visto nada parecido

    No estoy de acuerdo en que sea el mejor de la franquicia, el primer Bioshock es magia pura.

  3. Apenas he empezado el juego, acabo de conocer a Elizabeth, y de momento me encanta. aunque ya sabía que me iba a gustar, jeje.

    Lo único que lo encuentro muy cutre gráficamente. Incluso para 360.

  4. La principal ventaja que tenia mi visionado de Bioshock Infinite era que ni siquiera había jugado a su predecesor así que mi nivel de Hype estaba totalmente por los suelos y gracias a la suerte me regalaron la versión de PS3 que incluye su primera parte. Del primero, la verdad que la historia me pareció genial pero sus mecánicas son sinceramente básicas y para ser un juego del 2007 creo que no ha envejecido para nada bien, pero me atrajo su historia, ya jugando infinite no se, me pareció genial en todas sus facetas, ahora, eso de que no aporta nada al genero pues no se que juego ha aportado algo en realidad brutal a un FPS desde Half Life 2, y no me vengan con Portal por que es sencillamente es un ejercicio de autoconvencimiento de que sus mecanicas funcionan dentro de un entorno complaciente a las mismas, cuando esa portal gun se integre a un juego como Half Life creere en esa teoría de otra manera NO, pero bueno, lo cierto es que infinite me parece un juego brutal por mas simplonas que sean sus mecánicas podría decir que es la Nemesis perfecta de Crysis, una saga en la que sus creadores ponen toda su fe en la tecnología, no hay concepto ni fondo, solo empaque, eso es lo que hace a Bioshock especial, o que me dicen del vídeo a 60 fps de Battlefield 4 si claro muy bruto y todo, pero no deja de ser predecible y hasta monótono, un ejercicio ya mil veces visto solo que con una presentación de lujo, es como asistir a una cuarta parte de Transformers mas efectos no quiere decir mayor calidad pero ahi esta la masa alabando algo que en lo personal me parece una farsa, ya quisiera ver de que es capaz Irrational con un motor como el de BF4, simplemente los dejaría en evidencia.

    • GSPXXX, no hablo de revolución, hablo de cosas simples como coberturas, que aquí no hay, como la nula infiltración, como que aquí los enemigos te atacan en plan suicida y no tienen apenas energía, como que apenas hay progreso en el perfil de combate (el equipamiento mola pero el concepto no está aprovechado, los poderes en su mayoría son anecdóticos)…

      • No voy a debatir eso por que sencillamente tienes toda la razón, pero, es que lo demás esta a un nivel tan alto que se te olvida en ocasiones lo simplista de su propuesta jugable.

  5. yo creo que si vas hilando grabaciones y historia el final no es que se pase, es que es absolutamente necesario , ya que el juego esta construido en torno a el y una vez q entiendes los detalles que antes pasabas como anécdotas alucinas con el grado de detalle de la historia.

    • En ningún momento he dicho lo contrario. Lo que quiero decir es que yo, como jugador, creo que ese tipo de giro final crea una confusión en el jugador que evita que se preste la atención necesaria a la experiencia que se ha vivido, pues el jugador la cuestionará, preguntándose si realmente las sensaciones que ha tenido han estado justificadas.

  6. La pregunta clave para mi… da miedo? xDD
    Soy un miedica (bueno, lo justo… puedo ver pelis de miedo o vivir situaciones de las del corazon en un puño pero no es algo que me encante ver) y quiero saber si es el típico juego de pasarlo mal mientras vas caminando.

    • Hasta donde yo he llegado, y llevo horas, cero miedo. Tiene escenarios demasiado abiertos y nada tenebrosos. Tambien aunque posee interiores recargados y de zonas industriales y otros un poco destrozados ni hay sustos ni nada por el estilo…como mucho recuerdo un momento con un poco de “tensión” por el “pajaro” pero nada de pasarlo mal.

      • Correcto, no es un juego de sustos, es un juego de aventuras. Tiene un par de momentos que no esperas con songbird, pero vamos, que si tu pregunta es si se trata de algo como Dead Space, NI DE COÑA.

      • Lo decía por que el primer Bioshock me llama la atención pero estar encerrado bajo el agua con las salas oscuras que salen en todos los fotogramas y los big daddy por ahí pululando me daba una especie de “angustia” que me tiraba hacia atrás al querer hacerme con el juego. Si este no es igual (ya lo parecía, como mucho temía por los escenarios interiores) lo miraré con otros ojos xD

        De todas formas reconozco que soy un poco raro, no me gustan las cosas de miedo pero con Silent Hill 2 me lo pasé en grande xDDD

        Merci!!

      • Me pasa lo contrario, los anteriores Bioshock me gustan entre otras cosas precisamente por eso xDD

        Y Silent Hill 2 es “Dios”… xD

  7. Sin profundizar demasiado en Infinite y aún sin haber visto el final (este juego lo esperaba mucho y tras 15 horas de partida lo sigo “degustando” sin prisas) personalmente me quedo con el primer Bioshock. El argumento y los personajes me llaman mucho más, ni que decir tiene del carisma conseguido por “los malos” del juego, las little sister (crueles que por ser niñas resultaban aún más crueles), los Big daddy (impresionantes y a los que temer, no hay nada parecido en Infinite, este es un fallo gordisimo para mi, más bien al contrario con enemigos muy cutres) y los propios ciudadanos (unos absolutos y literales dementes). Otra cosa que me atrae mucho más del Bioshock original es la ambientación oscura y siniestra, que para mi de por si era mucho más atractiva visualmente y que afectaba a la jugabilidad obligandote a estar más atento, reaccionar y avanzar de forma diferente, te creaba más momentos de tensión, etc.

    Tambien comentar que en Infinite en el argumento se tocan varios temas sin que parezca vayan a terminar de explotar… ya no entro si los desarrollan o finalizan. Espero mañana o pasado terminar de jugarlo y ver como termina la historia.

    • En eso te doy la razón, los enemigos tienen mucha más personalidad en el primer Bioshock, empezando por Big Daddy y pasando por todo el repertorio de malos a los que había que liquidar.

      Pero como ciudad, Columbia me parece mucho más interesante que Rapture, sobre todo por estar en su máximo apogeo, pero también por la propaganda, la revolución, la historia americana distorsionada…

  8. “BIOSHOCK INFINITE ES UNA INOLVIDABLE AVENTURA Y UN FPS DEL MONTÓN”

    Con ese titular se define claramente lo que es Bioshock Infinite. Es exactamente la sensacion que he tenido al acabarmelo… el primer Bioshock era una experiencia completa, contaba la historia adaptandose al juego y no al reves. En Infinite el juego es solo una excusa para ir avanzando en una historia mas “peliculera” ( de Oscar pero peliculera ).

    Bueno por no explayarme mucho que no me apetece ahora mismo solo puedo añadir que el final me ha dejado boquiabierto aunque para mi era predecible en parte el que ( lo que descubres ), el como es impresionante. Especialmente cierto momento que me dejo sin palabras mirando al escenario y preguntándome ¿es verdad? aunque sea anecdotico.

  9. Chapó por el título …. no se puede resumir mejor.
    Me deje embelesar por su primera media hora, .. simplemente insuperable a nivel ambiental y argumental. Sublime por decir algo.

    Como juego, que al final es lo que es…. mediocre.

  10. Me ponen muy nerviosito los que, ante tan grandiosa y redonda obra de arte, salen con lo de “Sí, pero la jugabilidad….”. ¿Queréis un shooter descerebrado como otros cientos?: Jugaos un Call of Duty y no molestéis con vuestras chorradas pueriles. En cuanto a la dificultad, a lo mejor alguno no sabe leer, pero existen tres niveles de dificultar para elegir y un cuarto facilmente desbloqueable bastante infernal. En todo caso, es bueno que exista un nivel relativamente fácil para los que no les gustan los shooters genéricos (es mi caso) o no se hacen con los controles por estar acostumbrados a jugar en PC o viceversa.
    Y en cuanto a los que critican el argumento, sospecho que, simplemente, no lo han entendido totalmente y se les han escapado detalles, pero eso se arregla rejugandolo y precupandose menos de los tiros y más de su sublime trama. Hay una pregunta clave para saber si un gamer se ha enterado de la trama a fondo: SPOILER “¿si los Lutece fueron asesinados, porque aparecen vivos en el juego?” Si no es capaz de responder a eso, es que no ha entendido la trama.

    • A mi me ponen nerviosito los que no saben ver mçás allá de sus narices y se dejan llevar por la corriente popular que dice que Bioshock Infinite es uno de los mejores juegos de los últimos años, porque no, no lo es. Cierto es que la ambientación es buena, el trabajo artístico sublime y la historia también, pero, por culpa de lo mal hecho que está el juego como shooter en muchas ocasiones se hace cansino y repetitivo, por no hablar del montón de malas decisiones que se han tenido en el apartado jugable.

      ¿Es BI un buen juego? Sí. ¿Es la obra maestra que la gente dice que es? NO.

  11. Pingback: Rumores: contenido de PSN+ de Abril

  12. Pingback: Dark Souls 2 – Análisis | groovy backlog

Deja un comentario