Bohemian Killing se hace el interesante en Indiegogo

Marcin Makaj, abogado convertido a desarrollador independiente, quiere dar forma a un videojuego sobre tramas judiciales con la ayuda de las composiciones musicales de Marcin Maslanka. Bohemian Killing es una aventura en primera persona con un interesante planteamiento que recuerda a las aventuras de Phoenix Wright.

Bohemian Killing

En el texto que detalla el proyecto en Indiegogo el propio Makaj reconoce haberse inspirado en la franquicia del abogado californiano creada por Shu Takumi. En Bohemian Killing encarnamos a un acusado de homicidio que deberá hacer lo posible por librarse de la pena por un crimen del que no sabemos si es culpable.

Esta aventura ambientada en una París alternativa y steampunk del siglo XIX tendremos que tomar todo tipo de decisiones para conseguir llegar a uno de los 19 finales distintos posibles. Para acabar la aventura de una u otra forma se tendrá en cuenta cada acción que tomemos, por insignificante que nos pueda parecer. Todo lo que hay en esta imagen es interactivo y podría afectar a nuestra historia según cuenta Makaj en su campaña de Indiegogo.

Para conseguir el beneplácito del jurado o la condena deberemos resolver puzzles, usar nuestra ingenio, explorar y puede que hasta fingir estar locos. En Bohemian Killing habrá dos modos de juego para acercar la aventura a todo el mundo, mientras que el normal lo deja todo a nuestra elección para bien o para mal, el modo historia nos ofrece la ayuda de nuestro abogado, quien nos indicará que decisiones serán perjudiciales para nuestro juicio, evitando así que fracasemos en nuestra defensa.

Este One Man Army espera conseguir 13,000 dólares en Indiegogo para lanzar en 2015 este Bohemian Killing. Desde luego nosotros queremos que consiga su objetivo y pueda lanzar este curioso “Acce Attorney” que no sólo da un enfoque más serio a este planteamiento jugable que hasta ahora era exclusivo de las consolas Nintendo, si no que también ofrecerá una experiencia totalmente abierta en la que podremos sentir que cada acción tiene una repercusión real en el devenir de nuestra historia.

Deja un comentario