Candidato a GOTY AKB 2016: Doom

Ha sido un año interesante. Es el calificativo más comedido para definir un 2016 repleto de noticias para el aficionado al mundillo, tanto positivas como negativas. De estas últimas se me ocurre a bote pronto la decepción de Street Fighter V, un título que aspiraba a revolucionar el género de la lucha y se encontró con unos usuarios que no son tan inocentes como algunos parecen creer.

El regreso de un clásico

Entre las buenas nuevas, sin duda la llegada de juegos consideras prácticamente históricos desde antes de su lanzamiento, como son The Last Guardian o Final Fantasy XV.

También ha sido un año en el que se han consolidado franquicias como Forza Horizon, han vuelto sagas icónicas como Pokémon con Sol y Luna y Super Mario se ha estrenado en teléfonos móviles. Otras marcas ya conocidas han seguido creciendo y lo han hecho por el buen camino, como Civilization VI, y muchos indies han demostrado que no temen a los triple A… No, no hablo de No Man’s Sky, me refiero a títulos como Owlboy o Inside.

Es evidente, una vez hecha esta rápida recopilación, que noticias hemos tenido por un tubo, para todos los gustos y colores. No obstante, cuando me he preguntado qué juego elegía como GOTY de AKB, pese a todo, no lo he dudado. A muchos les parecerá una opción no lo suficientemente justificada, pero el trabajo que ha hecho id Software con DOOM es más que maravilloso. Es una oda a la labor entre bambalinas, al viaje que traslada la idea en la mente de los desarrolladores al disco que ponemos en nuestros salones.

Una franquicia mítica

Y no lo digo yo, lo demuestran hechos como que el estudio decidiese suspender DOOM 4 por “no tener personalidad”, por ser más un Call of Duty que DOOM. Y dicha rectificación se respira en ese reboot que ha conseguido mantener lo mejor de la franquicia y adaptarlo a los tiempos que corren. No era una tarea nada sencilla, pues la presión, como os podéis imaginar, era enorme. Los demonios y su gore nacieron nada más y nada menos que en 1993 y el solo planteamiento de un reinicio ya da vértigo. Las posibilidades de fallar eran enormes, pero desde id Software han sabido mimar a su criatura.

Con su estilo directo y desenfrenado, con una acción que se deja de medias tintas y sabe exactamente qué buscan sus aficionados, el regreso de DOOM bien merece el reconocimiento de la comunidad. Si a ello le sumamos la siempre magnífica ambientación y un sistema de ejecuciones que, lejos de cortar el ritmo, son un plus de espectacularidad, el resultado es más que aplaudible. Y cierro haciendo mención a ese magnífico editor de nombre SnapMap que convierten el título en una invasión demoniaca prácticamente infinita.

Manteniendo el legado vivo

No es fácil mantener la personalidad de una marca consagrada, menos aún si lo que quieres es no ofrecer un más de lo mismo. id Software, señores, lo ha conseguido, y por ello DOOM es mi GOTY AKB 2016.

Recordad que vosotros podéis también votar a los GOTY de la comunidad a través de este enlace.

  1. Estoy totalmente de acuerdo contigo, aunque haya sido un reboot de la saga, dieron ese toque que le faltaba (limitado por ese tiempo por la tecnología) y lograr así un juego excelente y nostálgico.

    Con el paso de este año para mí no hubo rival, ni si quiera el tan esperado The Last Guardian (el es un cuento a parte para mí).

    id Software se lo merece, Doom lo reclama.

Deja un comentario