Capsule Monsters: La historia de Pokémon

Con el reciente lanzamiento de Pokémon Sol y Luna, y el gran éxito de Pokémon Go, Gamefreak ha conseguido que volvamos a sentir la necesidad de, tal y como dice su lema, hacernos con todos.

Cazabichos Tajiri quiere combatir

Cazabichos Tajiri quiere combatir

Veinte años separan a las nuevas versiones, Sol y Luna, de las originales, Rojo y Verde. Dos décadas en las que Gamefreak y Nintendo han dado lugar a alrededor de 80 títulos de la saga. Por supuesto, Pokémon no fue una idea revolucionaria que naciera de la noche a la mañana. Para remontarnos a su origen debemos centrarnos en la figura de Satoshi Tajiri, padre de Pokémon.

El padre de las criaturas

De niño, la afición principal de Satoshi Tajiri era la de coleccionar y cuidar insectos. Sin embargo, el crecimiento económico que experimentó Japón en los años ochenta causó una gran industrialización. Lo que afectó al entorno de Tajiri. Los campos y bosques se convirtieron en edificios y centros comerciales. Y los bichos desaparecieron. A Satoshi no solo le entristeció el haber perdido su afición, sino que además, muchos niños jamás podrían experimentar algo con lo que él había disfrutado tanto.

Con 17 años, Satoshi encuentra otro hobby. Crea una revista de videojuegos a la que llamó GameFreak. Para ello contó con la ayuda de un amigo de la infancia, Ken Sugimori, un dibujante de manga que se encargaba del diseño artístico de la revista y que, años más tarde diseñaría los 151 Pokémon originales.

De revista a compañía de videojuegos

La revista fue un gran éxito. Sin embargo, Tajiri quería demostrar que se podían hacer mejores juegos que los que había entonces, por lo que decidió desarrollar videojuegos. Así, un 26 de Abril de 1989, la revista Gamefreak pasó a ser una compañía de desarrollo de videojuegos.

Tras haber desarrollado varios títulos para diferentes empresas, como “Mario y Wario” para Nintendo o “Pulseman” para Sega, Satoshi, inspirado por el cable Link de Nintendo, vio la oportunidad de revivir y dar a conocer la experiencia que el sentía al coleccionar bichos. De este modo nació la idea “Capsule Monsters”, un juego que consistiría en coleccionar e intercambiar monstruos, así como de hacerlos luchar para ver cual era el más fuerte.

Rhydon. El primer Pokemon diseñado

Rhydon. El primer Pokémon diseñado

Capsule Monsters y Nintendo

Satoshi presentó la idea a Nintendo, dónde en un principio fue rechazada, siendo Shigeru Miyamoto, creador de Super Mario, el único que supo apreciar su potencial. Miyamoto apoyó el desarrollo de este videojuego, que pasó a llamarse Pocket Monsters, cuya abreviatura fue Pokémon. Se decidió dividir el juego en dos versiones diferentes para fomentar uno de sus pilares principales, los intercambios de Pokémon.

Fue así como Pokémon Rojo y Verde salieron en Japón el 27 de Noviembre de 1996 para la Game Boy, convirtiéndose en un éxito que ayudó a Nintendo a recuperarse de una mala situación económica.

Pokémon despega de nuevo

En su intento de extender el juego más allá del mercado oriental, GameFreak se volvió a encontrar con una actitud escéptica por parte de la Gran N. Nintendo América defendía que el juego no funcionaría en ventas porque los Pokémon eran demasiado monos y había que leer demasiado. Haciendo caso omiso a las exigencias de Nintendo America, el presidente de Nintendo, Hiroshi Yamauchi, decidió no hacer grandes cambios. Resultado: el éxito se repitió el 28 de Septiembre de 1998, cuando Pokémon Rojo y Azul, salieron a la venta en Estados Unidos.

La misma situación se repite en España, donde la prensa vaticina que el juego será un fracaso. Sin embargo, la serie de anime Pokémon llegó a España antes que los videojuegos, y su gran popularidad hizo que estas entregas tuvieran una gran aceptación cuando salieron en Noviembre de 1999.
El éxito se había globalizado.

Desde entonces la saga Pokémon ha ido creciendo, con multitud de secuelas y spin-offs. Y aunque su popularidad ha ido subiendo y bajando, Nintendo y Gamefreak siempre saben cómo dar un giro de tuerca más a la saga, para que el mundo recuerde lo divertido que es jugar a “Hacerse con todos”.

Deja un comentario