Dos horas con Bioshock

Dos horas aproximadamente. Hasta que nos dejaron y se hizo tan tarde que ya no había atasco en Madrid. Hasta finiquitar la vida del primer "final-boss" del juego, un enigmático cirujano plástico duro de pelar y que nos obligó a usar todo nuestro ingenio. Dos horas. Aproximadamente el mismo tiempo que están usando la mayoría de medios para jugarlo y escribir las reviews. (más…)