Cómo empezó todo: The Legend of Zelda

Mi primer juego de la saga fue Zelda: a Link to the Past y desde entonces, no he jugado más de 10 minutos a cualquier otro que lleve como protagonista al emblemático elfo. Sé que me he perdido grandes aventuras, por eso, cuando vi la oportunidad de jugar al nacimiento de una gran franquicia no perdí tiempo para descargarlo del e-shop de Nintendo y revivir para alguien muy alejado de la saga lo que se sentía en los 80 al pronunciar el nombre: Zelda.

Es muy duro empezar un juego clásico retro actualmente: muchos han envejecido mal, tenemos los hábitos cambiados respecto a cuando éramos jóvenes, controles con más de 2 botones, dificultad extremadamente fácil etc. por lo que empezar un juego old style puede resultar una experiencia nefasta sino amoldas tu cerebro al juego.

zelda

Tras iniciarlo lo primero que esperas es la típica intro a la que estamos acostumbrados, olvídate, por aquella época no habían. Así que tras poner start empezamos directamente en mitad del mapeado, sin mapa, sin saber que hacer, ni donde ir con 4 direcciones y una cueva es lo único que ves. Lo primero que debemos hacer es entrar en la cueva para obtener la preciada espada, de otra forma moriremos en el primer enemigo que veamos (true history).

Tras la espada podremos vagar por todo el mapeado sin dirección específica ni misión. Cada vez que encontremos una mazmorra veremos el nivel al que pertenece, por lo que puede que si recorremos mucho entremos en la mazmorra 5 sin apenas haber hecho nada con los enemigos y dificultad que conlleva.

zelda 2

La verdad es que es un juego difícil, no por la dificultad de la época, que si, pero lo que dificulta principalmente es la cruceta del mando de Wii U, haciendo que lo juguemos en stick, perdiendo gran parte de la magia de este tipo de títulos. La culpa no es de la cruceta, sino que el juego no responde bien a las órdenes recibidas por esta, haciendo que las diagonales sobretodo no se ejecuten bien. Otro de los aspectos que se hecha en falta es un menú de instrucciones, ya que para descubrir como poder usar el arco me costó bastante, hasta que vi que tenia que comprar las flechas aparte, las malas costumbres de los tiempos modernos.

El poder jugar tanto en la TV como en el mando proporciona comodidad y dificultad a la hora de elegir que pantalla mirar para jugarlo.

La verdad es que se hace duro ver como empezó la leyenda de Link y a lo que ha llegado actualmente pero se reconocen patrones heredados en la siguientes títulos de la saga, como las piedras-pincho que se mueven al acercarte a ellas, puzzles en mazmorras, enemigos clásicos como los esqueletos y otros muchos más que han sabido adaptarse a cada momento a través del tiempo.

zelda 3

Un juego que nadie debería perderse, tanto si eres fan o no, para ser testigo de como ha evolucionado tanto la saga, como los juegos desde entonces hasta ahora. Y para los que queráis empezar a jugar este pedazo de historia gamer os traigo una ayudita: el mapa global de Zelda que ya os aseguro sacará de un apuro a muchos de vosotros.

zelda map

  1. Muy interesante. Y muy cierto eso de que para ponerse a estas alturas con uno de esos juegos que disfrutamos hace décadas ( sí, nenes, echad cuentas, somos ‘biegos’ XD ), es fundamental la mentalización sobre lo que se va a enfrentar.

    Los tiempos videojueguiles han cambiado hasta el infinito y más allá, y nuestras mentes videojueguiles con ellos. Es inevitable encontrarse absolutamente perdido, raro, incómodo y con esa desagradable sensación de… ¡meh,wtf! Y ojito, que, como se comenta en la entrada, tampoco todos los títulos han envejecido de la misma manera… hay dulces recuerdos que es mejor no mancillar.

    En cualquier caso, a poco que se tenga una edad y claro lo que se tiene delante, habiendo sabido elegir bien, sin duda merece la pena recuperar al menos alguna de esas viejas joyas que en su momento no pudimos disfrutar.

    Esto es como lo de los coches clásicos y los modernos… no creo necesite explicación. Especialmente si se tiene la posibilidad de disfrutar de ambos mundos. Sensaciones al poder. El disfrute. 😉

Deja un comentario