Cómo está el temita en Japón

No habíamos dicho ni una sola palabra hasta ahora respecto al tema de la prohibición de los “juegos de violación” en Japón. Sinceramente, es que no me entra en la cabeza que puede tener de entretenido un videojuego así, sin olvidar que las recreaciones eróticas japonesas en estos títulos son bastante infantiles. Por lo que es doblemente incomprensible. Finalmente, las autoridades japonesas prohibieron una serie de títulos de esa temática y parece que se están poniendo serios cuando leo en Kotaku que un hombre de 38 años y empleado de la industria del sexo fue detenido en Kyoto por compartir un videojuego erótico en internet. No queda claro si por compartir ese juego o simplemente por compartir, que es ilegal en Japón (y parece que ya también en Francia).

null

  1. no se si empezo en argentina el problema, la primera prohibicion que oi fue del juego RapeLay y fue aca que prohibieron su venta…aunque el juego no se consigue legalmente, sino que lo bajan de internet y lo venden como te venden las peliculas en el metro xD

    estan haciendo la vista gorda a la pirateria

    RedFox.

  2. el problema es q hay muchos inadaptados socialmente que se pajean con cosas asi, q les pone cachondos el hecho de que sean violaciones, ya no solo juegos eroticos o porno… q triste la verdad…

    Salid a la calle y follad de verdad! q vereis como mola mazo!

    nch!

  3. no me jodas hombre cada uno q se pajee con lo q quiera pero es q los japos se pasan mujeres gatas , tentaculos por doquier pederastia coño que agan juegos con tias tetudas y q pasen de los 20 no tetudas con caras de niñas de 8 o todavia peor sin tetas q se nota aun mas

  4. La sociedad nipona siempre ha sido un tanto pervertida, no? Aunque todo tiene sus limites y aqui me da que ya los estan sobrepasando…

  5. [quote comment=”191660″]los japoneses están obsesionados con los mechas, las tetas, las violaciones y los tentáculos. No sé qué les pasará por la cabeza XD.[/quote]

    Cierto. En menuda sociedad jodida viven :S

Deja un comentario