Comparando A Link to the Past con A Link between Worlds

Vistosa comparativa en vídeo del mítico Zelda: a Link to the Past, mi Zelda preferido de todos los tiempos, con el reciente Zelda: a Link between Worlds, su tardía secuela. Realmente la estética se ha respetado, a pesar de que entre los dos juegos median unos 20 años, aunque ahora los gráficos son en 3D y tienen un rollito muy molón.

Eso sí, sigo sin entender el nuevo superpoder de Link: estucar paredes con su cuerpo. ¿Qué te parece Zelda: a Link between Worlds? ¿Te vas a hacer con él?

The Legend of Zelda A Link Between Worlds

Gracias, AGB.

  1. Molan, ambos, cada uno e su tiempo.

    Luego habrá tal o cual detalle que rechine a alguien, en ocasiones seguramente por comparación y recuerdos… que siempre son tramposos. Pero repito que nadie debería de perderse este pedazo de ZELDA por prejuicios/complejos.

    Y lo mismo sucedió con el sublime Wind Waker, y volvera a suceder ahora con su revisión en HD. Como sucedió con el estupendo XIII y sus gráficos arriesgados para el momento. Como sucedió, ni más ni menos, que con un imprescindible absoluto que creó escuela 3D (junto con Tomb Raider) en tiempos de scroll lateral/vertical y demasiados tipos duros que era demasiado duros para jugarse “un Mario” (manda cojones, que encima era chungo). Y como sucederá… sí, incido e incidiré, con ese JUEGAZO que es Lego City Undercover, que no es un Lego estilo GTA, sino un GTA ambientado en el universo Lego, ojito. Etc, etc, etc…

    Los juegos juegos son y lo único que importa es disfrutar. Los complejos videojueguiles o no, son sólo eso, complejos, pura necedad. Lo mismo que las malditas posesnobs fanboy talibanes y absolutamente pastoreadas desde la mera tontería sin sentido.

    Que ya tenemos una edad, hombre, peinamos canas videojueguiles.

    Salud y… cómo era la gloriosa expresión de Nao, ¿hamor y 1080p? pues eso, joder. La Magia, la de la gran N, la de Sony, la de Microsoft. Son juegos, nada más y nada menos, ¿os parece poco? Aaay, gamers.

    😉

Deja un comentario