Crónica tras 24 horas de Final Fantasy XIII

Ésto no es un análisis del juego completo, porque no me lo he pasado. Aún. Espero hacerlo, un día de éstos, o de aquellos, tras probar otros juegos y meter a éste otras 24 horas. Mínimo. Porque a Final Fantasy XIII no se le puede tachar de ser precisamente un juego corto. Incluso, según como te pongas, durante el primer día natural de juego, que es de lo que puedo hablar, porque del resto no he visto nada, hasta puedes acabar pensando que Final Fantasy XIII tiene poco de juego.

Al menos de lo que hasta ahora entendíamos por juego. Algunos me han dicho que ahora es cuando empieza lo bueno. A ellos les respondería que lo que he visto hasta ahora está muy bien, y si a alguien no le gustan esas 24 horas previas a “lo bueno”, demasiado peaje me parece gastar un día de tu vida esperando a que la cosa se anime.

Final Fantasy XIII, hasta donde yo he visto, tiene mucho de película. Y de pasillero (el concepto de perderse pierde todo el sentido aquí). Se gusta en los primeros planos, se regala en los diseños, se luce en los matices de la trama. Hasta los personajes protagonistas, aparentemente faltos de carisma en un principio, acaban revelándose como ricos en matices y personalidad.

Porque Final Fantasy XIII es una superproducción, nadie lo puede negar. Un Final Fantasy como no se había visto hasta el momento. Algunos dirán “Y aún suerte”. Yo digo que Square Enix ha reinventado la serie, aprovechar la potencia de las máquinas de esta generación y ha convertido la decimotercera entrega en un producto de incuestionable valor, al menos cinematográfico. El problema es que las ideas se han quedado en la presentación y no en el propio juego. Y claro, eso ha levantado ampollas entre los que no han sabido – o no han querido, simplemente – aceptar que lo que propone Final Fantasy XIII puede ser entendido como un nuevo género.

De juego, en la concepción original del término, lo concedo, hay bien poco, al menos, repito, durante las dos primeras decenas de horas de juego. La experiencia jugable se reduce a los combates en los que únicamente controlaremos directamente a un personaje e, indirectamente, a 2 más, como mucho. Combates por turnos, premiados, por cierto, con un sistema de experiencia enfocado a las habilidades y no al personaje. Los combates, por otra parte, no están mal, aunque sus carencias se hacen más evidentes al ser el único habitat de la jugabilidad en el juego.

Final Fantasy XIII deslumbra, pero no como estábamos acostumbrados a que lo hiciera. Es una evolución del concepto de Dragon’s Lair, de esos juegos de MegaCD que intentaban impresionar al personal con sus inacabables vídeos en imagen real, de Escape From Cyber City. No es un producto para todos los públicos pero a mi me está gustando como superproducción. Como juego, prefiero esperarme a acabármelo para emitir un veredicto, porque hasta ahora he visto más bien poco. Y eso que llevo un día entero de juego. Ouch.

  1. Yo la verdad es ke al principio me parecia de coña el juego pero joder llevo 85 horas de juego y estoy encantadisimo del juego, las misiones del capitulo 11 (donde empieza a ser otra vez final fantasy) me resultan buenas y la historia genial

  2. Yo le he metido ya 35 horas más o menos, aunq unas cuantas han sido para subir de nivel los personajes, y la verdad es que me está gustando bastante. Estoy ya en el “mundo abierto”, pero es cierto que el juego son pasillo/combate/pasillo. A pesar de eso la historia está muy trabajada, los personajes (que a priori parecen llenos de clichés) van demostrando que no todo es como parece y el sistema de combate me ha sorprendido gratamente. Es verdad que solo puedes manejar a un personaje, pero cuando te dejan controlar los cambios de roles de los combatientes le da mucho dinamismo.

  3. Lo terminé (sin sidequests o jefes extras, solo la historia) en unas 50h creo…
    Personalmente, opino que el juego no empieza hasta las 20 horas o así… Me parece insufrible el comienzo y creo que es un coñazo tener que dedicar tanto tiempo para empezar a “jugar”. Por otro lado, durante todo el juego te acompaña el sentimiento de “bueno, parece que ahora sí, voy a salir al mapamundi o voy a poder dedicarme a hacer otras cosillas” pero nunca llega… Si bien el sistema de combate hace que hasta los combates más normales puedan matarte con facilidad, los bosses no cuestan una mierda. Las magias son bastantes reducidas y acabarás por usar solo un eidolón…
    Para colmo, pese a meter tantas horas al final no te han contado casi nada. Me resultó muy curioso cuando justo antes de salir a paals un tipo te ataca, y al vencerlo todos se le echan encima preocupados… ¿de donde sale tanta empatía por él cuando yo creo que solo le he visto en un par de videos y no debe de tener más de 4 frases en todo el juego? Situaciones como esta, a patadas, y esto pasa por haber eliminado los diálogos escritos del juego.
    Tragas horas de CGI y sin embargo no te cuentan nada…
    Mi nota Final: Puta Mierda

  4. acabo de empezar el CD3 y tras 4 horas parece que empieza la cosa…

    Hasta ahora, la verdad, me lo he pasado de lujo, batallas bastante cañeras, historia muy buena con bastantes giros y carisma a raudales…

    Me está gustando aunque siempre se podrá decir lo contrario 😉

    es un verdadero FF aunque al principio me temí que era algo estilo X-X2… afortunadamente no—

    no es el mejor aunque lo podré decir cuando lo acabe

  5. Yo ya lo dije. Para mi es un juego de 7.5. Gráficos muy buenos, argumento bastante bueno y un sistema de batalla entretenido. Pero tiene muchos defectos que no tengo ganas de ponerme a detallar.

    Lo que sé es que llevo 36 horas de juego y me estoy planteando de dejarlo a medias, algo que no me había pasado con ningún FF (menos el XII, pero no fue por no gustarme)

    • Como tú. Estuve unas 55 horas y al final lo mandé a tomar viento. Estuve esas horas porque si cojo un juego lo acabo por mis cojones pero este era aburrido como él solo y paso de seguir subiendo de nivel, luchando y tal para no divertirme.

  6. El mayor error que le veo a este juego es querer hacer un tutorial de mas de 25 horas, hasta que no pasa ese tiempo no empiezas a disfrutar de las formaciones, habilidades de los personajes, etc… ademas otro fallo es que te terminas centrando en los tres personajes que aunan todos los roles y eso le quita valor a los demas. Aun asi como bonito es, como juego, solo si eres muy fan de los jrpgs.

Deja un comentario