Cubemen 2 tiene la jugabilidad limitada de fábrica

Tras el primer Cubemen, 3 Sprockets se atrevió con una segunda parte. El juego, pensado como una vuelta de tuerca al manido subgénero del turret defense, se convirtió en saga al cosechar cierto éxito entre crítica y público. Nuevos modos de juego, personalización y multiplayer intentarán poner el listón alto y repetir los buenos resultados del primero.

El corazón jugable y gráfico del juego es básicamente el mismo que del anterior. Partiendo de un escenario cuadriculado con diferentes alturas, las mecánicas básicas son comprar unidades, moverlas y atacar al enemigo. Una vez acabemos con una unidad enemiga, obtendremos dinero para invertirlo en comprar nuevas unidades o bien en mejorar las ya existentes, que pueden ser desde un tipo con lanzallamas a otro con metralleta, pasando por un francotirador.

Un artillero, otro con un lanzallamas y el tonto de la pistolita defienden la posición

Un artillero, otro con un lanzallamas y el tonto de la pistolita defienden la posición

Cubemen 2 es un juego divertido, al menos las primeras horas. Aprenderemos a administrar el dinero, a hacer correctas combinaciones de soldados a reclutar y a moverlos por el escenario para ahogar al enemigo. El problema viene conforme pasan las horas. Poco a poco nos iremos dando cuenta de cuál es la mejor estrategia y la repetiremos nivel tras nivel casi de forma sistemática. Las mecánicas existentes resultan, pues, insuficientes para dotar del dinamismo necesario al juego, si bien se notan los intentos por arreglarlo con puntos de interés repartidos por el mapa (zonas de curación o teletransportes) o cajas de suministros y mejoras que caerán por el mapa.  Una mejor caracterización de las unidades dependiendo de la situación o estrategia empleada por el rival o diferentes tipos de habilidades serían opciones para hacer mucho más interesante un juego que, de otra forma, resulta algo cansino conforme aumenta su vida.

A pesar de esto, intenta aumentar la rejugabilidad con los niveles hechos por la comunidad gracias al editor que trae consigo. ¿Lo consigue? No mucho. Pese a que la cantidad de nuevos niveles es alta, más de los que podrás jugar, no ofrecen una frescura suficiente como para compensar lo repetitivo de las mecánicas. Es decir: aunque cambie el nivel, su distribución y aspecto gráfico, repetiremos la estrategia base aplicada en los otros con más o menos variaciones. Tampoco el modo competitivo online cosecha demasiado éxito. Tras varios intentos pude jugar dos partidas online: en una, el tipo se desconectó de inmediato; en la otra la partida terminó rápido debido a que una vez alguien toma el control y ahoga al rival, es muy difícil darle la vuelta a la partida. Con más gente no he podido jugarla. Quizá con el tiempo gane usuarios online, pero a día de hoy son muy pocos y es difícil encontrar una partida. Sin haberlo podido probar, creo que con más de dos jugadores puede ganar muchísimo el juego. Aún así, permitir jugar con bots es una gran solución que cumple su cometido perfectamente.

Batalla multitudinaria con bots

Batalla multitudinaria con bots

Lo que sí es un acierto en cuanto a la mejora de la vida del juego son las precisas tablas de clasificación online. Dependiendo del nivel jugado y del modo de juego nos dirán en qué puesto estamos y cuántos puntos tiene el del primer puesto. Luego el ímpetu por ser primeros hará el resto.

Lo mejor del juego son los cinco modos que incluye. Para un solo jugador, Defensa y Rescate. El primero será un clásico Turret Defense con la variedad que ofrece Cubemen 2 y el segundo se trata de salvar la mayor cantidad posible de civiles mientras la IA enemiga trata de matarlos. En la vertiente multijugador está Escaramuza, donde atacaremos al enemigo directamente a la base, y los ya clásicos Capturar la bandera y Territorios. Son notables también las posibilidades de personalización de cada modo, como el tiempo de cada ronda, nivel de dificultad o número máximo de unidades.

En lo referido al manejo, en ocasiones resulta incómodo el limitado movimiento por el escenario. No entiendo por qué te obligan a moverte por él pinchando en la rueda central del ratón cuando resultaría mucho más fácil desplazarte con la mano izquierda y seleccionar y dar órdenes con el ratón. Al no ocurrir esto y centrarse todo en manejo en el ratón no podremos ejecutar acciones como desplazarnos y seleccionar al mismo tiempo. Cierto dinamismo en este sentido no le vendría nada mal.

El editor de mapas es de lo mejor del juego

El editor de mapas es de lo mejor del juego

Pese a todo, es un juego con el que podremos pasar bastantes horas, sobre todo si lo jugamos de forma intermitente. Y si os gusta el diseño, poder crear mapas con el editor y subirlos fácilmente a la comunidad para que sean valorados y jugados es un buen aliciente para su compra.

La versión analizada ha sido la de PC distribuida vía Steam, aunque se prevé su salida para iOs próximamente. Es posible estemos hablando de una versión mejor por el tipo de dispositivo del que se trata. La jugabilidad parece adaptarse mucho mejor al caso de la tableta y entonces sí puede ser un título muy destacado. Mientras tanto, queda jugarlo en PC (Windows o Linux) o Mac. [70]

Deja un comentario