Dark Souls e Ikaruga son heroína

Que NINTENDO es el diablo todos los sabemos de sobra, pero el estudio que han realizado en las universidades de Francia, Bélgica, Inglaterra, Alemania, Irlanda y Canadá va más allá. Los chicos de estos centros han llegado a la conclusión que los que más juegan a videojuegos son capaces de sentir más placer.


La prueba se realizó con 154 niños de hasta 14 años separándolos en dos grupos: los que juegan mínimo 3 horas al día y los que juegan más de 4 horas semanales. Los resultados demostraron que los más jugones sentían mayor placer a lo hora de coger el mando, siendo ese placer el que crea la adicción. No contentos con ello realizaron una segunda prueba, prometiendo a los chavales un premio si conseguían ganar la partida. El resultado fue que los centros de placer de los niños se activaban más si lograban la victoria y los que perdían sentían frustración y sentían el impulso de jugar más.

 

  1. Cuando he leído que habían usado a niños menores de 14 años ya empezaba a escandalizarme pero más tarde me he dado cuenta de que el “placer” iba por otros derroteros xDD

Deja un comentario