De picos pardos con Sony y SingStar

Estimados lectores, escondan a sus novias y amigas porque el mal ya está en la calle. Habemus una nueva edición de Singstar en el mercado y todo indica que vamos a empezar a rentabilizar la inversión que hicimos al insonorizar nuestra casa (o el vecino, dependiendo de quien sea el aspirante a triunfito).

Pensando en llevarse el mercado navideño de calle han diversificado la oferta con dos nuevos títulos: “SingStar Dance” y “SingStar Guitar”. Los más avispados ya os habréis percatado que esta vez no nos vamos a librar de adquirir nuevos trastos con los que poblar nuestro trastero. Pero no todo es tan terrible, el reconocimiento de baile se realizará mediante, el ahora omnipresente, PlayStation Move, y “SingStar Guitar” reconocerá cualquier guitarra compatible con PS3, por lo que cualquier jugador aficionado a los juegos musicales lo tendrá bastante fácil para no tener que hacer una inversión adicional.


Coño, una piedra



Para dar a conocer todas las novedades a la prensa Sony reunió ayer a los medios en la céntrica discoteca Pacha de la capital.

Hay que reconocer que Sony está ultimamente que tira la casa por la ventana, porque organizó una fiesta bastante potente que contó con todos los elementos que definen una buena juerga, pero pasados por el filtro de lo políticamente correcto que caracteriza el mundillo, of course. Es decir, sexo, drogas y Rock&Roll se convirtieron en: Marbelys+ chicas guapas aleatorias, videojuegos + catering, y una canción de Ariel Rot + otra de Zenttric.

A pesar de ello, la presentación estuvo francamente muy bien y sirvió perfectamente para trasmitir el espíritu de SingStar: “Con unos colegas, algo de picar y el SingStar, te puedes montar toda una fiesta muy cachonda en tu propia casa”.

La discoteca funcionó a todo ritmo ofreciendo una barra libre bastante decente que incluyó copazos y Coronitas (dulce, dulce nectar). El catering también estuvo a la altura con una interminable sucesión de apetitosos aperitivos, desde el ya clásico jamón de presentación de Sony, hasta las mini hamburguesas, pasando por hojaldres de pisto con huevo de codorniz. Normalmente no me suelo fijar en estas cosas pero me acordé de lo mucho que hubiera disfrutado Aruku.

En el piso superior de la discoteca se podían probar todas las versiones del juego con unas simpáticas y motivadísimas azafatas. Después de probar cada juego (y en mi caso, perder humillantemente y descubrir que soy zurdo de las dos manos con la guitarra) nos dieron un boleto para participar en el sorteo de una tele 3D de Sony. Por si os ha surgido la duda, sigo viendo la televisión al 66% de dimensiones posibles.

El espectáculo dio comienzo tras las palabras de James Armstrong (por amor de dios, yo quiero el trabajo de este tío. No se pierde un solo fiestazo) con las que felicitaba al equipo de Playstation España por la excelente acogida, tanto de la consola como del juego, en nuestro país.

La primera en actuar fue Marbelys, conocida bailarina y coreógrafa en el programa “Fama”. Con la cantidad de articulistas y gente del mundillo videojueguil allí reunida estoy seguro que jamás se ha encontrado con un público más atento y entregado (solamente si ha actuado en el pabellón de aislados de una cárcel siberiana podría tener alguna duda).

Acto seguido actuaron Zenttric, Ariel Rot y Belén Arjona que cantaron una (1) canción cada uno. Se ve que no quisieron chupar demasiada cámara o algo. Aunque Iñigo, el bajista de Zenttric, no quiso dejar pasar la oportunidad de dejar su impronta entre el público demostrando su clase y elegancia a la hora de evaluar la calidad del material que le habían proporcionado para tocar su tema. Es decir, cuando acabó la canción, cogió el bajo, lo estrelló contra el suelo con cara asco y se piró. Por suerte la Playstation Band tomo el relevo y animó la noche con un repertorio de canciones clásicas que levantaron a todo el público. A pesar de que el nombre suena a serie del Disney Channel, el grupo lo integran excelentes artistas que reclutan para este tipo de presentaciones. Entre otros, estuvieron por el escenario cantantes como Joaquin, vocalista de Iguana Tango, y Cristina Llorente, nominada a un premio Max de teatro por el musical “Antigona tiene un plan”.

La fiesta continuó hasta las dos de la mañana y por allí pasaron a tomarse unas copillas por la patilla y a animar el cotarro personajes de la farándula como Angie (de la serie ‘Física o Química’), Erika Sanz (de ‘Águila Roja’ y ‘Un paso adelante’), Jaime (miembro de la banda Sin Rumbo), los chicos del grupo Melocos, o los integrantes de Sôber entre otros. (Según he leído por ahí, porque yo no conocía a nadie. Definitivamente tengo que ver más la tele)

En resumen, una excelente fiesta de presentación para un juego que, a poco que se lo proponga, puede hacer su agosto en pleno diciembre invadiendo los salones de las casas en las reuniones navideñas o como socorrido regalo de Reyes.

  1. ” jamás se ha encontrado con un público más atento y entregado (solamente si ha actuado en el pabellón de aislados de una cárcel siberiana podría tener alguna duda…” Marbelys… jarlfffjaarr

  2. a mí estos juegos de sony nunca me han llamado, ni por sus canciones y por darme la sensación que parecen juegos inacabados y hechos para pasar la temporada. Hay una programa que se llama UltraStar, gratis para pc, que es un singstar, pero con millones de canciones y mejor, a ese juego yo jeje.

    Pd: ya tengo la camiseta de vanquish 😀 me esperaba al personaje derrapando como si la portada fuera, pero mola igualmente, solo sale el logo de forma discreta delante y el título detrás, perfecta para salir de discoteca y que ni los porteros se den cuenta XD.

Deja un comentario