Diez millones de DS

Cómo pasa el tiempo, la pequeña DS lleva casi dos añitos en nuestras casas, tiempo durante el cual le ha dado tiempo a vender ni más ni menos que 10 millones de consolas en Europa. Recuerdo que al poco de salir a la venta tuve la ocasión de visitar y hablar con los responsables de otra máquina portátil, que no es de Sony, y me dijeron algo así como, DS, si se ha quedado técnicamente obsoleta antes de salir, en medio año habrá teléfonos móviles con mejores gráficos. Y yo les respondí lo inevitable, lo que hasta entonces no habían querido ver: y eso qué importa si los juegos son divertidos.


La Lite, ese oscuro objeto de deseo

Y eso que algunos la vimos como el Caballo de Troya de Nintendo en aras de abrir caminos a la consola antes conocida como Revolution, como una portátil con un corto período de vida y condenada al olvido fuera de Japón. Pero me equivoqué, y lo hice nada más adquirir una y ver sus posibilidades, tras comprobar como se podían inventar nuevos géneros y proponer alternativas a unos modos de jugar que permanecían estancados. Gran parte de la culpa la tiene un buen número de títulos destinados a jugadores no habituales, entre los que se engloba la serie Brain Training (más de dos millones de copias en Europa) o Nintendogs.

Si sumamos que además se ha mantenido la compatibilidad con todos los juegos de Game Boy/ GB Advance, que no se ha dejado a un lado a los jugadores habituales (Mario & Luigi RPG, New Super Mario Bros), que tiene un buen puñado de juegos innovadores y sorprendentes en ciertos aspectos (Elite Beat Agents, Trauma Center) y que su rival, PSP, no termina de dar el estirón de calidad que algunos esperaban (aunque no debería ser un problema con juegos como Tekken Dark Resurrection, los GTA Stories, Killzone, Lumines…), tenemos que Nintendo ha conseguido despuntar nuevamente ante una máquina técnicamente muy superior. Aunque la guerra no está ganada, ni mucho menos.

Desde aquí nuestra más sincera enhorabuena.

  1. Más que con la NGage, en el momento de salir la referencia era PSP. Y, aunque yo prefería entonces la DS, la verdad, no entiendo cómo Sony no apoya incondicionalmente a su portátil, pues si realmente quisiera que triunafse le hubiera puesto las cosas mucho más difíciles a Nintendo.

    Wario Ware 4ever 🙂

  2. Pingback: N-Gage 2… ¿en el 2008? at Akihabara Blues Magazine

Deja un comentario