Ubisoft combate el "ojo vago" en Dig Rush con Amblyotech

Si nos dicen hace una semana que Ubisoft iba a pasar de los juegos de piratas a evitar que niños de todo el mundo no necesiten un molesto parche para tratar los problemas de ambliopía u “ojo vago” no habríamos sabido como reaccionar. Y aunque bromee con el tema, la colaboración de los de Montreal con Amblyotech para crear Dig Rush es tema serio.

Dig Rush

Nos encanta ver como la industria de los videojuegos en ocasiones abandona su cometido inicial como producto de entretenimiento y se adentra en otros campos como el de la enseñanza, el de la culturización o como en el caso que nos ocupa ahora, el de los tratamientos médicos.

Dig Rush es un proyecto nacido en la Universidad de McGill, situada en Montreal, ciudad donde reside también una de las principales sedes de la gigantesca Ubisoft. De la colaboración entre los padres de millonarias de videojuegos y Amblyotech nace un proyecto que pretende ayudar a los niños con ambliopía (también conocida como “ojo vago”) usando varios niveles de contraste de rojo y azul que se pueden ver a través de unas gafas estereoscópicas para superar los puzzles de este videojuego de plataformas.

Con las técnicas patentadas de los doctores Robert Hess, Benjamin Thompson, Behzad Mansouri, Jeremy Cooperstock, Long To y Jeff Blum se ha demostrado que el uso del parche podría convertirse en cosa del pasado, una gran noticia para el 3% de niños en el mundo que padecen esta disminución de la agudeza visual y que puede acabar convertida en ceguera una vez alcanzan la adultez. Aplaudimos la iniciativa de Ubisoft Montreal y les deseamos la mayor de las suertes con la aprobación del proyecto, esperamos ver muchos más usos terapéuticos en el mundo de los videojuegos en el futuro.

  1. Poca broma con esto, ¿eh? Hace no mucho leí que en varios estudios había quedado patente que jugar a juegos de acción ayudaba a corregir el ojo vago. Servidora lo tenía diagnosticado desde enana (llevé el dichoso parche, pero no más de una semana. Resulta muy traumático tener 5-6 años e ir con eso en la cara, los niños son unos capullos) y en la última revisión óptica muuuuchos años después, advertí de ello para que me dilatasen la pupila al graduarme, y al hacerlo, la mujer me dijo que no tenía ojo vago ni tenía na.

Deja un comentario