[E3 2017] A Way Out trae de vuelta la pantalla partida

En un mundo en el que el multijugador local ha quedado relegado a juegos de deportes, conducción o lucha, A Way Out da un golpe sobre la mesa y nos recuerda lo divertido que era jugar a pantalla partida.

Una casa, dos mandos y picoteo. Un ritual que se está perdiendo

Hoy, gracias al modo online, podemos disfrutar de partidas llenas de gente con la que jugar… solos.

Atrás ha quedado esa experiencia que nos permitía compartir un segundo mando con un amigo en una misma habitación. Haciendo que momentos como el poder zarandear a nuestro compañero mientras le gritamos “¡REVÍVEME!”, estén desapareciendo.

Y es cierto que algunos juegos siguen tratando de mantener esta costumbre, como es el caso de Star Wars Battlefront. Sin embargo, pocos son ya los títulos que nos permiten compartir el contenido completo. Jugar al modo campaña de Halo Reach junto a un amigo, para después entrar los dos codo a codo, en su modo online, es una de las mejores experiencias que puedo recordar a los mandos de un videojuego.

Solución definitiva para no hacer trampa

A Way Out. Una de las sorpresas de EA

Todo este desenfreno de nostalgia viene dado por A Way Out. Una de las nuevas ips de EA presentada ayer durante su conferencia en el E3. Un título a destacar, ya no solo por traer de vuelta la pantalla dividida, sino por usarla como un elemento narrativo.

A Way Out es un juego de aventuras lleno de acción, en el que Leo y Vincent, dos convictos que no se conocen de nada, deberán ayudarse mutuamente para escapar de la cárcel. Mostrando una historia desde dos puntos de vista, al mismo tiempo.

Así, A Way Out se centra en la pantalla dividida y le da un uso narrativo. Si los dos personajes están separados, la pantalla se divide, y ambos jugadores pueden ver lo que está viviendo su compañero, simultáneamente. Aunque este se encuentre en medio de una cinemática. Algo completamente innovador en la forma de contar una historia.

Ambos personajes cumplen su papel, cada uno desde su perspectiva.

Además, para fomentar su componente cooperativo. Habrá que jugarlo siempre junto a otro jugador, ya sea de forma local u online.

Innovando en la forma de contar historias

El juego ha sido desarrollado por Hazelight, empresa fundada por la gente detrás Brothers: a tale of two sons. Lo que lo convierte en un estudio a tener en cuenta, dada la tendencia que están demostrando a buscar formas diferentes de contar historias; cabe resaltar que A Way Out supone la idea opuesta a Brothers, un título en el que un mismo jugador controlaba a dos hermanos a la vez.

Por este motivo seguiremos de cerca esta primera sorpresa del E3 2017.
¿Ya habéis pensado con quién escapar de la cárcel?

Deja un comentario