Echoshift, análisis para PSP




Después de sorprendernos con el juego Echodrome, llega a PSP Echoshift. Siguiendo la estela de su predecesor, la compañía Artoon nos presenta un nuevo juego de inteligencia, con un estilo minimalista, en el que deberás colaborar contigo mismo en diferentes estados temporales para poder avanzar.

El juego consta de 8 niveles y 7 fases por nivel, sin contar un nivel descargable extra para alargar un poco más nuestro sufrimiento neuronal. Cada Fase tiene de 3 modos de juego:

Maniquí: Es el modo principal, donde deberemos completar la fase alcanzando la meta con un limite de tiempo.
Llave: Para poder acceder a la meta deberemos encontrar la llave “escondida” en el mapeado (se desbloquea al pasar el modo principal)
Ilusión: Es básicamente un modo maniquí pero con el que contamos con la posibilidad de para el tiempo durante 3 segundos para pulverizar nuestros propios records (se desbloquea al pasar el modo Llave)

Sólo contamos con un personaje principal, un maniquí como los usados en dibujo, que consta de 9 vidas o “Echos”. Con cada Echo deberemos interactuar con todos los mecanismos, resortes y palancas, ubicados por el mapeado, que creamos necesarios durante un tiempo limitado. Al acabar dicho tiempo volveremos al estado inicial, adoptando la personalidad del nuevo Echo, donde empezaremos de nuevo.

La diferencia es que, mientras nosotros controlamos al nuevo Echo y accionamos nuevas palancas, resortes etc., veremos como el Echo anterior funciona tal y cual hemos actuado nosotros, con lo que iremos mas rápido accionando mecanismos o accediendo a sitios antes bloqueados. Esto es llamado el “Efecto Rebote”.

Durante todo el juego deberemos pensar y sudar para conseguir llevar a nuestro al Echo actual hasta el final de fase usando los mínimos Echos o efectos rebote. Con ello conseguiremos uno de los 3 rangos o rankings de fase y desbloquearemos el siguiente modo de la misma fase y las siguientes fases correspondientes del modo principal.

El juego goza de un minimalismo extremo en el que sólo veras colores en resortes, ya que la paleta de colores general es una escala de grises. Dicho así puede asustar, pero ya os digo que se agradece, pues facilita saber que partes son con las que tenemos que interactuar con mayor rapidez .

Las animaciones del personaje, así como los resortes o cualquier parte del decorado son fluidas y suaves debido, en gran parte, a la sencillez de su estructura pero al mismo tiempo no olvidada como demuestran las animaciones al destruir ciertas columnas.

Al inicio de cada fase podremos observar el mapeado en movimiento tanto en un curioso 2D o 3D para hacernos una idea de la estrategia a seguir. Entre fases contaremos con videos explicándonos pistas sobre futuras fases, no siempre es la siguiente a jugar, explicándonos los diferentes mecanismos o opciones que nos encontraremos en los futuros niveles.

El sonido es lo más relajante posible para ayudar al ya duro proceso de pensar, también podréis observar que en cada fase, a medida que pasa el tiempo y se acerca al limite, ira aumentando de volumen, sin llegar a molestar, y en claves mas agudas para darnos el toque de atención y espabilarnos. Cada nivel tiene su propia melodía con lo que nos aporta un repertorio de música en clave de jazz suave que da gusto oír incluso solo para relajarnos. El juego también muestra una voz femenina, muy sensual, en castellano, que apenas escucharemos y que tan solo nos indicará cuando empieza la fase dándonos buena suerte.

La dificultad va en aumento, a medida que avanzamos por las fases, y aunque sólo contamos con un total de 16 pistas, podemos llegar a pensar lo sencillo que puede ser para que luego comprobéis lo rebuscado y complicado que llega a ser en ocasiones. La nota curiosa la ponen el menú inicio a modo de ecualizador de la música que suena, el tutorial que solo consta de una pantalla y los créditos, llenos de color, creados en forma de árbol grafico muy curioso.

Tal vez se echa de menos alguna opción mas desde el menú inicio y en ocasiones alguna variación diferente entre fases así como un modo diferente de juego pero en general es un juego curioso, adictivo y recomendable para relajarse hasta que te atascas en una fase, pues te saca de los nervios.

Si queréis descansar de shooters, plataformas u otros géneros podréis disfrutar de una opción diferente que os aseguro que Echoshift no os dejara indiferentes.

Deja un comentario