El Despertar del Nigromante es un INSTABUY para fans de Diablo III

Hace unos días llegaba el Nigromante a Diablo III en un pack que incluía algunos cosméticos, así como ranuras para personaje y la nueva clase. Reflexionemos sobre el mismo.

Un INSTABUY para los fans de Diablo III

Es complicado dilucidar el valor de un añadido que se limita a dejarte hacer lo que llevas tanto tiempo haciendo, pero con otros colores. El Despertar del Nigromante en si, es un contenido pensado para los jugadores ya veteranos de Diablo III, que ya han superado el juego tantas veces y de tantas formas que quieren seguir haciéndolo con algo de variedad.

Y en ese sentido no tengo ninguna duda en decirle a alguien que sea fan de Diablo III que se compre el pack sin pestañear, ya que le dará uso y un montón de horas más de diversión. De un vistazo general al menos, ya que si miramos parte por parte de los nuevos añadidos quizá a alguien le dejen frío.

Obviando los cosméticos, que añaden un estandarte, un retrato y una mascota a una ya amplia colección para aquellos que hemos jugado con cierta asiduidad, y el parche 2.6.0 que ha añadido nuevas zonas de forma gratuita para todo el mundo, sin duda el contenido de pago más importante es sin duda la nueva clase: el Nigromante.

Un invitado de lujo

La nueva clase es muy divertida, está maravillosamente bien integrada en la historia con nuevas secuencias de video introduciendo cada arco y una serie de misiones que dotan de profundidad al nephalem en el Acto V, como [email protected] de [email protected] recordaréis. Las habilidades son espectaculares y no paramos de pulsar botones en ningún momento, aunque esto último siempre depende de la construcción que llevamos, claro.

Los que hayáis jugado a la clase en Diablo II o con Xul en Heroes of the Storm veréis enseguida las similitudes. Concretamente podemos llegar a montarnos una construcción muy similar al del héroe del HotS, que, aunque no sea muy factible en el mundo de Santuario, se agradece el detalle.

Margen para ser pulido

No está muy bien eso sí a nivel de high-end, de mantenerse a la altura de las demás en la etapa final del juego en la que te dedicas a conseguir objetos concretos para hacer construcciones. Apenas hay un par de builds viables que varían muy poco y existen varios bugs que impiden que funcionen otro par. Mención eso sí de que Blizzard ya está al tanto de esto último y estaban testeando unas correciones en el servidor de pruebas.

En definitiva: creo que es un gran añadido para Diablo III, expande la vida del juego y nos da más opciones a la hora de jugar y pasar un buen rato. Existen ciertos bugs que en mi opinión creo que son fruto de haber lanzado el contenido de forma algo prematura, pues más tiempo de testeo le habría venido muy bien. Igualmente se está trabajando en la corrección de estos fallos y muy pronto (20 de Julio) comenzará la temporada 11, que añadirá un nuevo conjunto de objetos. Si eres fan, cómpralo sin dudar, y si no, dale un tiempo para que lo pulan y cómpralo entonces.

Deja un comentario