El modo El Camino de FIFA 17 es puro amor al fútbol

Seguro que recuerdas un anuncio de Nike en el que se invitaba al espectador a asumir el rol de una joven estrella de fútbol descubierta por Arsène Wenger, acompañándola por su meteórico ascenso a la cima, un amago de caída a los infiernos y el retorno a lo más grande.

Why always me?

Cuando no me renocen en un restaurante y me traen la cuenta para pagar pongo esta cara

El camino al estrellato

De eso va el modo más novedoso de FIFA 17, de encarnar a una joven promesa en su ansiada escalada a lo más alto del fútbol profesional, como llevamos años viendo en los NBA 2K. La interpretación que EA nace, como es lógico, del propio simulador. A partir de ahí se construye un Modo Historia, aquí bautizado como El Camino, en el que deberemos ponernos en la piel de un pipiolo de 17 años llamado Alex Hunter.

Aquí encontramos las primeras muestras de que estamos ante un modo nuevo, muy prometedor, pero que habría que ir refinando entrega a entrega. Y es que el protagonista con el que nos tenemos que emocionar viene totalmente prediseñado. Sí, entiendo el fondo, crear un modo historia lo más controlado posible con un cuidado cinematográfico, pero renunciar a que el jugador pueda personalizar a su alter ego virtual me parece un peaje muy grande.

El más guapo, el más alto…

Sí, durante las secuencias cinemáticas – interacciones con la familia, con el personal del club o con la prensa -, que son a efectos prácticos la propuesta jugable de El Camino, podremos influir en la personalidad de Alex, convirtiéndolo en un chulo egocéntrico que salta más que nadie en las redes sociales o en un consumado diplomático con menos sangre en las venas que Iniesta recitando poesía. Esa personalidad afectará a las relaciones con otros personajes, sobre todo con el entrenador del equipo, que afectará a los minutos jugados, y la afición, muy amiga de salidas de tono en las declaraciones, que nos repercutirá en el número de seguidores en las redes sociales.

En la rutina de juego se compaginan entrenamientos con lo más importante, las convocatorias de partidos, por lo que nuestro objetivo debería ser participar lo más posible en los envites. Además de la relación que tengamos con el manager habrá otros factores que afectarán nuestra participación en los choques, como el tiempo que llevemos en el equipo, lo bien que estemos entrenando, la competencia que haya y, sobre todo, el nivel del combinado. No será lo mismo luchar por un puesto en el once en la Premier que en la Championship, la segunda división inglesa, en la que tendremos muchos números de acabar si escogemos de buenas a primeras un equipo de primer nivel.

Un modo a lo Telltale… pero con fundamento

Pero más allá de un sistema que recuerda mucho al efectismo de los títulos de Telltale encontramos el propio simulador de fútbol de FIFA, lo que acaba de sustentar la propuesta. Y es que El Camino, con un simulador mediocre, no tendría apenas interés. La inmersión en El Camino se basa en gran medida en la historia que nos montemos nosotros. No podremos ir de fiesta, emborracharnos, dilapidar el dinero, comprar casas… Vamos, echar nuestra carrera a perder. No existe una libertad real que nos permita disfrutar del status de estrella futbolística.

Why always me?

Why always me?

Ojalá en el futuro EA se plantee combinar una versión lite de Los Sims con este El Camino y creen un robavidas de potencial ilimitado que, opino, tendría hasta condiciones para ser un videojuego independiente, si eso le sirve para crecer como merece. Hasta entonces, a falta de pan, buenas son tortas: El Camino es un gran paso inicial y la novedad más importante en cualquier juego de fútbol desde la aparición del Ultimate Team.

Fallo de cálculo

Como curiosidad destacar que, incomprensiblemente, EA no bloqueó los usuarios de Twitter que salen en las interacciones de cartón piedra de las redes sociales que aparecen para ambientar el modo El Camino. Cuentas como @MrAlexHunter o @RealGazWalker han sido registradas por, aparentemente, personas de a pie que, imagino, se habrán sorprendido por el hecho de que estuvieran disponibles y han querido dar la nota. Un caso especialmente sangrante es la de @catherinehunter, pertenecen a una persona de carne y hueso que, según se entiende de las palabras de su ofendido hijo, está pagando los platos rotos por EA no haber hecho los deberes:

El modo El Camino de FIFA 17 es un buen punto de partida para seguir aumentando el valor de esa super producción en la que se ha convertido cada FIFA. Junto con el modo FUT, la epopeya de Alex Hunter se acaba convirtiendo en el gran aliciente para actualizarse a la última entrega de FIFA, desacreditando, al menos este año, a los que acusan a las entregas anuales de la franquicia de EA Sports de ser “siempre lo mismo”.

  1. Me quedo cien mil veces con EL CAMINO antes que con el FUT, pero cien mil veces más… este modo es MUY BUENO, y customizar al personaje será otro paso para FIFA18 -evidentemente, no han querido meterlo ahora para poder hacerlo el año que viene- meter más opciones, etc… yo me lo paso teta con este modo de juego.

Deja un comentario