Evolve, Impresiones con la build pre lanzamiento

Quedan muy pocos días para que Evolve, el juego de 4 vs 1 que lo ha partido en ferias de videojuegos de todo el mundo, se ponga a la venta y 2K Games se ha querido acercar a Barcelona a enseñar a la pseudo prensa local la última build del juego, que debería ser la misma que se ponga a la venta.

Evolve

¿Te atreves a un 4 vs 1? Evolve es la excusa perfecta… y tú tienes cara de cena.

He de decir que ha sido mi primera vez con Evolve. No sabía qué esperar, porque los antecedentes del juego han sido muy similares a los de Titanfall: un shooter pensado para el online que ha barrido en su campaña promocional. Viendo cómo ha acabado a nivel de ventas el juego de Respawn, lo cierto es que no es una referencia muy esperanzadora, pero tras haber jugado un rato al título de Turtle Rock, he de decir que, en mi opinión, Evolve tiene mucho más material que ofrecer que Titanfall.

Para empezar, Evolve me ha parecido una experiencia muy diferente al resto de juegos de disparos del mercado. Su fórmula de 4 contra 1 le da un punto de frescura que hace que cada partida sea como descubrir un género nuevo. Además, es un título tremendamente gratificante: cuanto más lo juegues, mejor lo jugarás. Al principio, jugando de monstruo, serás presa fácil del equipo de soldados, porque estarás desorientado, no tendrás claro cómo evolucionar, etc. Esa dificultad está a límites estratosféricos en las primeras partidas con los humanos, porque para ellos la sincronización es absolutamente indispensable y será la diferencia entre una victoria épica o un estrepitoso fracaso en el que los soldados se convertirán en Kellogg’s para el monstruo de turno.

Esa es otra: hay muchos monstruos – que tendrás que desbloquear – y cada uno de ellos se controla de una forma totalmente diferente, ofreciendo posibilidades de juego que exigen que cambies el chip al controlar a una u otra bestia. Lo mismo es aplicable a las clases de los humanos, con la diferencia que cada clase tiene además diferentes personajes – también a desbloquear -, lo que dispara el número de combinaciones… y las horas que tendrás que dedicar a Evolve para llegar, no ya a dominarlo, sino a jugar bien. Los diferentes Modos de Juego te exigirán que afines tu selección de Bestia o Clase de Soldado (y personaje concreto) para poder maximizar tus opciones de triunfo, aunque estas estarán absolutamente supeditadas a cómo fluya el team play de tu equipo… o de los soldados que intentan cazarte.

Técnicamente Evolve me ha parecido un juego cuidado, sobre todo a nivel de ambientación. Me ha gustado mucho el rollito de Jurassic Park, que te hace sentir en un entorno rico en matices pero a la vez que no te permite relajarte del todo para disfrutar de los detalles, porque los enemigos pueden estar aguardando em cada esquina. Salvo contadas ocasiones no me ha llega a sorprender, pero el apartado técnico es lo suficientemente resultón como para ser una distracción en las primeras partidas. Eso sí, el virtuosismo de 2K Games se ha quedado, de momento, en la saga NBA 2K. Pero mis principales dudas con el calado del juego no van de polígonos ni de sprites, sino que son relativas a la situación de tus compañeros de equipo. Y no me refiero precisamente a su emplazamiento en el campo de batalla.

Con los compañeros de equipo al lado, los gritos pidiendo ayuda, los intentos de sincronizar las acciones para alzarnos con la victoria, las blasfemaciones por haber muerto y todo lo demás hace que la experiencia sea realmente diferente a la que tendrías en un modo de Juego Individual. Hay que ver hasta qué punto estas sensaciones de Hot Seat se producen jugando online. Si se conserva aunque sea una parte estamos ante un shooter interesantísimo para partidas rápidas. Es más, sobre el papel es un juego que debería jugarse únicamente con colegas. Imagínate que tengas que jugar con personas que no conoces, incluso personas que no hablen tu lengua. Esa diversión desaparecería. Y esa es precisamente el alma de Evolve, un videojuego que, sobre el papel, no parece destacar en nada concreto pero que, como conjunto, es una apuesta muy a tener en cuenta.

Si todavía no tienes claro si este título es para ti, no sufras. Gracias a la beta pública que ha comenzado hoy mismo vas a poder probar Evolve y descubrir si la fórmula es realmente algo que te atrae como jugador. Por cierto, que sepas que si te animas a participar en la beta en Xbox One, todos los personajes que desbloquees podrás utilizarlos en la versión final de Evolve, que saldrá a la venta el día 10 de febrero.

  1. Buen texto Cristian. He pasado de probar la beta porque 21 GB son muchos para un juego que tampoco me llama tanto la atención.

    Por cierto ¿muchos monstruos? pero si hay 3 y un 4º que vale 15 pavos ¿no?

    • Por lo que me comentaron los personajes se desbloquean por jugar, sin pasar por caja.

      La experiencia Evolve hay que probarla con colegas al menos un par de veces para ver si te mola o no, sobre el papel no es suficiente para saber si te va a gustar o no.

Deja un comentario