Farpoint: la Realidad Virtual va de esto

Tenía muchas dudas con PS VR. Me parecía un trasto caro que no contaba con un catálogo que me llamara la atención. Sí, las demos molaban, pero joder, yo quería que me prometieran cosas molonas para el futuro. Aunque fueran promesas vacías. Que te lo diga Saúl, no estaba convencido.

Un grandísimo exponente para PS VR

Pero cuando pude probar Farpoint (2017, Impulse Gear) en Barcelona Games World todas mis dudas se disiparon. Ahora, con el juego final en casa, esas sensaciones se han confirmado. Farpoint es un FPS en Realidad Virtual brutal, acojonante, que transmite muchísimo en los tiroteos (atención al sonido, muy contundente) y en la exploración, incluyendo nuevas armas, munición… Además, asume muy bien su medio, la Realidad Virtual, e intenta minimizar los principales focos de mareo.

Los enemigos siempre (al menos de momento, llevaré 1 hora de juego) atacan de frente, evitando que tengas que girar la cabeza a toda velocidad, con el consiguiente mareo. También reniega de los espacios abiertos, y aunque muestra un planeta enorme lleno de detalles, lo recorreremos de forma absolutamente pasillera. Que conste que no es una crítica, al contrario: he tenido que abandonar demasiados juegos en VR por culpa de los mareos. Un 10 en este sentido a Impulse Gear.

La guinda del pastel

Me gustaría destacar mucho lo increíble que es el Aim Controller. Realmente te transporta a una Realidad ficticia en el que el trozo de plástico (dramatización) se transforma en una potentísima arma, repleta de detalles, con la que se puede interactuar en el Mundo Virtual. Un juguete que potencia la experiencia en VR hasta límites insospechados. Tengo que reconocer que había asumido erróneamente que el Aim Controller era únicamente un soporte para un PS Move y un mando incrustrado. Nada más lejos de la realidad. Este periférico es brutal, independiente, y está dotado de botones suficientes como para servirnos

La experiencia de Realidad Virtual de Farpoint se cuela directamente en mi TOP de juegos para la tecnología de Sony y debería ser un recordatorio de que apostar por géneros más arcade o limitar la libertad del jugador para evitar alguno de los males de la VR como náuseas, mareos… no es un fracaso de la tecnología. Mientras lo jugaba me daba cuenta que si algo así estuviera disponible en los salones recreativos sería un auténtico tragamonedas. La experiencia que ofrece es espectacular, ornamentada con una historia y unas cinemáticas que acaban de completar una ambientación memorable. Por cierto, detallazo que se incluya modo para zurdos y un ajuste del área de juego dependiendo de la altura del jugador.

Ayer leí por Twitter que le preguntaban al homie Zer4tul si el Aim Controller sería compatible con el modo pricinpal del venideroBattlefront II. Para mi es un escenario absolutamente diferente. La Realidad Virtual, hoy en día, va de otra cosa. Y eso no es malo para nada.

Deja un comentario