FTL: Faster Than Light es una gozada

La Next-Gen son los juegos indies. Esta aseveración, que igual te suena a provocación, la siento como muy cierta y no intento llamar la atención con ella, sino resumir la situación en la que nos encontramos actualmente: una especie de regreso a los orígenes de los videojuegos, una vuelta a los tiempos en los que cualquier chaval podía revolucionar el panorama jugable desde el garaje de su casa.

La jugabilidad pasa de los gráficos

La jugabilidad pasa de los gráficos

En la actualidad quizá haya que saber algo más que un poco de BASIC para conseguirlo, pero viendo la oferta y, sobre todo, la calidad y frescura de los videojuegos de estudios independientes, a uno hasta le entran ganas de probar a crear el próximo Minecraft o Cave Story+.

FTL: Faster Than Light es la última Joya Indie a la que le he podido hincar el diente – gracias, rebajas de Steam. Este proyecto nació gracias a Kickstarter, donde triunfó como la Coca-Cola. Su apuesta, un juego de estrategia en el que hay que ejercer la función de Comandante de una solitaria nave que está cruzando la Galaxia, es tan simple en su concepción como adictiva y profunda su jugabilidad.

El periplo interestelar nos propone ejercer el rol de Comandante de una Nave y controlar su estado, mejorar sus prestaciones y potenciarlas, enviar a la tripulación a reparar las partes dañadas en los combates y explorar la galaxia avanzando de zona en zona prestando un especial cuidado en controlar el combustible y de no meternos en combates que no podremos ganar o escapar de ellos. Ese sería un resumen básico de lo que esta pequeña maravilla plantea a nivel jugable. Describir las emociones que ofrece ya sería más complicado, pero, puestos a intentarlo, diría que, salvando las distancias, son parecidas a uno de los mejores, sino el mejor, juegos de estrategia del 2012: XCOM Enemy Unknown. La aparentemente inevitable tragedia final, protagonizada por un elenco de tripulantes que habremos bautizado y a los que, irremediablemente, iremos cogiendo un virtual cariño a medida que vayamos pasando las horas, le confiere un regusto dramático que completa, así, un robavidas que va mucho más allá de “…un juego de matar marcianos…”.

Que su simplista apartado gráfico y su vocación de título para jugar de una tacada (no se puede guardar la partida) no te echen para atrás. FTL: Faster Than Light es uno de esos juegos que hay que jugar sí o sí pues le devuelven a uno la convicción de que cosas como el fotorrealismo no son el futuro de la Industria, sino más bien una piedra en el ojo que nos impide ver que la jugabilidad lo sigue siendo todo. Y es que quedarse hasta las tantas jugando a cosas aparentemente tan simples como este juego o esa máquina de adicción llamada New Star Soccer.

[nggallery id=323]

Por cierto, que sepas que, aunque FTL: Faster Than Light está de oferta en Steam, es más barato comprarlo desde la página oficial del juego, pues desde ella cuesta 7.49 dólares, unos 2 euros más barato que el precio de Steam para España. Ah, y también da acceso a una clave para añadir el juego a la plataforma de Valve. [80]

  1. Este juego es la caña. Es de esos que lo quemas, lo dejas por un tiempo y vuelves a quemarlo… una y otra vez. Lo único que le veo malo es que acaba sabiendo a poco y te deja con ganas de mas “espacio”… aunque gracias a eso yo acabe descubriendo el X3: Reunion.

  2. Pingback: Anuncio de Monster Hunter 3 Ultimate para Wii U y 3DS

Deja un comentario