[GC 14]: Impresiones con Evolve

Nunca me ha entusiasmado mucho el mundillo de los shooters multijugador. Están plagados de energúmenos llenos de odio capaces de enviarte mensajes con amenazas de muerte por haberles arruinado esa partida. En serio, no es mi rollo. Y es por esa misma razón por la que Evolve, en un primer momento, no me llamaba mucho la atención.

evolve

Por supuesto decidí darle una oportunidad en la pasada Gamescom, por aquello de ser políticamente correcta y no juzgar las cosas por las apariencias. Menuda sorpresa la mía al encontrarme con un juegazo de ese calibre.

Evolve no es un shooter multijugador más; tiene un planteamiento simple, pero tan tremendamente divertido que hasta te parece ilógico. Se trata de un shooter multijugador asimétrico; dicho así parece mucho más complejo que decir que es un shooter multijugador de 4 contra 1, que es lo que al fin y al cabo es: un combate entre 4 cazadores y un monstruo. ¿Simple verdad? En esencia lo es, y lo maravilloso es que demuestra, una vez más, que en la simpleza muchas veces se encuentra la Grandeza. Pero no nos vayamos por las ramas ni nos pongamos filosóficos. Como iba diciendo, en Evolve jugaremos como Cazadores o como Monstruo. En las filas de los Cazadores, encontraremos 4 clases:

  • El Asalto es el músculo del grupo, el berserker, el “me da igual todo lo demás, voy a matar a ese bicho”. No tiene que preocuparse de nadie ni de nada más que no sea hacerle el mayor daño posible al monstruo.
  • El Apoyo se ocupa de proteger a todos, y a la vez provocar daño. Podrá crear un escudo protector y disparar un ataque aéreo devastador y tiene la habilidad de hacerse invisible a sí mismo o a un compañero durante un lapso de tiempo.
  • El Trampero -quizás mi favorito- se ocupará de seguirle el rastro al monstruo gracias a la ayuda de su perro-alienígena -por llamarlo de algún modo-, Daisy. Daisy, como un buen perro de caza, olfateará su rastro y nos guiará hacia él, así que no subestiméis el papel de vuestro compañero cuadrúpedo si no queréis pasaros 20 minutos dando vueltas como tontos por el mapa. Además el trampero también se ocupará, si es lo suficientemente hábil en su oficio, de engancharle unas balizas al monstruo para poder tenerlo localizado en caso de que se escape, así como de dispararle con un arpón para limitar sus movimientos. De este modo, tener a un buen trampero en vuestro equipo elevará vuestras posibilidades de éxito notablemente.
  • El Médico, como bien indica su nombre, se encargará de mantenernos a todos en la mejor salud posible. Por supuesto también será capaz de repartir tollinas en cualquier momento, pero en los enfrentamientos cara a cara con el monstruo su labor como sanador será vital para la supervivencia del grupo. Seguramente es el personaje más altruista que encontraremos en el juego, así que más os valdrá que vuestro médico no sea un héroe de guerra con ansias de gloria, sino más bien de esos que se preocupan más del bienestar de los demás que del suyo propio. Un ser de Luz, vamos.

Como juego en equipo, en todo momento tendremos visible en nuestra pantalla el nivel de salud de nuestros compañeros, y en el momento en el que uno caiga tendremos que dejar cualquier cosa que estemos haciendo para ir corriendo a reanimarlo. Si fallamos en el intento y muere, el efecto domino es, a menudo, inmediato. Tan solo que el grupo cojee de una de las clases, los demás seguramente caerán como moscas. Si logramos aguantar los 2 minutos que tarda en hacer respawn nuestro compañero, quizás, y solo quizás, habrá esperanza para el resto.

Todos los miembros del equipo disponen de un jetpack que les permite sobrevolar, de forma limitada, el mapa. Es parte importante dentro del juego, no solo porque es muy útil para esquivar los ataques del monstruo y también los de las distintas bestias que nos vamos a encontrar por el camino, sino que además la verticalidad es una de las características que más prima en los escenarios, y el monstruo normalmente lo va a usar mucho a su favor.

evolve

Cuando controlamos al Monstruo, todo es completamente diferente. Para empezar, la vista será en tercera persona, para así poder tener más controlado nuestro entorno. ¿Qué tendremos que hacer como monstruo? Pues acabar con los Cazadores, por supuesto. Eso sí, en la forma inicial somos bastante vulnerables y no muy poderosos, por lo que será indispensable Evolucionar (de ahí el nombre del juego) para poder acabar con nuestros enemigos. ¿Cómo evolucionamos? Pues comiéndonos una especie de ¿dinosaurios? que pueblan los escenarios del juego. A los más pequeños al menos, a los grandotes nos conviene esquivarlos porque también pueden atacar a los Cazadores, por lo que serán lo más parecido a un aliado que tendréis. Un aliado que en cualquier momento también la puede tomar contra nosotros -ya veis, no se tienen amigos cuando se es un monstruo-. Cuando nos zampamos a estos bichos llegará un momento en el que nos darán la opción de evolucionar, y si conseguimos llegar a la tercera y última evolución, nuestro monstruo dispondrá de todas las habilidades propias de su especie en cuestión y, básicamente, nuestros cazadores van a tener el peor día de sus vidas.

Por el momento conocemos a dos de las tres clases de monstruos disponibles en el juego: el Goliath, una bestia que se sirve de la fuerza bruta para acabar con todo lo que se encuentra a su paso, y el Kraken, con ataques más débiles pero con la capacidad de volar. Es bastante curioso, pero lo cierto es que pese a ser una criatura gigantesca, la sensación de vulnerabilidad que te da al ser el monstruo es hasta irónica; te ves solo ahí, una criatura de 7 metros de alto capaz de escupir fuego por la boca y lanzar rocas de 5 toneladas, escondiéndote entre la maleza de cuatro personajes que podrías aplastar con una sola mano.

Si esto ocurre es porque hay un buen trabajo por parte de los diseñadores detrás. La gracia está en que en Evolve todos pueden ser cazador o cazado. Aunque seas una bestia de 7 metros de alto da igual si no juegas bien tus cartas y vas muy confiado, y aunque seáis un grupo de 4 contra 1 también dará igual si no trabajáis bien en equipo. Pese a ser asimétrico, pocos juegos más equilibrados vais a encontrar, y mucho menos que requieran, pero de verdad, la cooperación de todos los integrantes de un grupo. En un mercado saturado de multijugadores en los que la máxima parece ser “sálvese quién pueda” y lleno de de gente que vendería a su madre con tal de ser el mejor jugador de la partida, aparece Evolve para decirnos “Eh, no te pases de listo porque tú solo no eres nadie”. Y de verdad así es, y no hay nada más gratificante que ganar una ronda en equipo, porque al fin y al cabo eso es mucho más difícil que hacerlo solo en cualquier otro juego. Ahí reside la magia del juego y por la que salí de ahí diciendo “Este juego va a petarlo”.

Evolve

Entonces, ¿en qué falla Evolve? De fallar, de momento, no falla en nada, o al menos no ha mostrado sus puntos flacos en el rato que jugamos. Lo único en que puede fallar depende de los gustos del jugador y no del juego en sí. Por mi parte lo que pongo en duda es la continuidad del juego con el tiempo. Desde Turtle Rock ya comentaron que habría DLCs para alargar la vida del juego y que trabajarían en más contenido siempre que los jugadores lo demandaran. Le veo futuro en el campo de la competición y, como he dicho, me pareció divertidísimo y sería el segundo shooter multijugador, en toda mi historia con los videojuegos, que me compraría (y eso es decir mucho, ojo), pero intuyo que al final me haría falta algo más para estarlo jugando tres meses después de su lanzamiento, como ya ha pasado con títulos de características similares recientemente. Pero eso va a gustos, y el juego en sí se presenta como uno de los mayores éxitos -y de forma muy merecida- que veremos en lo que llevamos de generación -recordemos que ya ganó el Best of E3 y que también se ha llevado el mismo galardón en la Gamescom.

La cacería empezará el próximo 10 de febrero de 2015 en PS4, Xbox One y PC y os aseguro que no os la queréis perder por nada del mundo.

  1. ¡Mil gracias Gina por el texto! La verdad es que da ganas de jugar al juego, a pesar de que las coincidencias con Titanfall me hacen ser cauto en cuanto a evaluar el potencial del juego.

    Eso sí, los toques de MOBA que tiene – muchos – pueden ser un pelotazo al cruzarlos con el género FPS/shooter.

Deja un comentario