Sobre Gone Home, las horas perdidas

No tengo nada contra el género de los Walking Simulators. Al contrario, Everybody is Gone to the Rapture me parece un grandísimo juego, de las mejores experiencias que he jugado en una PS4.

gone home

Gone Home, una oportunidad perdida

Vaya eso por delante porque tengo bastante claro que el responsable de que jugar a Gone Home (Fullbright, 2013) me haya parecido, directamente, una pérdida de tiempo, no es el estilo de juego. Al contrario, las mecánicas, aunque simples, están muy afinadas, pero la excusa para el despliegue, con todos los respetos, me parece sumamente trivial.

Es complicado justificar mi opinión sin entrar en spoilers, cosa que arruinaría la experiencia de cualquier persona que tuviera la más mínima curiosidad de aventurarse a descubrir el argumento de Gone Home por ella misma. Pero quisiera dejar claro que la historia que se revela no me ha parecido lo suficientemente interesante como para justificar tanta intriga. Todo el tiempo que me he pasado rebuscando en cada esquina cartas, notas y cualquier otro atisbo de pista ha sido para revelar una trama de película de adolescentes que, seguro, tendrá su público, pero que a mi tan solo me ha parecido una colección de tópicos, sobre todo tras descubrir cómo acaba la cosa.

Gone Home y los adolescentes

Los temas tratados me parecen muy serios, que nadie me malinterprete, pero a mi personalmente no me ha aportado nada conocer el devenir de una adolescente que acaba de salir del instituto, aunque reconozco que no me faltaban ganas de seguir investigando para encontrar un giro sorprendente en los acontecimientos. Supongo que el hecho de que esté rozando los 40 y que no jugara a Gone Home en su momento tiene algo que ver, pero a día de hoy a mi me ha parecido una historia tremendamente liviana que únicamente se sustenta, en mi opinión, en la mecánica de la exploración propia del género al que pertenece, aquí, insisto, muy bien resuelta.

Si te interesan las historias humanas y cómo se tratan en videojuegos, te emplazaría a That Dragon, Cancer (Numinous Games, 2016), Fragments of Him (Sassybot, 2016) o This War of Mine (11 bit studios, 2014). Gone Home solo te lo podría recomendar si me prometes muy fuerte que echas mucho de menos Sensación de Vivir.

  1. para nada de acuerdo, a mi me parecieron (porque hay varias, cada miembro de la familia tiene la suya) unas historietas interesantes. Tambien ayuda el modo de ir descubriendolas, y la ambientación, ya que supongo que te acabas identificando más si viviste esa época con la misma edad que tenía la prota

    • Que la hermana mayor registre su casa de madrugada tras un vuelo transoceánico para buscar recortes de periódico y hojas de diario es inverosímil.

      Sobre las historias en si, lo mejor que puedo decir de ellas es que son creíbles, pero no interesantes, IMO, pero entiendo que si tenías la edad de la prota de la historia te sientas más “cerca” y te atraiga más.

      Gracias por compartir tu opinión, k.c.

Deja un comentario