Impresiones de Batman: Arkham City. Lo jugamos con su productor.

Impresiones de Batman Arkham City

La presentación de Batman: Arkham City en Madrid era una cita ineludible: la puesta en escena oficial de la nueva entrega del caballero oscuro.

Con un calor de justicia nos hemos acercado hasta las oficinas de Warner Bros en Madrid. Tras el catering de cortesía propio de todos los eventos de esta envergadura, nos han invitado a descansar en unas cómodas butacas de cine. Y cuándo nada podía ir mejor, el propio Dax Ginn, productor del juego en Rocksteady Studios entra en escena. Un tipo ultra carismático.

Batman Arkham City

La demo que nos han mostrado iba encaminada a enseñar las distintas mecánicas y nuevas características de esta secuela, empezando por el escenario que abraza a todo el juego: la ciudad de Arkham. Gigante. Un espectáculo visual de grandes proporciones. Dax ha demostrado sus dimensiones desde una azotea donde transcurrió el anterior juego: el Asilo Arkham. Un minúsculo punto entre la niebla y las luces en la inmesidad de la ciudad, con una luna resplandeciente de fondo. Puro espectáculo.

La demostración ha continuado con el movimiento de Batman. Acostumbrados a movernos por pasillos y pequeñas áreas abiertas, aquí la cosa cambia considerablemente. Batman tiene ante sus pies una extensa ciudad repleta de altos edificios, azoteas y salientes. Ahora vuela que se las pela. Planea, cae en picado y todo con una estabilidad muy cinematográfica.

Combates. Parecía imposible mejorar el sistema free flow de Batman: Arkham Asylum. La verdad es que lo he visto bastante parecido, pero con golpes finales más adultos y violentos. Todo un poco más serio. Ahora va al cuello, a la entrepierna, espalda y cabeza cruelmente, ya sea abalanzándose desde arriba o impulsado por su Bat gancho. Antes los combates tenían un número máximo de enemigos en pantalla, 12 para ser más exactos. Hoy por hoy en la ciudad de Arkham podrás arreglar tus diferencias con 28 personajes simultáneamente.

Batman Arkham City

De pronto, nos muestran una pareja de gatitos en la azotea de un edificio. Bien, pues cada vez que veamos a los mininos, podremos dejar de ser por un momento el murciélago para pasar a ser Catwoman. Todos hemos visto con nuestros propios ojos que la ladrona de joyas más famosa de DC Comics, se mueve con mucha más agilidad si cabe que Batman, haciendo uso de su látigo y desplazándose sigilosamente por las paredes en >una misión en la que roba las llaves a unos guardias que custodian una caja fuerte sin emplear la violencia para ello. Las misiones de Catwoman son el 10% del juego y a diferencia de la historia principal iremos en contra de la ley y el orden, haciendo pequeñas faenas y hurtos. Nos han confirmado que aunque secundarias, estarán enlazadas con la historia.

Muchos de los villanos estarán presentes en esta entrega: Dos Caras, Joker, El Pinguino, Enigma y Harley Quinn entre otros. He podido ver al Pingüino en vivo y en directo en su cuartel general: un museo abandonado muy bien recreado. Parece que ha pasado día mejores, te cuesta creer que es el gran villano de Batman. Ahora tiene en lugar de su característico monóculo, el fondo de una botella incrustado en la cuenca de su ojo. Muy underground y desmejorado, la verdad.

¿Qué pasa con Robin? Tim Drake estará presente exclusivamente en los mapas desafío, aumentado las 25 horas del juego y dando un poco más de vida al juego, pudiendo manejar un personaje totalmente distinto. El señor Ginn explicó que les ha parecido genial trabajar con ese personaje y a título personal, me huele a que existirá un capítulo descargable con Robin o algo parecido. Cuando le han preguntado por la existencia de futuros DLC ha puesto una cara de: “el juego os va a costar 15 euros más en los próximos meses”. Las cosas como son.

Batman Arkham City

El primer vistazo a Batman Arkham City no ha podido ser más positivo. Despertará admiración tanto en fans del Caballero Oscuro, como en amantes de la acción y las aventuras. Larga será la espera hasta el 21 de Octubre de este año.

[nggallery id=15]

Deja un comentario